Paul Gallico - Flores para la señora Harris

Valoración:

Crítica realizada por Anasy

La señora Harris, una viuda de cierta edad que se dedica a limpiar casas de la clase alta londinense, descubre un buen día, en el armario de una de sus más ricas clientes, un par de vestidos de Dior que la dejan cautivada. Contra todo pronóstico, decide que ella quiere −necesita− uno de esos vestidos, aunque nunca vaya a tener ocasión de llevarlo. Cuando se entera del precio, en lugar de desistir, empieza a ahorrar para alcanzar su sueño e inicia así un largo proyecto que, al cabo de más de dos años, acabará llevándola a París. Sus aventuras en la casa Dior, de la mano de madame Colbert, el joven contable Fauvel y la bella modelo Natasha, y sus inopinados atisbos del gran mundo parisino la guiarán por un camino en el que no faltarán el escarnio ni el desprecio ni finalmente la amistad.

Flores para la señora Harris (1958) tuvo tanto éxito en su día que su autor, Paul Gallico, llegaría a dedicar al singular personaje tres novelas más. Esta fábula sobre el deseo y el entusiasmo, y también sobre su otra cara, la frustración, tiene desde luego mucho de cuento de hadas, pero es asimismo una aguda y divertida comedia social.

OPINIÓN:

Para empezar esta reseña aviso que flores para la señora Harris es un libro muy corto y que puede parecer bastante caro para lo delgado que es, pero tengo que decir que es una editorial en la que merece la pena invertir y que es raro que alguno de sus libros me decepcionen.

La señora Harris es una viuda de los años 50 que como muchas de sus congéneres , es decir, viudas sin recursos, lleva años perteneciendo a ese amplio grupo de mujeres que limpian hogares en todo Londres, señoras a las que se les distingue por sus atuendos y en general por su manera de proceder en el día a día

La señora Harris tiene sus costumbre muy arraigadas y sus casas fijas para limpiar, hace su trabajo muy bien pero muchas veces se deja guiar por la simpatía que les tiene a los dueños de esas casas para seguir con su trabajo, su quiniela semanal con su mejor amiga y compañera de profesión y las visitas que se hacen la una a la otra forman el día a día de esta mujer, hasta que un día la vida de la señora Harris cambia cuando se encuentra con dos auténticos Dior en una de las casas que limpia. A partir de ese momento la modesta señora Harris se obsesiona por conseguir uno de esos vestidos que originalmente están hechos y pensados para otro tipo de mujeres, algo que no disuade a la tozuda mujer, ni siquiera el elevado precio y la improbabilidad de que alguien de sus recursos consiga algún día poseer uno de esos vestidos, ya que la señora Harris posee un carácter peculiar y no tiene más sueños o aspiraciones en la vida. Ahorrará lo que haga falta el tiempo que sea necesario hasta conseguir su propósito.

Y es así como empieza el libro, con el viaje de esta viuda de escasos recursos y profesión agotadora, volando por primera vez con destino a París a la casa Dior.

Lo bonito del libro es el personaje principal y lo que a éste le pasa al llegar a París, la señora Harris es un personaje que termina inspirando ternura y que en realidad cuanta una historia que va más allá de tener un Dior, pues lo mejor de ese viaje no será el vestido.

Como dije es un libro muy corto y entretenido que cuenta la valentía y el esfuerzo de una humilde mujer de la limpieza que quiere conseguir su sueño aderezado con el particular humor con el que está escrito esta historia.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |