Raquel de la Morena - ¿Quién diablos eres?

Crítica realizada por Rocío DC

Alicia de la Vega, una joven periodista de origen español que vive en Nueva York con su madre y su hermana, comienza a trabajar para una revista especializada en fenómenos paranormales. Junto a un enigmático fotógrafo, se enfrentará a misteriosos casos sobrenaturales que pondrán a prueba su escepticismo: descubrirá que las historias de casas embrujadas, exorcismos, maldiciones y vampiros esconden más verdad de la que jamás imaginó. De hecho, ella será la única capaz de ver al fantasma de un joven amnésico de aspecto decimonónico, llamado Duncan, por quien pronto empezará a sentir una fuerte atracción. 
 
¿Quién es él? ¿Qué vínculo los une? Para hallar las respuestas, Alicia emprenderá un apasionante viaje a través del espacio y del tiempo hasta la Escocia del siglo XIX. En su camino se cruzará con las huellas de personajes históricos como Jane Austen, Oscar Wilde o sir Walter Scott. 

Esta es una de esas críticas que disfruto hacer por lo que me ha encantado la novela, y a la vez de las que más difíciles me resultan. Así que intentaré expresar mi opinión lo mejor que pueda, pero con la garantía de no desvelar nada. Tarea difícil la mía.

Ya descubrí la pluma de Raquel de la Morena con su novela anterior y me fascinó. Cuando supe que había ganado el quinto premio del certamen Titania no me extrañó en absoluto, y tuve claro que íbamos a tener una gran historia. Pero lo que no sospeché, ilusa de mí, es la magnitud de esta novela.

¿Quién diablos eres? es una novela brutal, fascinante, adictiva, sumamente interesante y tremendamente buena. Además de contener una trama compleja, entretenida, diferente, mágica, apasionante, intrigante, dulce, divertida, romántica... Seguiría con mil adjetivos más que la vanagloriarse, pero no quiero parecer pesada.

La novela nos cuenta la historia de Alicia. Una joven de origen español, pero que la vida ha llevado a Nueva York, donde vive con su madre y su hermana. La vida de Alicia es normal y rutinaria en todos los sentidos, hasta que comienza a trabajar en una revista sobre fenómenos paranormales. Alicia comienza a ser protagonista de una serie de visiones y sucesos que harán de su vida una auténtica aventura.

No puedo contar mucho de la novela. El que haya leído la sinopsis ya sabrá que se trata de una novela muy diferente, ya que sus ingredientes son varios y diversos dentro de la misma historia romántica; tiene su parte paranormal, de fantasía y suspense.

La novela, además, en realidad está dividida en dos. Es un libro extenso, que se lee con una fluidez perfecta y que mantiene la intriga y las ganas de principio a fin, porque contiene la primera y segunda parte de la historia. Algo que personalmente agradezco tanto a la autora como a la editorial, lo considero un detalle para los lectores.

Sí, la novela está contada en dos partes, y ¡a cuál más intensa!

La narrativa de la autora es una auténtica maravilla. Hay que alabar el gran trabajo que ha llevado a cabo para escribir esta novela. Hilvanar tantos detalles me parece admirable y muy complicado. Hacer que una novela de casi setecientas páginas se haga corta, por decirlo así, es casi imposible, consiguiendo además no caer en la pesadez y manteniendo al lector pegado a sus páginas sin querer ni respirar.
Y ella lo ha conseguido. Todo esto y más.

La ambientación está perfectamente descrita. Raquel me ha hecho ver todo lo que contaba a la perfección y viajar por lugares que me apasionan, a la vez que me adentraba en un tema que me atrae, me intriga, me apasiona y me intimida a partes iguales.

La parte sentimental de la historia ha sido brutal. Lo que me ha transmitido a través de los personajes no lo olvidaré nunca. Y es no es para menos, Alicia y Duncan me han robado el corazón completamente y sin darme cuenta. ¡Qué historia tan especial la suya!

Quiero destacar algunos de los personajes secundarios, que son varios y muy importantes. Sobre todo Jackson y Percy, de los cuales me haría enormemente feliz si algún día la autora nos concediera sus historias.

Creo que poco más me queda que añadir, o al menos no sin meter la pata, porque contaría mucho, ¡muchísimo!

La novela tiene temas para hablar largo y tendido sobre ella, pero no es lo justo. Es una historia que merece ser leída y descubierta por uno mismo. Yo solo me limito a asegurar que al que la lea, no le dejará indiferente.

Gracias Raquel. Y enhorabuena por tan merecido premio. Deseando volver a leerte.

 

Crítica realizada por Judith Torquemada

Poco a poco, Raquel de la Morena va confirmándose como una autora en la que podemos confiar para disfrutar de historias apasionadas con las que vivir un buen romance, encuadrado además en escenarios de cuento que multiplican las emociones y los sentimientos que viviríamos igualmente a través de los personajes.

De su mano, nos trasladamos de nuevo a esa Escocia que tan bien conoce, aunque antes haremos dos paradas: Nueva York y París. En la primera ciudad, descubriremos a Alicia de la Vega, una joven periodista que comienza a trabajar en una revista especializada en fenómenos paranormales. Su contacto con otros mundos le permitirá descubrir una historia que tiene como protagonista a un joven fantasma llamado Duncan, que no recuerda quién es, de dónde viene ni tampoco por qué una extraña luz le conduce de manera constante hasta ella, hasta Alicia.

La joven tiene que lidiar con lo que este fantasma busca en ella, con lo que ella empieza a buscar en él y también con un descubrimiento sobre sí misma que altera el universo que ha conocido hasta el momento. Y, por supuesto, tiene que lidiar con el nacimiento del amor, un amor mucho más intenso de lo que jamás había imaginado para sí misma. Las dudas, las inseguridades, incluso los celos que surgen a partir de éste condicionan buena parte de sus actos, pero Alicia es sobre todo una mujer con muchas ganas de enfrentarse a los obstáculos que le impiden vivir la vida que quiere vivir.

A través de la protagonista y una curiosa amistad que empieza a surgir con Duncan, descubrimos una historia de dolor y desconfianza asentada en la Escocia del siglo XIX, pero también con ella comprenderemos que hay amores que pueden sobrevivir al paso del tiempo, en el sentido más literal de la expresión. Son muchas las sorpresas que nos aguardan en esta historia que está escrita tan bien como puede esperarse. Raquel de la Morena tiene mucha sensibilidad y el pulso necesario para escribir historias que se cuecen a fuego lento, sin que por ello lleguen a resultar pesadas. Sí es cierto que la segunda parte de este '¿Quién diablos eres?' puede ser más pausada que sus primeros compases, frenéticos, pero la escritora sabe jugar bien con elementos narrativos que evidentemente domina para ganarse de nuevo la atención del lector, si es que en algún momento la hubiera perdido.

El cariño que uno comienza a sentir por una Alicia valiente, de mente abierta, inteligente, resolutiva y bondadosa es un ancla más que suficiente para querer saber en qué termina todo. Duncan es el compañero perfecto para la joven, y entre ellos surge de inmediato una atracción que vamos descubriendo a través de una Alicia confundida pero dispuesta a afrontar los sucesos que van teniendo lugar. La historia del pasado, que por momentos se convierte en nuestro presente y que podría funcionar por sí misma como una historia independiente, interesa de igual manera. Esta alternancia entre pasado y presente, el misterio que encierra el primero y la atención que nos pide el segundo, sumado a un viaje por el mundo de lo más apasionante, con secundarios tan fantásticos como Jackson o Alejandro, hacen de este '¿Quién diablos eres?' un auténtico viaje.

Un viaje en el que las sorpresas, que no desvelaré en estas líneas, están garantizadas. Hacia la mitad de la narración hay un giro con mucho sentido, muy emocionante y que abre un sinfín de posibilidades. A partir de éste, también antes, Raquel nos invita a vivir una historia donde los elementos sobrenaturales, de los que se nota que disfruta, tienen un papel fundamental y son tratados con naturalidad y buen gusto, partiendo, supongo, de una gran documentación. Pero sobre todo nos invita a disfrutar de una historia de amor, de una historia de amor dentro de esa historia de amor, de la posibilidad de reflexionar sobre el amor eterno, la lealtad y la lucha por lo que queremos.

'¿Quién diablos eres?' es una novela emocionante, divertida y muy actual, aunque no se olvida de la novela romántica-histórica al uso con ese viaje al pasado. Sus personajes están bien construidos, tienen una personalidad definida y nos conquistan sin esfuerzo, naciendo como nacen de una de las mejores plumas que tenemos hoy en día en España.

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |