Olivia Gates - Novia del desierto

Crítica realizada por Merche

Me encantan las historias del desierto, por eso mismo el título ya me llamó la atención. Por otro lado, he leído unas cuantas novelas de este tipo, quiero decir de jeques, reinos inventados o buscadores de tesoros, y nunca me han defraudado. De Olivia Gates no había leído nada hasta ahora y decidí ver si era tan genial su novela como las anteriores que han caído en mi poder.

Shenab es un príncipe de Judar y tiene un problema bastante acuciante: la monarquía del país está en peligro. La estabilidad de todo el territorio está en mano de una díscola mujer, la hija del rey Atef, que regenta el país vecino: Farah. Así que por el bien del reino y de los países limítrofes, no le queda otra que casarse con esa mujer. Que ella sea medio extranjera le importa poco, lo primero es el reino y sus gentes.

Tenemos por tanto a un héroe que es capaz de arriesgar su propia felicidad por el bien de su pueblo. Eso me gustó.

Farah es una mujer hermosa, pero fría, a quien le importa poco lo que suceda en Judar porque vive en otro mundo, con otras costumbres, embelesada por otra cultura más de acuerdo con sus ideas.

Shenab va a Los Ángeles y se hace el encontradizo con Farah. Sabe que lo único que puede hacer es ocultar su verdadera identidad y seducirla. Como no cree que sea buena cosa decirle quien es realmente, se inventa una nueva identidad, la de un magnate. Con lo que no cuenta es con enamorarse a primera vista de la muchacha que tantos quebraderos de cabeza va a darle.

He encontrado escenas un tanto absurdas, la verdad. Prefiero no contarlas para no crear una mala imagen a la que piense leerse esta novela y, además, para no desvelar situaciones que a algunas les podrían resultar hasta jocosas.

La cuestión es que después de unas escenas con paparazzi incluidos llegan al palacio. Farah no puede disimular que el lujo de allí le gusta.

Hay bastantes escenas de juego amorosos, pero sin llegar a nada serio. Sin embargo, después de que ella se arriesga para salvarle la vida mientras bucean, sí que acaban en la cama. Pero ella sigue sin saber quien es realmente el hombre por el que se siente atraída.

Tanto el héroe como la heroína de esta novela son un poco simples para mi gusto, ella a veces parece una criatura poco avispada y otras una mujer de mundo. Y él, demasiado preocupado por decirle o no decirle su verdadera identidad, con dudas. Las constantes disculpas de ella me han cansado y el modo en que él quiere dirigir todo, también. Supongo, de todos modos, que es un modo de hacernos ver la personalidad del protagonista, a fin de cuentas es un príncipe y es arrogante.

Tengo que decir, en defensa de la novela, que también he encontrado escenas que me han divertido bastante. Puede que algo absurdas, pero me han divertido, que ya es mucho cuando leo una novela porque a veces me aburren los argumentos hasta decir "vale ya".

Aquí, con este libro, no me he aburrido. Me ha entretenido. Por la aventura, por el lugar ficticio, porque es de príncipes y por otra muchas razones.

No es una novela para darle un 10, ya me gustaría, pero sí es una novela para pasar un rato de solaz.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |