Rachel Bailey - Una esposa comprada

Crítica realizada por Teresa

A ver, empiezo diciendo que no me he aburrido con esta novela, pero que tampoco es una de esas que voy a guardar en mi librería entre mis libros preferidos. Dicho esto, voy a aclarar un poco el comentario.

Lily y Blakely han sido amantes, han estado algunos meses de romance, pero de un romance sin más compromisos que el de la mutua compañía. Ni él quiere casarse ni ella tampoco.

Damon es un hombre rico, un magnate. Tiene todo lo que puede desear pero se da cuenta de que hay algo que le falta: un heredero que lleve su apellido. Y le queda poco tiempo. Por eso piensa en Lily, porque es la mujer perfecta, una increíble amante y puede darle un hijo. No espera, desde luego, que ella ya esté esperando uno y que, a causa de eso, le haga una proposición que le deja atónito.

Lily es una mujer independiente y fuerte que no quiere casarse porque sí. La relación que ha mantenido con Damon, sin embargo, la pone en una difícil situación al darse cuenta de que espera un hijo de él. Aunque su intención no es atarse a nadie, sabe que no puede negarle un heredero a Damon, él tiene su derechos, a fin de cuentas es algo que han creado entre los dos. Y tampoco puede negarle al hijo que tenga sus derechos hereditarios a una fortuna cuantiosa. Por eso decide contarle todo a Damon y se presenta ante él sin avisar.

La propuesta que hace la protagonista no es tan insólita como parece, ya la hemos visto en otras novelas, o hemos leído alguna semejante. Puede que Lily parezca algo fría actuando como actúa, pero no lo es, simplemente quiere hacer las cosas correctamente. Ha cometido un error, el error de quedase embarazada, pero sabe que ni Damon ni el bebé deben pagar las consecuencias. Eso sí, no tiene intenciones de compartir su vida con un hombre que siempre ha estado más pendiente de sus negocios que de ella. Por lo tanto, el matrimonio será solamente de palabra, pero no de hecho.

Los protagonistas han tenido infancias bastante dispares. Damon fue criado por unos tíos con fortuna pero desapegados y crueles, que fueron los que quedaron con su custodia tras fallecer sus progenitores. Y uno de sus objetivos es vengarse del modo en que lo trataron. Pero tiene un objetivo prioritario: quedarse con la fortuna que le corresponde. Para ello debe acatar las condiciones de su tío y son tener hijos pero estando debidamente casado. Y debe hacerlo antes de que el tío muera, por eso le queda poco tiempo.

Lily, por el contrario, ha tenido una infancia feliz aunque con apuros económicos. Su principal preocupación es cuidar de su abuela, que está enferma, y que es la persona que la ha criado. Por otro lado no se fía de Damon, porque está convencida de que es un hombre egoísta.

Me ha cansado un poco la reiteración de la protagonista dando vueltas a no dejarse seducir por Damon. Desde luego que cae en esa seducción, pero sigue pensando en hacerse fuerte.

Quitando este punto, los personajes están bien plasmados, son dos personas cultas que puede discutir sobre pintura (esa parte sí me ha gustado bastante), y ambos pueden dedicarse por sí solos a trabajar, ya que la protagonista tiene un doctorado y lleva una galería de arte. Particularmente me gustan ese tipo de mujeres independientes y hechas a sí mismas. Eso sí, como héroe y heroína no han acabado de convencerme demasiado.

Una novela que sirve para pasar un rato agradable siempre que no se busque más allá de lo que hay.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |