Raquel R. Gallagher - No me quieras

Valoración:

Crítica realizada por Olalla Pons

¿Cómo empezar?

Lo cierto es que, quien me conoce, sabrá que mis gustos literarios son muy especiales. Me gustan las historias arriesgadas, valientes, comprometidas. Y sin lugar a dudas, "No me quieras" es una de ellas.

Pero no solo eso. La trama, a pesar de ser sencilla, está adornada con una prosa excepcional. Sí, digo excepcional porque Raquel R. Gallagher es capaz de hacer hermosa una historia terrible con su estilo cuidado y elegante. La forma que tiene de describir escenas terribles con la distinción de una de las más grandes, es digna de admirar, y por qué no decirlo, de envidiar. Ojalá yo pudiera ser capaz de hacer algo así.

Los personajes me han fascinado. Sobre todo Alex (El malo). Me encantan los buenos villanos, y considero dificilísimo llegar a crear un personaje de tales características con éxito. Porque muchas veces los escritores nos centramos más en los protagonistas y al final eso acaba notándose en un malo de corta y pega. Alex es odioso. Es un imbécil, un maltratador, un posesivo y muy muy cruel. Un cerdo, perdonadme la palabrota. Cuando él entra en escena, logra ponerte los vellos de punta, llegas a odiarlo con todo tu ser, incluso se te revuelve el estómago con sus actos. Te pones en la piel de la protagonista, sientes su miedo y su terror. Y eso es muy difícil de lograr. Raquel consigue con elegante maestría trasmitir estos sentimientos y sensaciones, cuando otros muchos autores solo consiguen que nos riamos de los "Malos" que a veces son hasta ridículos, y que muchas veces parecen que los hayan colocado en la novela solo para alimentar la trama o dar giros inesperados. Para mí, un buen antagonista es tan importante como un buen protagonista. Los dos se complementan y el uno no podría existir sin el otro.

Clara es la protagonista, y la víctima de Alex. Es una mujer maltratada, que se ve anulada por el imbécil de su novio (al que odio profundamente). Pero a su vez es valiente, y logra finalmente, a pesar de tenerlo todo en contra, deshacerse de él. (O al menos por el momento, pues la historia queda abierta a una segunda parte en la que Alex, con total seguridad, la seguirá hasta el fin del mundo, tal es el nivel de posesividad que tiene para con ella) La autora consigue de nuevo, por medio de Clara, hacer sentir al lector el terror más absoluto, la pena más insondable, y la rabia más profunda y detestable.

Pero cuando conoce a Hugo, el ángel que la salva del infierno en el que ella se ve incapaz de salir por sí misma, también consigue que nos enamoremos de forma irremediable, que alberguemos esperanza, que sonriamos enternecidos ante las preciosas escenas de amor y ternura que nos regala. Porque en medio de tanta maldad, el amor es un regalo precioso, y de nuevo, la exquisita pluma de Raquel nos transporta, nos hace soñar, nos conmueve.

Y por último, tenemos a Lenny, la mejor amiga de Clara y el personaje secundario por excelencia. Decir de ella que, personalmente, habría esperado más en cuanto a su comportamiento con respecto al maltrato que sufre Clara, pues es conocedora del sufrimiento de su amiga y si yo hubiera sido ella (aunque a lo mejor hablo demasiado rápido y tendría que verme en situación) lo habría denunciado a la policía a la primera. Sin embargo, Lenny me ha arrancado también sonrisas una detrás de otra. Me encanta el toque de personalidad desenfrenada y marchosa que le ha dado a la historia, y al igual que a Clara, ha logrado arrancarme más de una carcajada. Por cierto, apuntar que la escena "del cuchillo jamonero" estuvo genial.

¿El punto negativo? Solo que, aunque es una historia auto-conclusiva, la autora deja un final abierto que con total seguridad aclarará en la segunda y tercera parte. Pero más que un inconveniente, es otro acierto. Pues yo me he quedado con ganas de más.

En definitiva, No me quieras es una historia real, escrita de forma muy elegante, y cargada de sentimientos que nos hacen suspirar. Como dicen Alejandro Sanz y José Mercé en La Voz, "hace pupa"

 

Crítica realizada por MaRtA_11

En cuanto leí las palabras claves que aparecen en la portada - New Adult- no pude evitar hacer 'click' para comprarlo. La sinopsis prometía y el interior no me ha defraudado.
La autora profundiza mucho en las emociones y sentimientos de los protagonistas, sobre todo en relación con Clara, cierto es que la historia lo pide, la joven muchacha vive en un auténtico infierno. Por las noches se duerme contando las lágrimas que derrama, por las mañanas la humedad persiste.
Con diecinueve años la adolescente ha pasado por todo, los golpes de la vida la enseñaron a no confiar en nada ni nadie, en convertirse en una sombra y pasar desapercibida. Siempre pensó haber conseguido su objetivo pero Hugo la tiene muy presente, desde hace años. Le es imposible olvidar a aquella chica sencilla, tímida y torpe, escondida tras su larga melena, huidiza y poco habladora. Durante un tiempo, Hugo intenta acercarse a Clara, pero es difícil, ella ni tan siquiera sabe que existe, basta decir que tampoco sabe que comparten muchas asignaturas de la carrera.
No me quieras es una novela dura, realmente dura y en ocasiones cruel. La autora describe todo con pelos y señales, consiguiendo erizar el vello de los lectores, es imposible no sentir pena por la protagonista. En algún momento quise meterme en el libro y gritarle: ¡Sal de ahí YAAA! Menos mal que Hugo y Lenny me echaron un cable.
En esta novela -que se lee en un suspiro-, encontraréis un torbellino de sentimientos, veremos cómo la protagonista lucha con su fuero interno, intenta poco a poco conseguir la personalidad que antaño fue doblegada, adquiriendo con ayuda de Hugo seguridad en sí misma; y sobre todo, cómo alcanza a atisbar la libertad. Pero no será fácil y sola no lo podrá hacer ¿Conseguirá confiar en alguien lo suficiente?
Los golpes físicos quebrantan y maltratan el cuerpo de uno, dañan, pero con suerte al cabo de unos meses desaparecen. Pero el dolor físico y emocional permanece en el cuerpo como un veneno, consiguiendo que poco a poco su huésped desaparezca de por vida. Clara llegó a ser una cáscara vacía.
Creo que todos hemos sentido dolor y lástima por Clara; ternura y simpatía por Hugo; y odio y rencor para Álex. Es difícil que un lector sienta a través de las letras, así que podéis imaginaros que Raquel es una buena escritora, consigue trasmitir todas las emociones que atraviesan los personajes.
El único pero que puedo poner es que se me quedó corta, me hubiese encantado leer más escenas entre Hugo y Clara, sobre todo para ver cómo poco a poco ella iba depositando su confianza en él. Aunque dadas las circunstancias... es normal que Clara se apoyara tan rápido en Hugo. ¡Menos mal que su histroia continúa! Espero poder leerla pronto.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |