Nieves Hidalgo - Días de ira, noches de pasión

10.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Cynthia HJ

Tercera entrega de la serie "Un romance en Londres"

Sabrina Klever nunca pensó que, cuando todo le había dado la espalda, el conde de Lancashire la salvaría. Tampoco imaginó que casi seis años después se encontraría, cara a cara, con el último hombre al que hubiera deseado volver a ver: el barón de Sheringham, que acaba de regresar de la guerra contra Napoléon.

El barón de Sheringam ha regresado con el único deseo de olvidar los horrores de la guerra. Lo único que le ha mantenido cuerdo ha sido evocar unos ojos violetas que lo atan a un pasado feliz, antes de conocer la furia de un tiempo de sangre y muerte.

Sin embargo, cuando encuentra a Sabrina viviendo en casa de su abuelo y a pesar de la profunda atracción que siente por ella, no está dispuesto a que manejen sus sentimientos. Su misión es otra: desenmascarar a la mujer que pretende quedarse con parte de su patrimonio. Aunque para ello tenga que renunciar a la pasión.

“Días de ira, noches de pasión” es la tercera entrega de la trilogía “Un romance en Londres”. Habiendo leído las 2 novelas anteriores, debo confesar que tenía no muchas, sino muchísimas ganas de leer la última y ver cómo Nieves Hidalgo cerraba la serie.

En esta novela, sabemos la historia de Ken. Ya me gustó cuando aparecía en las otras 2 novelas, pero debo decir que ahora me gusta mucho más. Nuestro protagonista, atormentado por una niñez de maltrato, detesta usar el título heredado de su padre. Vive con su abuelo, lord Lancashire, por el que siente devoción, aunque a veces se busquen las cosquillas. Cuando estalla la guerra contra Napoleón, se embarca en la contienda. Antes de irse, habiendo bebido de más, tiene una noche de pasión con una chica desconocida que ya nunca más podrá olvidar.

Sabrina se había enamorado platónicamente del apuesto noble que frecuentaba la taberna en la que trabajaba. Era huérfana, no aspiraba a nada y no pensó en las consecuencias de meterse a hurtadillas en la habitación de Ken. Él marchó a la guerra y ella se quedó embarazada, por lo que perdió su trabajo. La suerte quiso que Lord Lancashire, de corazón bondadoso, le diera trabajo y un hogar en Traveron House.

Pasan los años y Sabrina vive feliz en sus nuevas circunstancias, junto a su hija Charleen y al resto de personas de Traveron House. Hasta que aparece el hombre que le robó el corazón y resulta ser el nieto de Lord Lancashire. Él parece no recordarla y ella intenta que así sea. ¿Cuánto tiempo podrá mantener la mentira?

Los libros de Nieves Hidalgo hay que leerlos sin apenas saber nada del argumento, lo juro. Son capaces de atraparte habiendo leído un par de páginas a lo sumo. Nieves tiene una forma de escribir que es una absoluta gozada. Lees casi sin darte cuenta y terminas las novelas en un suspiro. Es algo realmente mágico, es un don que muy pocas escritoras que he leído tienen.

Sabe situarte en la historia sin aburrir, dando pinceladas del contexto histórico o de los personajes que de verdad existieron. También aparecen los personajes de las otras novelas sin que acaparen demasiado. Las 3 novelas suceden a la vez, así que es genial cómo consigue entrelazarlas de manera tan magistral.

Los personajes son siempre magníficos. Sabrina es fuerte, decidida y sabe lo que quiere. Es una mujer íntegra y hace todo lo que está en su mano por sacar a su hija adelante. Ken es, sencillamente, grandioso. Entre ellos siempre está ese rifirrafe, esa tensión, que hace que se vayan desarrollando como personajes y que tanto me gusta. Su romance es muy bonito, de estos que tienen dos enamorados que no son capaces de reconocer que se quieren por lo orgullosos que son ambos. La relación de Ken con Charleen es adorable, por cierto.

Los secundarios también me han encantado. Desde el bueno de Lord Lancashire hasta la criada Lina. Y, cómo no, mención especial al sargento Tribby, a Eddy y a Pistón. Creo que el elenco de personajes secundarios es algo que Nieves Hidalgo hace muy bien y consigue siempre que les cojas un cariño especial. Aquí el malo, cuyo nombre no diré para no revelar más de lo debido, ha conseguido engañarme hasta a mí.

En fin, que es un cierre perfecto para esta trilogía, aunque debo decir que me da pena que sea el final porque me ha gustado tanto que la voy a echar de menos. Una lectura recomendada si eres fan de Nieves Hidalgo y de la buena novela romántica española. Leer a esta autora es siempre un total acierto.

 

Crítica realizada por Rocío DC

Por fin tenemos nueva novela de la gran y mejor autora (lo dicen los resultados de los premios, no me lo he inventado yo XD) Nieves Hidalgo, y es que leer algo de ella es sinónimo de acierto seguro.

La novela en cuestión es la última entrega de la serie Un romance en Londres, la cual la componían en principio tres novelas que finalmente han resultado ser cuatro. ¡Y qué cuatro novelones!

Realmente no podría decir cuál de ellas me ha gustado más. Son buenísimas e incomparables entre sí, ya que, como bien ha demostrado Nieves muchas veces, es capaz de escribir historias tan diferentes entre sí como igual de extraordinarias.

En Días de ira, noches de pasión conocemos la impresionante historia de Sabrina Klever; una joven a la que la vida no ha tratado muy bien, y un día cansada de ser siempre tan correcta, se deja llevar por su instinto... sin sospechar que la vida iba a cambiarle tanto tras esa decisión.

Ken, barón de Sheringam vuelve de la guerra contra Napoleón deseando olvidar todo el horror y pensando en una mujer que justo antes de irse le regaló una noche de amor. Pero para más problema no solo no encuentra a dicha mujer, sino que se encuentra con un problema de magnitud inconcebible cuando regresa a casa de abuelo, con el que vive.

Y es que con él están viviendo una mujer y su hija, que él está dispuesto a desenmascarar, pues cree que la mueve el interés...

¡Ay qué historión! De verdad que cuando pienso que Nieves no puede gustarme aún más porque ya es adoración pura y dura, va y me deja aún más enamorada todavía. Y es que esta historia vuelve a arrasar con todas las expectativas planteadas con la historia de Ken  y las sobrepasan sobremanera.

No puedo contar mucho más de que ya he hecho pues desvelar cualquier dato sería meter la pata, pero sí puedo decir que es una historia de esas que no puedes soltar y que sabe a poco.

Sabrina es una mujer digna de admirar que lucha con uñas y dientes por si vida y por lo que cree correcto.

A Ken me han dado ganas de matarlo en alguna que otra ocasión pero también me ha enamorado completamente con sus acciones.

Las escenas, diálogos y momentos entre ellos dos no tienen desperdicio. La conexión y química que ambos personajes desprenden es deliciosa.

Tengo que destacar en mi reseña la presencia de Charleen. Un personaje que he adorado y arrancado alguna sonrisa, y de la que, no sería del todo sincera sin añadir, me hubiese gustado ver más protagonismo para ella; sobre todo en medio de Sabrina y Ken. Creo sinceramente, que hay momentos en el que este gracioso personaje hubiese dado más juego y añadido más chispas entre ellos.

Por supuesto, la elegante narrativa de la autora, junto con su particular forma de describir la ambientación, consigue meternos de lleno en la época y ver, sentir y casi palpar todo lo que nos cuenta.

Por lo demás y en general, pienso que ha sido una novela preciosa y un cierre de la serie excepcional. Serie que recomiendo encarecidamente leer.

Gracias, Nieves, una vez más, por deleitarnos con tus palabras.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |