Nora Roberts - Traiciones

Crítica realizada por Ana María

Desde el momento en que Kelsey Byden leyó la carta que le mando su madre, a la que creía muerta desde que era pequeña, su mundo dio un giro de 180 grados.

Desoyendo las advertencias de su familia, una familia demasiado conservadora que oculta demasiados secretos.

Las preguntas le desbordan y es su padre quien se encarga de decirle la verdad, después de su divorcio su madre fue encarcelada acusada de haber matado a un hombre, a uno de sus amantes.

Pero Kelsey siempre ha sido demasiado curiosa y no duda en coger el coche para ir a ver a Naomi Chadwick al rancho de caballos que posee.

Naomi le pide una nueva oportunidad, para ello se instala unas semanas en el rancho, Three Willows. Allí pronto descubre su pasión por los caballos y la frenética vida de los hipódromos,

Y conocerá otra pasión, aun más fuerte si cabe, de manos del propietario del rancho vecino Gabe Slater. Un hombre demasiado peligroso, pero del que no puede apartarse.

Pero los fantasmas del pasado reaparecen y Kelsey tendra que luchar para que ese amor pueda perdurar.

Esta novela tiene un poco de todo, intriga, misterio, secretos familiares y por supuesto, esto va rodeando a la parte romántica, de la que parte el resto de tramas.

Una novela lleno de personajes bien definidos y perfectamente escrita.

El personaje de Kelsey va evolucionando a lo largo de libro, en un principio podríamos decir que es una persona estirada y un tanto insegura.

Aun después de divorciarse porque su marido le engaño con otra, su abuela le sigue recriminando que lo dejara, y ella sigue preguntándose que hizo mal, pero cuando descubre la verdad y se enfrenta a ella, va ganando confianza en si misma, y vemos que es una persona decidida, a la que no le importa enfrentarse a su estricta familia y no cumplir con lo que debería hacer. Ese cambio también es fruto de Gabe, el cual enciende una pasión en ella hasta entonces desconocida.

Gabe al contrario es un hombre fuerte y seguro de si mismo, desde el momento en que ve a Kelsey algo en su interior le dice que esa mujer debe ser suya. Y no parara hasta conseguirlo, aunque sabe que son muy distintos, ya que provienen de mundos muy diferentes y que la familia de ella nunca lo aceptara.

Es un dueño de un rancho de caballos, el cual gano en una partida de poker, ya que toda su vida Gabe la ha pasado en la calle.

De pronto su padre reaparece para pedirle dinero ahora que es rico, y de paso para vengarse de Naomi, y de su hija.

Por otro lado cabe destacar, a parte de los protagonistas, la historia de Naomi y su relación con el capataz del rancho Moses.

Además de la familia paterna de Kelsey, demasiado importante para que se vea salpicada por ningún escándalo, sobre todo su abuela Milicent, que hará lo imposible para que nada destruya el apellido familiar; y eso supone alejarlo lo máximo de Naomi, Gabe y las carreras de caballos.

Es una novela que se lee rápidamente, llena de diálogos. La historia de amor es preciosa, Gabe es un hombre decidido que sabe lo que quiere y que luchara por ello, y lo que quiere es a Kelsey.

Por otro lado, la intriga le da un toque ágil al libro, deseando avanzar para saber que va a pasar, pero deseando que no acabe, por no dejar de leer a Gabe.

Es un libro muy recomendable, uno de los que mas me han gustado de esta autora, aunque es difícil escoger uno.


Crítica realizada por Patufet

El mismo día que Kesley recibe los papeles de su divorcio, recibe una carta de su madre, a la que creía muerta. Decidia a saber por qué la han tenido engañada su padre y su abuela se dirige a Three Willows , el rancho que dirige su madre Naomí, que se dedica a la cría de caballos para carreras.

En el momento de reencontrarse con Naomí, conocerá también a Gabe Slater, propietario del rancho vecino y gran amigo de su madre.

A pesar de la oposición de su familia, Kesley, por petición de Naomí, decide irse a vivir al rancho una temporada para poder conocerla mejor y saber que ocurrió en el pasado.

Kesley encuentra en el rancho una vida fascinante, ayuda a cuidar a los caballos y además empieza a conocer y a admirar a su madre, además de empezar a sentir por Gabe cosas que no había sentido con su ex marido.

Gabe también se dedica a la cria de caballos, es un jugador y apostador nato, arrastra un pasado difícil que le sigue persiguiendo, y aunque considera que por sus venas corre mala sangre y no es digno de Kesley, se siente atraido por ella. Es un hombre arrogante, duro y posesivo.

La historia de amor entre ellos es muy bonita, va creciendo poco a poco, empiezan siendo amigos y compartiendo su amor por los caballos, y se van enamorando poco a poco, a pesar de que ninguno de los dos quería una relación.

Paralela a la relación entre Kesley y Gabe se teje toda una trama de suspense que te mantiene en vilo, empiezan a sucederse algunas muertes y además Kesley empieza a investigar por que encarcelaron a su madre , lo que hace que vuelvan s surgir fantasmas del pasado.

Como secundarios cabe destacar a Naomí, una mujer fuerte exteriormente, pero que tiene pánico a los interrogatorios de la policía, se ha vuelto más comedida que cuando era joven, y ha vuelto a tomar las riendas de su vida a pesar de haber pasado diez años en la cárcel, sabe que ha cometido muchos errores, pero se ha convertido en una mujer digna de admirar.

Moses, el cuidador de caballos de Naomí, que mantiene una relación con ella y que encara a Kesley por que piensa que abandonara a su madre y le hará daño.

También Philip, el padre de Kesley, que es un buenazo y la ha protegido durante toda su vida, aunque se ha dejado influenciar por su madre, a la que no le importa nada más que mantener el honor y el buen nombre en la familia.

El libro me ha encantado, te mantiene enganchada por su intriga y como siempre en los libros de la Roberts te aporta mucha información sobre el tema que trata , en este caso, los criaderos de caballos y las carreras. Me ha encantado la relación entre Naomí y Kesley y aunque me han gustado todos los protagonistas, Gabe se ha hecho con un rinconcito de mi corazón.

En definitiva, una lectura muy amena, en momentos trepidante y que tiene todos los ingredientes que me gustan en las novelas de esta autora.

Mi valoración Muy buena


Crítica realizada por LadyZarek

 

"Traiciones": un nombre más que apropiado para lo que ocurre durante la novela. Nora Roberts nos introduce el mundo del turf en esta historia, protagonizada por Kelsey Byden y Gabriel Slater. Transcurre entre caballos, y a lo largo de 554 páginas, descubriremos qué se cuece en las familias de ambos protagonistas, y en el mundo de la crianza de caballos y las carreras.

Kelsey Byden ha vivido siempre con su padre, y ha creído que su madre estaba muerta, hasta que una carta le cambiará la vida, y lo que pensaba que era verdad. Furiosa y dolida por haber sido engañada, decide conocer a su madre, quien ha estado ausente durante unos cuantos años por haber estado en la cárcel.

Gabriel Slater es el dueño del rancho vecino al de Naomi, la madre de Kelsey. él ha vivido en la miseria toda su vida, por culpa de su padre Rich, quien maltrataba a su mujer e hijo y se jugaba el dinero en el turf. Gabe ha conseguido el rancho gracias a que es un gran jugador, y ganó la apuesta a un hombre apellidado Cunningham. Ambos iniciarán una relación complicada cuando ella se traslada por un mes al rancho de su madre. Empezarán a ocurrir cosas lamentables, y la pareja decidirá investigar.

Este libro empezó muy bien, salvo por las rabietas de Kelsey, para la mitad, yo pensaba que se estaba haciendo un poco lento, y el final es medio cutre. Me ha decepcionado un poco que Nora Roberts se explayara tanto con las descripciones, no me gustan mucho.

Gabe me ha encantado, es el típico chico Roberts: atento, con carácter, y apasionado. Se ha superado a sí mismo, a pesar del horroroso padre que le ha tocado tener. Es un hombre directo, nada sutil.

Kelsey, a ratos, me ha parecido una cría con sus múltiples berrinches sin sentido. Aunque entiendo su ira y su decepción, no entiendo que se ponga a chillar cada vez que algo no sea de su gusto. Menuda caprichosa. Pero sí que tiene algo bueno: es valiente y muy leal.

Naomi me ha parecido un personaje extraordinario: fuerte, amable, cariñosa con su hija y con Gabe. Me da rabia lo que tiene que soportar la mujer.

Rich Slater es todo lo que un hijo no quiere de un padre, y lo que una lectora detesta: egoísta, mentiroso, chantajista... da asco, y eso es un logro de la autora. Un villano muy malvado.

Otros personajes con importancia son: el padre y la abuela de Kelsey (la abuela es un mal bicho), Moses y algunos trabajadores.

Un libro que se ha quedado a las puertas de ser uno muy bueno, porque tiene fallos que no he podido dejar pasar.

Nota: 2'75/5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |