RaeAnne Thayne - Amor esquivo

7.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Rosamoni

Cuarta entrega de la serie Cold Creek

Jenna Wheeler es una joven viuda con cuatro hijos, tras la muerte de su marido tuvo que hacer frente a grandes deudas que le han obligado a vender el rancho de la familia a un empresario millonario, solamente una pequeña parcela en una esquina del rancho es lo que ha podido salvar de su patrimonio, pero tiene cuatro hijos por los que luchar, es una mujer fuerte y además está empezando un negocio de catering, pero todo debe quedar a un lado ante su mayor prioridad; darles una maravillosa navidad a sus pequeños, pero el dinero manda y cuando le proponen ganar tanto dinero por dos días de trabajo no puede hacer otra cosa más que aceptar aunque el trabajo venga de su estirado vecino y ahora propietario del rancho.

Carson McRaven es un empresario del mundo de la tecnología, millonario y hecho a sí mismo su vida son los negocios y nada más, sin nadie en el mundo su mayor virtud no es relacionarse con la gente y mucho menos con su vecina y con sus revoltosos hijos que cada vez que se descuida están invadiendo su propiedad con alguna nueva travesura, pero cuando todo se complica debe acudir a quien menos esperaba, ¿conseguirá sobrevivir a esas fieras y a su dulce madre?

Me ha encantado, he disfrutado un montón, me he reido, se me ha soltado alguna que otra lagrimita y me he encontrado una historia que no esperaba.

Quizas no sea original pero me ha parecido una historia preciosa, partimos del tema trillado de la navidad, una joven viuda con cuatro hijos y muy poco dinero y el soltero solitario pero con mucho dinero, pero contada de una forma que engancha.

Jenna se siente atraída por su vecino, ella amaba a su marido y durante estos dos años se ha dedicado en cuerpo y alma a sus hijos, pero cuando varias circunstancias hacen que ella y Carson tengan que ayudarse mutuamente la pasión y el amor van a surgir donde menos lo esperas.

Carson es un solitario, con una dura vida vivida se ha hecho a si mismo, para él lo único que importa es el trabajo y el dinero y no sabe lo que es la familia, el sentimiento de protección, de amor, de lealtad y de sencillo afecto que la rodea y poco a poco Jenna con su dulzura y su fortaleza y sus hijos con esa inocencia que tienen los niños van a ir llegando a su corazón.

He disfrutado un montón de esos tres diablillos, divertidos, tiernos, dulces, inocentes, y me imaginaba en el lugar de Jenna y se me ponían los pelos de punta, me han arrancado mas de una carcajada, y la pequeña de la casa le ha aportado ese punto de dulzura que ha puesto la guinda del pastel.

Es un libro de los que te hacen desear disfrutar la navidad.

Valoración: Muy bueno.

 

Crítica realizada por Anasy

En verano cuando apenas hay novedades y apatece leer cosas más ligeras, los harlequines son una buena opción, pero nunca me había dado una atracón tan grande de ellos como este año. La parta buena de eso es que a veces das con alguna autora que te sorprende como me ha pasado a mi con este libro, el primero que me leo de Raenne Thayne y que no será el último, porque siendo un harlequín y lo que eso conlleva, me ha hecho pasar un rato muy agradable.

Jenna Wheeler es una joven viuda madre de cuatro hijos, el mayor Hayden de sólo diez años al que siguen Drew, Kip y la pequeña Jolie de apenas dos años. Cuando su marido Joe muere un par de años atrás, Jenna queda en una situación económica muy mala que le hace vender el rancho familiar de su marido a un gran empresario de ciudad, Carson McRaven, reservándose para ella y sus hijos una pequeña parcela con una casita pequeña en los terrenos del rancho.

Carson tiene sus oficinas en San Francisco pero en cuanto puede se escapa a su nuevo rancho que lleva diez meses reformando y mejorando. Es un hombre solitario y sin familia que vive para su trabajo y que ve muy molesto a los pequeños Wheeler que siempre están haciendo alguna trastada en sus terrenos.

La gente toma a Carson por un ricachón que le sacó su rancho a la pobre Jenna, no ven con buenos ojos los nuevos métodos agrícolas que intenta llevar a cabo aunque a él parece importanle bien poco, con una infancia y adolescencia difícil, todo lo que tiene lo ha conseguido con esfuerzo y sudor y no le importa la aparente soledad en los que pasa sus días. Hasta que los molestos Wheeler se van colando poco a poco en su vida.

Jenna siempre estuvo enamorado de su marido, pero después del accidente tuvo que sobreponerse para sacar adelante a sus hijos, tiene un negocio de catering que prospera poco a poco, cuenta con amigos y alguna familia que le pueden echar una mano de vez en cuando con los niños. Su relación con Carson es más bien fría pues es un tipo arrogante que siempre le está recordando que mantenga a sus hijos lejos de su casa, sin embargo esas Navidades prometen ser diferentes para todos.

Carson contrata a Jenna para dar un par de comidas en su casa y poco a poco se va metiendo en la vida de los revoltosos chicos Wheeler que le roban el corazón, lo mismo que su preciosa madre.

Es una historia corta que se lee rápido y del tirón, es un harlequín y por lo tanto no hay gran profundidad ni es una historia espectacular, pero me ha gustado mucho los niños Wheeler y como Carson se va acostumbrando a lidiar con pequeñas personitas cuando hasta hacía poco no quería saber nada de niños ni de matrimonios.

Bueno.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |