Pamela Bauer - Situación de emergencia

Crítica realizada por Rosamoni

Grant Harris estaba acostumbrado a resolver situaciones de emergencia, pero cuando aceptó dirigir temporalmente la guardería de su hermana, se dio cuenta de que aquello era más difícil de lo que hubiera podido imaginarse. Pero tener que cuidar de un puñado de críos revoltosos no era el problema; era Susan Spencer, una de las madres, quien lo estaba volviendo loco.

Grant se había enamorado de ella, pero Susan no confiaba ni en él ni en ningún otro hombre. Nada de lo que Grant hiciera estaba bien, ni sus ingeniosos planes para entretener a los niños ni su cariñosa actitud hacia su hijo Jamie. Y si no lograba convencerla de su talento como padre, ¿cómo iba a persuadirla de que podía ser un buen marido?

Grant está a punto de tener sus primeras vacaciones en dos años cuando su hermana le llama para decirle que esta en el hospital a punto de ser operada y que debe dirigir la guarderia de la que es dueña hasta que se recupere, y él a pesar de que nunca se ha relacionado con niños deberá enfrentar ese reto y es que ¿qué no haría él por su hermana? Grant es un gran abogado que ahora está al frente de un montón de niños que dependen de él y que no tienen prejuicios pero ¿se podría decir lo mismo de sus madres?

Susan está criando sola a su hijo, tras un matrimonio tormentoso, ha conseguido seguir con su vida y sobre todo hacer feliz a su hijo, la persona más importante de su vida, pero criarlo sola supone un gran esfuerzo y además aquella mala experiencia ha hecho que desconfíe de los hombres y si son abogados mucho más, por lo que aquella mañana cuando llego a la guardería sus peores pesadillas se hicieron realidad o ¿son sus sueños los que van a hacerse realidad?

Una novela corta que me ha gustado mucho, la verdad es que he disfrutado mucho, la he leido de un tiron.

Grant se tiene que hacer cargo de la guarderia de su hermana, él un soltero convencido que nunca a interactuado con niños, pero que con tal de ayudar a su hermana intenta hacer lo que puede, la verdad es que me lo imaginaba y me reia, con su traje en una guarderia rodeado de niños y tan pulcro, pero vemos como emprende su nueva aventura y de una forma que hace que lo adores, con paciencia, con humor y sobre todo con resignación. Pero cuando Grant y Susan se conocen entre los dos saltan las chispas, ella no se fía de ningún hombre y mucho menos de aquel desconocido que tenia que cuidar a su hijo con su traje hecho a medida, pero poco a poco se van conociendo y poco a poco....

Con situaciones divertidas y llenas de ternura, porque los niños le dan ese toque, te adentra en una historia sencilla pero muy dulce, los dos protagonistas me han gustado aunque para mi el mejor es Grant y con una gran diferencia, es bondadoso, original, tierno, dulce, responsable, comprensivo, vamos un amor, que poco a poco va derribando las barreras que ha colocado Susan para proteger su corazón. Ella me ha resultado demasiado preocupada por si misma, prejuzgando todo desde el punto de vista de lo que ella ha pasado y eso da lujar a situaciones injustas que este maravilloso hombre no se merece, pero bueno por lo menos intenta evolucionar y ampliar sus estrechas miras.

Es una novela como decía antes, cortita, de las que disfrutas una tarde mientras te tomas un café, sin grandes pretensiones salvo hacer disfrutar a la lectora, y es que por mi parte me he sentido bastante identificada.

No es un novelón de los que se recuerda a los largo de los años pero desde luego lo recomiendo para pasar una tarde entretenida.

Valoración: Bueno.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |