Rachel Gibson - Daisy vuelve a casa

Critica realizada por Mariam

El regreso de Daisy Lee a Lovett, la pequeña ciudad de Texas que la vio crecer, está envuelto de rumores y habladurías. Quince años atrás se marchó sin demasiadas explicaciones. Ahora ha vuelto para confesar la verdad de su huida a Jackson Lamott Parrish, el que fuera el chico malo de la ciudad y su gran amor.

Jack no tiene el menor deseo en ver y mucho menos en hablar con Daisy, pero ésta no ceja en su empeño: lo persigue a todas partes haciéndose la encontradiza o simple y llanamente lo busca.

A su pesar, Jack descubre que aun con quince años más, Daisy sigue siendo una joven sexy y encantadora. No en vano él le entregó su corazón, pero ella lo pisoteó marchándose con su mejor amigo a Seattle. Tras la muerte de Steve, su antiguo amigo, Daisy parece determinada a confesarle algo que Jack no tiene el menor interés en oír.

Teme que si le permite acercarse demasiado, todos los sentimientos que ha escondido, negado u olvidado durante años vuelvan a surgir a la superficie y no está dispuesto a dejar que Daisy Lee vuelve a humillarlo.

Por su parte, Daisy está decidida a enfrentar las consecuencias de las decisiones que tomó en su juventud. En aquellos momentos creyó que era lo más acertado, pero las dudas la han corroído durante años. Tras la muerte de Steve, decide enfrentar cara a cara a sus demonios y al hombre que un día lo significó todo para ella: Jack Parrish.

Daisy regresa a casa es una novela que habla sobre segundas oportunidades. Daisy y Jack se conocieron de niños, se enamoraron durante su adolescencia en un amor que marcó la vida de ambos. Pero las dudas, la inmadurez y el miedo dieron al traste con aquella relación. Daisy abandonó Lovett dejando atrás a Jack y llevándose consigo un secreto que necesita dar a conocer.

Para Jack la herida de aquella traición sigue abierta y se muestra implacable contra Daisy, aunque su voluntad flaquee y descubre que sigue siendo incapaz de resistirse a Daisy Lee...

Sin ser la mejor de las novelas de Rachel Gibson, Daisy vuelve a casa es una novela de lectura ágil y amena, cuyos protagonistas tienen un carácter fuerte que traspasa el papel.

Jack fue el típico chico malo, rebelde y despreocupado, hasta que el destino puso ante él una dura prueba que le empujó a madurar a marchas forzadas. En el proceso perdió a Daisy quien, fruto de su inmadurez tampoco supo afrontar la situación y huyó de la ciudad sin confesar algo de vital importancia a Jack.

Daisy es una joven que tomó una decisión que marcó no sólo su vida, sino la de Jack y Steve. Los tres fueron un trío de amigos inseparables hasta que la llegada de la adolescencia convirtió la amistad en amor y ambos jóvenes se enamoraron de ella. Daisy se enamoró de Jack pero finalmente se marchó con Steve y eso puso un punto y final a su relación con Jack y a la amistad entre los chicos.

Sinceramente, en mi opinión, la actitud de Daisy me parece la de una joven asustada e inmadura que hace que el lector no le tome precisamente cariño (como es mi caso), pero Rachel Gibson nos dibuja a una mujer con sus virtudes y defectos, nos muestra cómo ha madurado y crecido y, en última instancia, nos lleva a "entenderla" aunque no necesariamente a respaldarla.

Daisy es un personaje que, durante la lectura, me llevó a posicionarme del lado de Jack, pero que pese a ello se me hizo querer y, una vez regresa a Lovett, el día a día hace que se redima y como digo antes, la puedas llegar a entender en cierto modo.

La relación entre Daisy y Jack destila química, pasión y sentimientos encontrados. Dividido entre el amor y el odio, Jack trata de despreciarla para acabar nuevamente enamorado de ella, al igual que Daisy de él. Pero las mentiras y secretos del pasado siguen estando ahí, como un muro entre ambos, y esos mismos pueden volver a separarlos.

Al margen de Daisy y Jack existe todo un plantel de secundarios muy variado: desde Lily, la alocada hermana de Daisy, que pasa por un divorcio de un modo un tanto desquiciado y cuya actitud las arrastra a situaciones esperpénticas y ridículas que arrancan unas buenas carcajadas durante la lectura; a Louella, la madre de Daisy y Lily, una mujer locuaz y de ideas firmes cuya cháchara resulta agotadora hasta el cansancio, pasando por el joven Nathan cuyo papel es primordial en la vida de Daisy y Jack, Billy, el hermano de Jack, Ronnie o Kelly alias "la lagarta" entre otros...

Uno de los aspectos que más me gustan de las novelas de Rachel Gibson, aparte de las tramas ágiles, desenfadadas pero intensas que crea, son sus personajes. Puedes identificarte o entenderlos más o menos, pero siempre dejan esa sensación de cercanía, de realidad. Creo que reflejan a personas reales, como las que conocemos a diario y mientras de sumerges en la lectura pasas a formar parte de esa comunidad, esa ciudad. En este caso de Lovett, ves las casas con jardines y flamencos de plástico rosa, o entras al taller de los hermanos Parrish.

Es un sensación de proximidad que creo atrapa.

Sin duda, Jane juega y gana es, y sigue siendo, mi novela preferida de esta autora, pero Daisy vuelve a casa es una novela intensa, ágil y divertida. Pese a que creo no es tan bien valorada como otras novelas publicadas anteriormente, a mí me gusta porque narra una historia que, aunque puedas no comprender la manera de actuar de su protagonista, es cercana y muestra a personas imperfectas que se equivocan, tratar de rectificar y seguir adelante.

En cualquier caso la recomiendo a las fans incondicionales de Rachel Gibson.

Crítica realizada por paciencia68

Daisy y Jackson Parrish se conocen desde niños, y junto con Steve , el marido fallecido de Daisy pasaron mucho tiempo juntos, por eso el desenlace de la amistad que los unía no pudo tener peor final. A pesar del tiempo transcurrido hay cosas que no se dijeron, que quedaron ocultas, y que ya es tiempo que salgan a la luz, o al menos eso es lo que Daisy piensa, pero va a descubrir que contarle a Jack lo que quiere no será fácil, porque él se opone a tratar con ella, la esquiva a cada rato, y nunca encuentran el momento adecuado para ir destapando el pasado.

Han pasado quince años y Daisy encuentra al llegar a Lovett que casi todo continúa igual, todo excepto Jack, que la mira como si la odiase, que le impide acercarse a él, cuando ella NECESITA contarle algo para poder continuar con la vida que ha forjado en estos años. A pesar de su comportamiento con Jack, y de lo que hizo en el pasado, Daisy es un personaje que no me ha disgustado, desde luego no es una chica dulce y buena, sino una mujer que ha cometido muchos errores, que tomó decisiones sin medir las consecuencias y que de alguna forma no tenía claro lo que quería, y aún así, en determinados momentos entendí porqué hizo lo que hizo, y conseguí acercarme al personaje sin "odiarla". No comparto su forma de actuar, pero también es cierto que la comprendo.

Pero quien realmente me ha llegado al corazón y me ha hecho llorar ha sido Jack. En una primera lectura parece que la autora va a presentarnos al típico "playboy" preocupado únicamente por ligar y sumar conquistas, y sin embargo al paso de cada página vamos descubriendo un hombre tan sensible que no ha podido superar un pasado que preferiría olvidar. Jack es la tipica persona que lleva permanentemente un "escudo" que impide que los demás lleguen a conocer sus sentimientos y el porqué actúa de una u otra manera. Y sin embargo es tan duro por fuera, como blando por dentro, y no queda más remedio que encariñarse con él, sufrir cuando descubre cosas de su pasado que ni siquiera podía intuir, y lo peor ,sufrir porque sabe que no podrá cambiarlas. Aquí es francamente donde más se me ha atragantado Daisy, cuanto más sufría Jack, más me enfadaba con ella.

Por otra parte los encuentros entre Daisy y Jack, están cargados de tensión sexual, ni el odio, ni el engaño, ni el daño inflingido en el pasado, consiguen ocultar esa profunda atracción entre ambos, esa necesidad de fundirse en uno... me encantaron esos momentos entre ellos.

Es un libro duro, intenso, con una temática y un planteamiento muy crudos, que estoy segura que no todo el mundo puede disfrutar, por eso no me atrevo a aconsejar el libro, sé que muchas lectoras "odiarán" a Daisy. Y aún cuando la considero culpable de lo ocurrido, no es menos cierto que Steve tuvo mucho que ver en el desarrollo de los hechos, y se aprovechó de determinadas circunstancias para lograr lo que quería. La única persona "inocente" en este juego del destino es Jack, aunque él crea que ha tenido parte de culpa.

Desde mi punto de vista, uno de los mejores libros de Rachel Gibson. Sólo puedo decir que este libro me ha ENCANTADO, los protagonistas, la historia, el desarrollo, nuevamente descubro un libro maravilloso después de resistirme a leerlo durante muchisimo tiempo. Si os animáis a leerlo, espero que os guste tanto como a mí.

Nota : 5/5. Muy bueno.

------------------------------------

Crítica realizada por LADYWILD

Puede contener spoilers.

Anoche lo terminé de leer, es la primera vez que leo algo de esta autora, pero desde luego el libro me ha encantado.

Por una parte el tema me parece de lo más escabroso aunque muy posible. Daisy se bloqueó por el terror de ser rechazada por Jack, que pasaba un momento fatal, pero eso no justifica lo que hizo. Pero, para mi, es peor la actitud de Steven porque se aprovecha de la situación descaradamente, se venga de que Daisy y Jack tuvieran una relación a sus espaldas, de forma muy cruel, aprovechando la debilidad de Daisy y la ignorancia de Jack. En la carta parece que, a causa de su enfermedad hace un examen de su vida y pero no siento que se arrepienta de lo que hizo , sino, más bien, que desea poner paz en su conciencia. Desde luego en la vida real y en el lugar de Jack no sé si hubiera sido capaz de perdonar: 15 años son muchos años y perderte TODA la infancia de tu hijo y eso me parece superheavy.

Daisy tengo la sensación de que se deja llevar durante ese tiempo y se acomoda a su situación, viendo que Steven es un padre para Nathan y que son felices no se posiciona en el lugar de Jack hasta que vuelve, le ve, y empieza a digerir lo que ha hecho. Creo que levanta una burbuja alrededor y se aisla de su lugar de origen y de los sentimientos por Jack. Yo no la odio como habéis dicho algunas, tampoco la justifico desde luego, pero creo que es posible.

Pero en lo que la mayoría estamos de acuerdo es en que Jack es una auténtica bomba de hombre desde el físico imponente que se nos describe hasta el enorme corazón que demuestra tener, pasando por un sentido del humor irónico genial y una sensualidad y sexualidad a flor de piel que pone los pelos de punta.

La escena del coche es genial, pero la de la silla no se queda corta. Ni el resto que se describen, para mi, con una sensualidad y realismo muy buenos. Creo que son escenas fácilmente "imaginables" en la vida real y eso me ha encantado.

Las descripciones del ambiente, los personajes, las casas, las situaciones... me han gustado mucho porque, además, me han picado, hasta el punto de buscar información en internet, y estoy a punto de vestirme en plan tejano con sombrero y todo.

Prometo hacerme con más libros de esta autora, y espero que no sean tan frívolos como se comenta, porque realmente este me ha gustado muuuucho.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |