Olivia Ardey - La asombrosa bibliotecaria de Little Rock

Crítica realizada por Maribel Moreno

Hacía mucho tiempo que no leía nada de Olivia Ardey y además no la conocía dentro del género actual, lo cual ha sido una agradable sorpresa y un buen descubrimiento para mí.

Nicole es una joven bibliotecaria de un pueblo tranquilo como es Little Rock, es discreta y tiene un medio novio, ya que es marine y aunque llevan cuatro años saliendo, no es una relación demasiado firme, y lleva una vida ejemplar, salvo que un día a la semana hace una salida que mantiene en secreto ante los demás.

Cuando su padre le pide que aloje al sheriff, porque están de obras en su casa, no le hace demasiada gracia que un extraño venga a importunarle y a quitarle su preciada libertad, pero la llegada de Allan a su vida supone un cambio importante para ella.

Allan Ferguson llegó no hace mucho a Little Rock y se hizo con la vacante de sheriff, es un hombre con una imagen intachable, y procura evitar que se enteren de que de vez en cuando hace sus escapaditas a los pueblos cercanos en busca de alguna que otra aventura.

La estancia en casa de Nikki es muy agradable y entre los dos surge una atracción inmediata, además de una buena amistad, algo que se fortalece cuando aparece David en la vida de Allan, además de unos robos muy curiosos que están ocurriendo en el apacible pueblo.

Nikki al saber de la vida privada de Allan, también quiere explorar un mundo que para ella es casi inexistente, y le pide ayuda al sheriff para que le muestre los secretos del erotismo, a lo que él está más que dispuesto. Pero ¿qué pasará cuando uno de los dos no tenga suficiente con los juegos que han iniciado?

Me ha gustado mucho esta novela, es divertida y los personajes son de los que se hacen querer.

Nikki es una joven de treinta años, que se crió con su padre y su hermano Scott, poco mayor que ella, ya que su madre los abandonó cuando apenas tenía cinco años, su vida es tranquila, con una relación, más a distancia que física, con un marine que resulta bastante soso . La llegada de Allan, pone su vida patas arriba, desea cosas que no había ni soñado, pero su corazón está protegido por miedo al abandono.

Allan es un tipo duro, que está de miedo, su trabajo como sheriff le ocupa casi todo su tiempo, tiene aventuras y no quiere nada serio, hasta que conoce a Nikki que le hace querer algo más, aunque también la llegada de David a su vida es determinante para que todo lo vea de diferente manera.

La historia de amor es bonita, quizás le falta algo de romanticismo, pero es de las que se va cociendo poco a poco, primero amistad, después sexo del bueno y así van naciendo nuevos sentimientos dentro de ellos hasta llegar al enamoramiento.

Como secundarios hay un gran elenco, David, un joven de dieciséis años, que en su corta vida ya ha vivido situaciones muy duras, pero pronto se adapta a los cambios y se integra en su nueva vida, Raquel, amiga y cuñada de Nikki que no tiene desperdicio, o la pareja formada por Craig y Amanda, dos cincuentones que tienen su propia historia.

La narrativa de la autora es cuidada, fluida y natural, sabe cómo mantenerte enganchada a la lectura y no querer soltarla.

La asombrosa bibliotecaria de Little Rock es una bonita historia tratada con un buen sentido del humor, con una trama que no deja de dar giros y sorpresas y que mantiene la curiosidad hasta el final, con unos personajes fuertes, reales y muy bien construidos y unos secundarios de lujo que les fortalecen.

Muy recomendable para pasar un buen rato.

 

Crítica realizada por Rocío DC

Desde que vi la portada de la nueva novela de Olivia Ardey supe que tenía que leerla. Me transmitió muchi, sobre todo por el encanto que tiene y me enamoré de ella de inmediato. Y la verdad una vez más mi instinto no me falla, y soy totalmente sincera al decir que hasta el momento es la novela que más me ha gustado de la autora.

Nicole Smith es la bibliotecaria del pequeño pueblo Little Rock. Es una mujer con una vida normal, cómoda y rutinaria, la menos durante casi todo el tiempo, hay una noche a la semana que Niki saca sus relucientes zapatos y se olvida del mundo y sus normas. Mantiene una relación algo....sosa, con el héroe de Maryland. Un marine que está más tiempo fuera de su hogar que cerca de ella.
Su tranquila vida empieza a descolocarse cuando su padre ofrece su casa al sheriff de Little Rock, el cuál ha tenido una averia en casa y necesita un lugar donde hospedarse.

Allan Ferguson tiene una reputación que lo hace bastante intersante a ojos de Niki y de cualquier mujer del pueblo. Este atractivo hombre despierta en Niki sus anhelos mas ocultos desde el momento en que aparece en su casa, por lo que le será muy difícil resistirse y fastidiar con eso su modélica vida...

La verdad es que me ha encantado la novela. Me ha parecido bastante original, sobre todo esos matices que la autora ha añadido en las vidas de ambos protagonistas, y los que los haces más humanos y cercanos.

La novela nos cuenta más de una historia dentro de la novela, y no solo de amor. Si no de amistad, de dolor, de lealtad y de fraternidad.
Es una historia entrañable y tal como dice su título; asombrosa.

En mi opinión contiene todos los ingredientes necesarios para hacer una novela única; tiene bastante humor, unas escenas de pasión muy buenas y cuidadas, unos diálogos que hacen disfrutar al lector, unos personajes a los que se le coge cariño y se sienten cercanos, y una trama de fondo con la dosis justa de suspense que te hace querer saber más.

Es una novela realmente completa e interesante que me ha dejado muy buen sabor de boca.
La recomiendo sin ninguna duda.

Por último pido encarecidamente a la autora que me encantaría que escribiera la historia de David.
Es un personaje que promete mucho y me ha dejado con ganas de saber más de su vida.

 

Crítica realizada por Cynthia HJ

Esta es la primera novela que leo de la escritora Olivia Ardey. Siempre he visto muy buenas reseñas y opiniones de sus novelas, así que tenía ganas de leer alguna y, tras terminarla, mis sentimientos son encontrados.

¿De qué va “La asombrosa bibliotecaria de Little Rock”? Niki, la protagonista, es la bibliotecaria de un pequeño y pacífico pueblo americano llamado Little Rock. Todos se conocen y todos saben qué hacen los demás, así que Niki esconde su secreto: los jueves se marcha a otro pueblo a bailar al más puro estilo de “Grease”. De cara a todos, es una mujer modélica con un buen trabajo, querida por todos, independiente y con el novio más envidiado: un marine siempre destinado lejos de ella. Lo que tampoco nadie sabe es que ayuda a su cuñada con un blog de consejos sexuales… Bueno, es que Niki esconde muchas cosas. Y quedarán al descubierto cuando aparezca en su vida el nuevo sheriff, Allan.

Allan no quiere atarse a ninguna mujer. Simplemente, se contenta con tener aventuras puntuales cuando se lo pide el cuerpo. El resto del tiempo, vive por y para su trabajo. Hasta que conoce a Niki y todo se pone patas arriba.

La historia tiene un inicio, en mi opinión, un poco forzado. No queda muy creíble que la familia de Niki le encasquete al sheriff para que viva con ella mientras al pobre le arreglan un desaguisado en su casa. Niki vive en una casa sola y la familia de ella (su padre, su hermano y la familia de dicho hermano), en un rancho enorme. O te crees que el padre de Niki lo hace aposta o te quedas pensando que no cuela el asunto. Pero bueno, es así como se conocen los protagonistas. Hacen buenas migas en seguida y conectan más allá de una simple amistad. Y van confesándose sus secretos el uno al otro. Tienen una relación que parece un poco una montaña rusa y un continuo tira y afloja. Hay tensión sexual, mucha carga erótica y mucho romance.

Los protagonistas no me han acabado de cuajar. Ella es bastante hipócrita: le recrimina a la gente sus engaños cuando ella misma está engañando a su novio con otro. Las infidelidades son un tema que no llevo muy bien, la verdad. Tampoco entiendo cómo se comporta cuando se reúne con sus amigas y, en el momento en el que empiezan a hablar de sus familias e hijos, coge y se va con la excusa de “tener otras cosas que hacer”. Puedo decir que Niki a ratos me gustaba y, en otros momentos, querría haberle estampado el libro en la cara. En cuanto a Allan, la verdad es que el giro que da cuando David aparece en su vida me resultó bastante interesante y novedoso. Pensé que había conectado con él, pero no fue así. Es el típico personaje que tiene que ser duro y sexy y, a veces, dice unas cosas que… Creo que fue el momento en el que se negó a ir al recital de poesía con Niki cuando me cayó mal.

Los que sí me han encantado han sido los personajes secundarios en su mayoría. Olivia Ardey hace que ellos mismos tengan su propia historia, no que sean complementos de los protagonistas y nada más. Por ejemplo, me ha gustado mucho la historia y el romance entre Amanda y Craig. O Scott, el hermano de Niki, que es un encanto. Pero, sin duda, mi favorito es Derek. Podría hacerse una novela con él y habría sido mucho más feliz leyéndola.

En esta historia, además, hay acción e intriga. Nuestro protagonista es un sheriff, algo tenía que pasar para tener un final a la altura de las circunstancias. Digamos que, desde que apareció el personaje que luego es el villano, supe que era él. Y, por eso, no me sorprendió la trama ni el desenlace. Me pareció, de nuevo, un poco forzada la heroicidad de Niki, eso sí.

Destaco especialmente la narrativa de Olivia Ardey. Tiene una forma de escribir que es muy buena. Consiguió hacerme ver en mi cabeza todo Little Rock con sus descripciones. Lo mismo pasó con los personajes. Cuando lees, consigues meterte en la historia desde el primer capítulo. Y escribe de forma que leer es ágil y ameno.

En resumen, ha sido una novela de altibajos para mí. Buena narrativa y buenos personajes secundarios, historia amena (aunque algo previsible), pero personajes principales que no me han terminado de cuajar. Le doy un 6 de 10.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |