Olga Salar - Íntimos enemigos

Crítica realizada por Teresa

Ariadna y Daniel tuvieron un lío en Roma, pero él se marchó sin darle explicaciones. Años después Ariadna no le ha olvidado y sigue enamorada de él, que es además el hermano de Mónica, su mejor amiga. No se han visto en mucho tiempo, porque Ariadna vive en Londres y Daniel en Madrid, pero los padres de los dos, que son socios, les van a dar la oportunidad que ambos llevan esperando. Dado que tiene un grupo empresarial de información, van a poner a cada uno a dirigir una revista, y el que más venta consiga se quedará con la vicepresidencia de Von.

Ariadna ya no es una chica insegura que viste como los chicos, sino una mujer segura de sí misma y guapísima. Y Daniel cree que tiene la victoria asegurada, hasta que la ve aparecer, y se da cuenta de que no solo quiere ser vicepresidente de Von, sino que también la quiere a ella. Pero Ariadna ha venido guerrera, con ganas de presentar batalla.

Además resulta que viven en la misma finca...

Mónica y el mejor amigo de Daniel, Sergio, serán los hados madrinos de la historia.

A ver, empiezo por las cosas que más me han gustado. Es una historia que se lee muy rápido. No me ha aburrido con descripciones detalladas y largas. Va directa al grano. Y es muy entretenida. Los protagonistas están bien, quiero decir que no tiene fisuras, y evolucionan con la historia.

Ariadna es insegura, con una madre que está medio loca y un padre al que ve poco, y con una mejor amiga con la que habla por mail. Llega a Madrid con ganar de luchar, a pesar de saber que lucha contra el tío del que siempre ha estado enamorada, y que sabe que aún no lo ha superado.

Daniel me parece un poco sobrado. Sale con modelos, es un creído, y la menosprecia a veces. Pero entre ellos hay química, y eso es lo que busco entre los protagonistas.

De los secundarios el que más me ha gustado es Alberto, el amigo y fotógrafo de Ariadna. Creo que es el personaje más real de la historia.
Y el final, que no voy a destripar, es de los que hace sonreír, porque te devuelve al principio.

Ahora voy con lo que no me ha gustado. Es la tercera novela que leo de esta autora, y aunque reconozco que esta está mejor escrita, tampoco me parece maravillosa. Es correcta, pero nada más. Hay trozos que leía y decía qué bien y a veces eso lo escribiría hasta yo.

Los personajes son como en sus otras novelas. Con dinero, se supone que trabajan pero yo no lo veo, con unos secundarios que se meten (SPOILER: incluso la trama del hotel es igual en otra, la hermana mete baza para que se líen)... Eso sí, esta vez no había homosexual, como parece que se lleva tanto ahora en el chick-lit.

A la familia de ellos no me la trago ni con embudo: la de ella es una jaula de grillos, la de él perfecta. Y a la exnovia de Daniel para darle de comer aparte.
Y luego la historia: padres ricos montan negocio para hijos ricos que no han demostrado nada en la vida, pero si ella ha estudiado psicología y luego se ha ido de asistente personal, cuando se supone que es el patito feo, y se pone a dirigir una revista a lo grande. Y les ponen pisito en el centro de Madrid para que se líen. Ya. Y voy yo y me lo creo.

A lo mejor por eso me ha gustado más Alberto. Porque él sí que trabaja, sí tiene una vida que parece normal, y me parece más real.

Me parece que a la autora le ha faltado un poco de esfuerzo para hacer de una buena historia una historia genial. No sé si tenía fecha de entrega si es que tienen y no le ha dado tiempo a hacer lo que quería o no se ha atrevido, pero creo que la historia daba para algo más. Al final se ha quedado en algo entretenido, que se lee del tirón, que está bien, pero que se olvida fácilmente.

Pero creo que volveré a intentarlo con Olga Salar aunque sea porque cada cosa que leo suya me gusta más que lo que he leído antes. Lo que no puedo decir de otras autoras.

3 sobre 5. 


Crítica realizada por kkekka 

Ariadna y Mónica son amigas desde que nacieron, sus padres son socios en el grupo Von, uno de los más importantes del país, que abarca desde una editorial, una cadena de radio, a varias revistas y un periódico.
Daniel es el hermano mayor de Mónica y el amor secreto de Ariadna, aunque él nunca la haya visto como una chica, sino como a la amiga de su fastidiosa hermana pequeña.

Varios años después pasarán el verano en Roma juntos, y algo sucederá entre ellos que les cambiará para siempre, aunque ellos aún no lo sepan. Después de ese encuentro Daniel no volverá a verla hasta muchos años después, pero no se encontrará con la misma Ariadna, ya no es la chica anodina que él conoció, sino una mujer preciosa y segura de sí misma que ha regresado para plantarle batalla. Deberán competir por la vicepresidencia del grupo empresarial de sus padres dirigiendo dos revistas del grupo relacionadas con la moda y la alta costura.

Ariadna, Mónica, Sergio Daniel son cuatro amigos que se conocen desde pequeños y cuyos amores seguimos a lo largo del libro.

Ariadna ha estado enamorada de Daniel desde siempre y Mónica de Sergio. Pero parece que los dos chicos han decidido no notar la existencia de ambas. Durante un viaje a Roma la relación, ya de por sí un tanto ambigua, entre Ariadna y Daniel va un paso más allá cuando estos se acuestan. Pero la huida repentina de éste sin decir nada a nadie deja a la chica destrozada y sin saber bien qué pensar.

Diez años después nos volvemos a encontrar con estos personajes aunque más maduros. Ariadna es una mujer sofisticada que poco tiene que ver con aquella chica poco femenina que fue abandonada sin una palabra. Daniel es un joven atractivo y triunfador que mantiene constantes escarceos y que se verá sorprendido por esta hermosa mujer que aparece ante él. Mónica ha dejado de ser una alocada joven para convertirse en una pediatra responsable, amiga de su amiga que sigue enamorada de Sergio pero que comprende que quizá es hora de vivir su vida. Y Sergio es un informático, Pepito grillo de Daniel que nunca se atreverá a decir nada a Mónica por ser la hermana de su amigo.

En este panorama los padres de los protagonistas plantean ambos el reto de sacar dos revistas a flote y de este modo decidir cual de los dos se quedará con la presidencia de la compañía. La batalla está servida.

El tira y afloja entre los personajes es constante, la pasión latente y la risa presente. Es un libro entretenido, ameno, bien escrito y bien estructurado. Los personajes no se hacen pesados ni antipáticos y los secundarios merecen la pena. La madre de ella y su empeño de reconquistar a su ex, Alberto el sexy fotógrafo, Antonio el porteo que todo lo sabe… y sobre todo Mónica y Sergio, pareja tan protagonista como la principal.

Cierto que no es novedoso en lo que a la historia y ambientación se refiere. El mundo de la moda es un tema muy trabajado ya en este género, pero todo depende del tratamiento que se le de y aquí es divertido y refrescante.
Un libro que merece la pena del principio a fin, ideal para pasar un rato entretenido y para llevárselo de vacaciones.

Es un libro clasificado como actual con muchos toques de chick-lit, por lo que a mi entender camina entre dos aguas y gustará a lectoras de ambos géneros.

Mi puntuación es 3,8/5.


Crítica realizada por Pastora

Daniel y Ariadna se conocen desde niños, sus padres son amigos. Durante un viaje a Roma, los dos tienen un encuentro amoroso, pero Daniel desaparece sin decir nada y Ariadna, que lo ama desde jovencita, queda desconcertada.

Por otra parte, tenemos a Mónica (mejor amiga de Ariadna y hermana de Daniel) y a Sergio, el mejor amigo de Daniel que conforman una pareja de secundarios interesante y muy romántica.

Transcurren diez años durante los cuales, los protagonistas no han tenido contacto, ya que ella ha vivido en Londres y él en Madrid, cuando sus padres deciden poner a prueba sus capacidades para que uno de los dos acabe dirigiendo la empresa de las dos familias.

Ariadna es una mujer distinta a la que Daniel dejó plantada en Roma. Ahora es extremadamente sofisticada y Daniel, un triunfador guapísimo y de carácter arrollador que queda absolutamente fascinado al ver de nuevo a la impresionante mujer en la que se ha convertido la muchacha "hippie" que siempre vestía con ropa cómoda.

A partir de ahí, los personajes se enzarzan en un huracán de pasiones, situaciones divertidas y disputas empresariales que nos arrancarán más de una sonrisa.

Tengo que decir que no soy lectora habitual de romántica actual (o chick-lit). De hecho, reconozco que es la primera que leo una novela de estas características y tengo que decir que he disfrutado mucho, y gracias a esta novela le daré más oportunidades al género. Con lo "perroflauta" que soy la pillé con miedo y acabó sorprendiéndome. Me ha recordado mucho a las comedias románticas de las pelis americanas.

El ritmo es ágil, se lee de un tirón, (incluso demasiado rápido) y los diálogos muy ingeniosos. Destacar la capacidad de la autora para crear situaciones divertidísimas (no perderos la escena del japonés, je,je,je. Y destacar el intercambio de información entre Mónica y Daniel.)

Y sobre todo el final. Se me hizo corto, muy corto, pero creo que es porque me gustó. Quería más.

Pero creo que lo que más me llamó positivamente la atención, (a parte de la historia de amor, que es súper romántica) son los secundarios. Espero que la autora se anime a escribir otra novela sobre ellos. (Si es que no la ha escrito ya) 

La única pega que le pondría, (eso no quiere decir que lo haga) es que he echado de menos más descripciones, pero como me conozco, y sé que me encanta leer parrafadas sin diálogos, diré que es cuestión de gustos y de lo que una está acostumbrada a leer.

Mi puntuación: 4/5

 

 

Comentarios (2)

  • Alberto Pies A Incienso

    11 Abril 2013 a las 18:58 |
    Ya lo dice el refrán, para gustos hay colores. A mi me ha encantado la novela, tiene todo lo que quiero encontrar en un libro diversión, romanticismo y una lectura ágil.
    La narración para alguien como yo que se limita a ser lector, es perfecta. Estoy de acuerdo en que hay algo en lo que se parece a sus anteriores novelas: mantiene su estilo personal. Nada más.

    responder

  • Cristina Sánchez

    27 Mayo 2014 a las 09:53 |
    Estoy de acuerco con Alberto Pies A Incienso para gustos los colores. A mi me ha gustado mucho. Me ha parecido un libro muy entretenido. Y sobre todo muy bien escrito. La historia de amor entre Daniel y Ariadna es muy buena.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |