Noelia Amarillo - Cuando la memoria olvida

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por LILIAN

"En la vida de Ruth no hay sitio para nadie más... de hecho ni siquiera hay sitio para ella misma. Cuida su casa, a sus hermanos (ya adultos) y a su padre, que no tiene las ideas muy claras. La mayor parte del día se le escapa en un centro para mayores, donde no solo hace su trabajo sino también el de la arpía de su jefa. Su única vía de escape son las contadas reuniones con sus amigas y pasar algún sábado que otro con un amigo especial que le hace hermosos diseños de interiores.
La vida de Marcos es un cúmulo de experiencias y viajes. Imprevisible, impaciente y visceral, hace lo que quiere, cuando quiere y como quiere (así le va). Tras varios años vagando sin rumbo fijo, decide volver a España, su país natal. La falta de previsión y la búsqueda de comodidad se confabulan para que acabe viviendo en la casa de su madre, una mujer obsesionada con las telenovelas que vive por y para la ficción.
De niños eran los mejores amigos y los más fieros enemigos. pero el destino los separó. Ahora vuelven a encontrarse, todo sigue igual y a la vez todo ha cambiado..."

Si tras echar un vistazo a la sinopsis tenéis dudas sobre leer o no la novela, os recomiendo que busquéis en la web (sección: noticias y artículos) la entrevista que le hizo el RNR a Noelia Amarillo con motivo de la presentación de Cuando la memoria olvida. Su forma de presentar a sus personajes y el modo en el que habla de ellos, puede haceros una idea de lo que váis a encontrar si leéis el libro. Yo me quedaría con una pregunta (concretamente la número 4) que resume perfectamente el sentir de la historia:

Y la piel de Marcos ¿qué palabra nos susurraría para describirnos a Ruth?

Ruth. Esa es la única palabra que susurra la piel de Marcos.

Ruth y Marcos jugaban de niños en la misma pandilla. Horas y horas dedicadas a hacerse de rabiar, cartas con sorpresa el día de San Valentín y muchas, pero que muchas risas. Un buen día, el padre de Marcos coge a su hijo y emprende una nueva vida en Estados Unidos.

Ruth y el resto de la pandilla le pierden la pista. Con el correr de los años, los niños se convierten en adultos y sus lazos de amistad se fortalecen. Hasta los 21 años, Marcos solo era un recuerdo en la memoria de todos ellos. Siete años después, ya no le miran con buenos ojos. Este es el panorama que se encuentra Marcos cuando regresa a España. Fotógrafo de profesión, está harto de ir de aquí para allá. El retorno a sus orígenes no parece que vaya a ser, miel sobre hojuelas. Mientras tanto, Ruth trabaja para una ONG que gestiona un centro de día de mayores con problemas de memoria. Su vida no la pertenece, pero no se da cuenta.

No sé como describir el reencuentro de la pareja. No es frío pero tampoco afectuoso. No es afable pero tampoco distante. Es una mezcla de todo ello. A partir de aquí, las vidas de Ruth y Marcos se entrelazan y dan rienda suelta a una pasión sin límites...

¡El romance entre Ruth y Marcos es tan intenso como una explosión nuclear!. La mitad del tiempo estás pensando ¡a mí los bomberos, que me quemo...! y la otra mitad estás intentado comprender como puede ser Marcos tan insensible, y como Ruth puede perdonarle todo.

A medida que avanza la novela, te das cuenta de que son tal para cual: Marcos es pasional e independiente. Su impaciencia le lleva a comportarse como un niño grande. Su máxima es, vive el momento y ya pensaré en las consecuencias... Sus locos celos y sus arrebatos, son para darle de comer aparte, pero claro, deja a Ruth "tan contenta" que le acabas perdonando todo.
Ruth, es sensible, confiada y muy responsable. Su relación infantil con Marcos va madurando en el tiempo. Durante años solo hubo distancia y tras un encuentro fortuito y fugaz en Detroit, se impone de nuevo la separación y el silencio. Ruth, se lleva la peor parte. Regresa a España y se encuentra con un padre enfermo y dos hermanos creciditos, que debe atender. Su vida la aleja de Marcos.

Cuando Marcos vuelve al hogar de su niñez, la casualidad le conduce de nuevo a Ruth. Una Ruth que, como dice la sinopsis, se da tanto a los demás que no tiene ni sitio para sí misma. Bueno no exactamente, porque los ratos que pasa con Jorge "diseñando sus interiores" no tienen precio...

Noelia Amarillo, es una autora de lo más refrescante. Me gusta su forma de escribir franca y sin tapujos. Pasando por alto alguna palabrota que otra (sobre todo en la infancia de los protagonistas), tengo que decir que es un libro que me ha gustado mucho. Cuando la memoria olvida es el primer libro que leo suyo pero, a partir de ahora, la seguiré de cerca. Si sentís curiosidad por leer un libro del género erótico pero no acabáis de dar el paso, esta novela sería un buen comienzo: El romance entre Marcos y Ruth es picante, pero al tratarse de dos amigos de la infancia, no es solo un aquí te pillo aquí te mato. Tienen un pasado común que les ayuda a comprenderse y a perdonarse.

Yo por mi parte, me despido de la crítica invocando a la lluvia. Cruzaré los dedos para que me caiga un buen chaparrón...

Mi puntuación es 4/5

 
Crítica realizada por Malory
 
No entiendo muy bien el motivo, pero cuanto más me gusta una novela, más me cuesta hablar de ella.
Supongo que es porque son tantas las cosas que quiero decir que las ideas se agolpan en mi cabeza empujándose unas a otras, que al final no salen en el orden o la manera que deberían hacerlo.
Con esto que acabo de decir, creo que dejo bastante claro que "Cuando la memoria olvida" me ha encantado.
Partiendo de la forma en que la autora nos presenta a los personajes, mostrándonoslos desde la infancia, dónde ya comienzan a florecer una relación un tanto intempestiva marcada por las continuas disputas, pasando por la adolescencia en la que refleja con maestría los diferentes intereses de chicos y chicas a esas edades, hasta trasladarnos al momento en que en plena madurez, se reencuentran, reapareciendo con fuerza aquellos sentimientos de juventud y otros mucho más intensos.

Es una novela que sin duda te atrapa desde el principio. En la que me ha gustado todo, desde la trama sencilla y sin grandes complicaciones, más que las que cualquier mortal con una vida normal podría enfrentar.
Me gusta el lenguaje de los personajes, tan real y cotidiano que desde mi punto de vista no resulta vulgar ni soez, simplemente eso, real.

Los protagonistas son maravillosos, él con su carácter temperamental, caprichoso e infantil en ocasiones, y ella con su autocontrol, su disciplina y sus modales impecables, que pierde en más de una ocasión, consiguiendo momentos estupendos y chispeantes.
Sin duda entre ellos existe desde le principio una química arrolladora que estalla cada vez que están juntos.

Discusiones, peleas y malos entendidos,llenan las páginas de este libro, pero también el humor, la ternura, el amor y la amistad. Y claro, la pasión desenfrenada que los atrapa sin remedio. Creando escenas cargadas de erotismo que consigue subir la temperatura sin caer en la vulgaridad. Escenas de sexo que desde mi punto de vista están totalmente justificadas y que dan sentido y fuerza a la historia.

Destacaría un personaje que me ha impactado, y es Dario, el hermano de Ruth. A pesar de que es ella la que lleva todo el peso y las cargas familiares, el siempre está allí, apoyándola,protegiéndola y animándola. Tierno, cariñoso y sobreprotector, así es el hermanísimo de nuestra prota.
De hecho una de las escenas que más me ha impactado (sin contar otras más subiditas de tono), sin duda es la protagonizada por Dario, Ruth y más tarde marcos. No voy a decir más para no destripar al novela, pero me resultó tremendamente conmovedora.
La madre de Marcos sin duda también es un personaje curioso y dentro de su locura, resulta más cabal que su hijo en muchas ocasiones.

Resumiendo, ha resultado una historia fascinante, que me ha conmovido, divertido y emocionado, (y algunas otras cosas jijiji).
Muy recomendable siempre y cuando te guste la erótica o como bien ha dicho Lilian si quieres iniciarte y no sabes con cual.
Mi valoración: 4,5/5
Crítica realizada por Leer con estrellas
 
Una novela que está denominada como erótica pero que además trata otros temas, logrando así un argumento que engancha y no solo encuentros torrenciales entre sus protagonistas.
Ruth y Marcos son amigos desde la infancia. Han compartido juegos, riñas y alguna que otra broma. Cuando comienza la adolescencia se separan; Marcos abandona el país obligado por su padre, y pasan muchos años hasta que se produce un encuentro fortuito con Ruth y estalla la bomba que llevaba años fraguándose.

Ruth es una mujer responsable, muy involucrada en el bienestar de los demás, madre postiza de sus hermanos,... en definitiva, vive por y para otros lo que le lleva a olvidarse de ella misma.
Marcos es inestable, burlón y sobre todo un bocazas.
Cada uno de los encuentros entre estos dos personajes es un cúmulo de acontecimientos, pueden pasar del mas tierno amor al desenfreno, de una charla amigable a unos enfados descomunales,...

El resto de los componentes de esta historia tampoco tienen desperdicio; los amigos de Marcos y Ruth son esos seres incondicionales que apoyan a la "débil" Ruth y desprecian al "tirano" Marcos; Darío, hermano de Ruth, es sobreprotector y muy temperamental; el padre de Ruth sufre demencia; y la madre de Marcos está obsesionada con las telenovelas. Todos tienen su propia historia y cada uno aporta su granito de arena para lograr una novela erótica, divertida y sobre todo muy conmovedora.

Una novela que me ha gustado, me ha entretenido, me ha hecho sentir y reir.
Le pongo un 8.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |