Pierre Choderlos de Laclos - Las amistades peligrosas

Crítica realizada por Savannah990

La marquesa de Merteuil es una viuda depravada que sabe encubrir su mala conducta; ha mantenido relaciones de amistad con el vizconde de Valmont, su ex amante, seductor de profesión. Para vengarse de otro antiguo amante que se prepara a casarse con una joven apenas salida del colegio, la señorita Cécile de Volanges, y que anticipadamente se alaba de quedar inmune de desgracias conyugales, la Marquesa incita a Valmont a seducir a la jovencita.

Una novela de intrigas amorosas, desengaños, infidelidades y pérdida de la inocencia, con esto se podría resumir esta novela envuelta en unos imposibles e invisibles amores que rodea a los dos protagonistas la Marquesa de Merteuil y el Vizconde de Valmont.

Ambos planean una venganza amorosa: el Vizconde de Valmont tendrá que seducir a la religiosa señora Tourvel y a cambio la Marquesa de Merteuil engañara a su actual amante y se acostara con el Vizconde, pero no solo vale conseguir que tengan un romance el Vizconde y la señora Tourvel, si no que esta tiene que entregarle una carta jurando su amor como prueba. A todo este juego hay que añadirle otro juego más: el Vizconde ha de seducir a la joven Cecile Volanges para vengar al antiguo amante de la Marquesa ya que es el futuro prometido de Cecile.

La marquesa es amiga de Cecilia y de la señora Volanges, la que acude con el joven Danceny y del que Cecile no podrá evitar enamorarse. Por lo tanto el Vizconde tiene que jugar a dos bandas: engañar y mancillar a la joven, dulce, inocente y tímida Cecile y conseguir derribar las murallas de moralidad de la señora Tourvel. Pero no todo es tan fácil como pensaba el mujeriego Vizconde, ya que a Cecile tiene que forzarla y la señora Tourvel tiene que dedicarle un tiempo demasiado extenso para su gusto, y además a ello hay que añadirle algo imprevisto contra su propio deseo: se acaba enamorando de la señora Tourvel.

En esta novela, el escritor plasma la vida disoluta de la nobleza francesa, sus pasiones, intrigas, desamores, venganzas y el amor. Porque como bien explica el autor, el amor de un hombre no es como el amor de una mujer, el hombre es incapaz de estar con una sola mujer mientras que la mujer fantasea con vivir junto al mismo hombre toda su vida. Es algo de lo que toda joven debe estar prevenida cuando entra en sociedad y que con su pluma, el autor lo ha plasmado con cada personaje que desarrolla, ya sea mujer u hombre, ninguno es del todo feliz junto a una misma persona, no pueden resistirse a tener amistades influyentes y peligrosas ni amantes pasajeros, sobre todo sus protagonistas, que sin que ellos mismos acaben de admitir, encuentran el amor, pero lo dejan de lado, porque su naturaleza no es amar, sino tener pasión con diferentes personas.

Se puede decir que rehúyen del amor que tanto han deseado cuando eran ingenuos y jóvenes y se desvían por la vida que dicta su época y su situación: ser infelices junto a los amantes y dejar transcurrir sus vidas aburridas enseñando lo mismo a los más jóvenes.

Es una tragedia amorosa en toda regla. Un desarrollo impecable, entretenido y enrevesado. En algunas partes me ha parecido tedioso y repetitivo,  pero la historia te engancha en casi todo el libro.

A todas aquellas lectoras que les gusten los clásicos, esta novela les gustará. No es como Jane Austen ni las hermanas Bronte, es más parecida a “La edad de la inocencia” de Edith Wharton, aunque nada tiene que ver una historia con otra.

Mi valoración es de 7 sobre 10.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |