P.C. Cast - Diosa por derecho

Crítica realizada por Mailo

Morrigan fue concebida en medio de una mentira y ha estado atrapada en un árbol durante su gestación. Su nacimiento ha sido mágico. Luego pasa 18 años como cualquier mortal, en Oklahoma.

Cuando descubre la verdad de su origen, la rabia y la pena se apoderan de ella y la llevan de vuelva al mundo de Partholon. Allí, en vez de ser respetada como la hija de la elegida de una diosa, se siente una intrusa.

En su desesperación por formar parte de Partholon, se enfrentará a fuerzas que no puede comprender y empezará a sufrir el acecho de la Oscuridad...

Puede contener spoilers

Para quienes no sepan de qué va esta serie, la primera novela es En el lugar de la diosa y la segunda, Diosa por elección. Yo solamente me he leído esta tercera parte, pero se capta bastante bien el argumento de las anteriores.

Se trata de una historia que nos cuenta sobre dos mundos paralelos. Hay personajes en uno de los mundos, Partholon, que son el reflejo de otros que viven en Oklahoma, y viceversa.

Partholon es inmundo imaginario donde existen centauros, cíclopes, Sumas sacerdotisas, Sumos Chamanes. La diosa, Epona, crea siempre un centauro que llega a ser Sumo Chamán, para que forme pareja con su Suma sacerdotisa.

Se trata de un mundo mágico, con inmensas extensiones, con cuevas en las que hay distintas clases de piedras como ónices, mármol, esmeraldas. Un mundo que adora a la diosa suprema, pero en el que también existe Pryderi, el dios oscuro que pretende llevar a su terreno a las sumas sacerdotisas.

Dos de estas personas, reflejos la una de la otra, son Shannon –la que vive en la tierra- y Rhiannon –la que vive en Partholon. Rhiannon ha sido suma sacerdotisa, la elegida de Epona, pero ha caído en las garras del Oscuro y es arrojada al olvido. Embarazada y prisionera en un árbol, sale a la vida de nuevo cuando está a punto de tener a su hija –reflejo también de la hija de Shannon, Myrna, que ha ocupado su lugar en Partholon y se ha casado con un centauro. Muere en el parto, pero antes consigue volver a la Luz, la diosa la perdona y Morrigan, su hija, queda al cuidado de los padres de Shannon que la crían como si fuera realmente su nieta.

Al cumplir los 18 años, los ancianos revelan a la muchacha su verdadera identidad, le cuentan todo. Y en una excursión a unas cuevas, conoce a Kyle, un joven del que se enamora. Pero para poder cruzar a la otra dimensión, a Partholón, siempre es necesario un sacrificio de sangre, por lo tanto Kyle mure en las cuevas antes de que ella pase al otro lado.

Allí, por el poder que tiene de iluminar las piedras, se la considera Suma sacerdotisa y conoce a Kegan, un centauro que ha sido creado para ser su compañero, a Birkita, reflejo de su abuela que la guía y la aconseja, y a una serie de personajes que no le resultan tan maravillosos. Ella es llamada la Portadora de la Luz, es feliz en ese mundo, pero entonces se entera de que en el mismo instante en que ella ha pasado a la otra dimensión, Myrna, la hija de Shannon, ha muerto en el parto.

La autora nos describe un mundo fantástico, extraño, que a veces nos deja sin saber qué pensar, pero que quieres seguir leyendo. La historia es una especie de moraleja sobre el bien y el mal, sobre dioses buenos y dioses malvados, sobre la lucha de la protagonista entre dejarse arrastrar por su propio orgullo como Elegida de la diosa o sucumbir a las fuerzas de la oscuridad. Para eso contará con la ayuda de Shannon e incluso con el espíritu de su madre.

Kegan se enamora perdidamente de Morrigan y ella de él, son dos almas gemelas. Pero él muere y con su muerte propicia que Morrigan regrese de nuevo a Oklahoma. Desesperada por la pérdida de su amado, encuentra sin embargo un motivo para la alegría... y no cuento más porque estropearía el final.

Decir, eso sí, que los centauros que se casan con sacerdotisas toman forma completamente humana antes de unirse en las relaciones sexuales.

Yo creo que esta novela será entretenida para las amantes del género fantástico.


 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |