Nieves Hidalgo - Brezo blanco

Redactoras: Críticas de Cynthia HJ, Críticas de Rocío DC

Valoración:

Crítica realizada por Katon

Josleen es la hermana del laird McDurney, querida por su pueblo se desvive para ayudar a los enfermos y a todo aquel que necesite una mano amiga. A Josleen le da igual si son de su clan o no, por eso no puede permitir que la escolta que la acompaña de vuelta a casa torture a ese pobre guerrero medio borracho y muerto de frío que encuentran en el límite de sus tierras. Josleen, temerosa de que sufra más daño lo ayuda a escapar, sin saber que no es un guerrero cualquiera, sino el laird de su mayor enemigo, el clan McFeresson. Aunque la animadversión entre los dos clanes surgió hace décadas, ambos clanes se siguen hostigando, robando ganado y con pequeñas escaramuzas, hasta que Kyle McFeresson haga algo que Wain McDurney no puede perdonar, secuestrar a su propia hermana.

Tiempo después de liberar a Kyle, Josleen viaja para visitar a su madre y a asistir al parto de la hija de su marido, pero a medio camino son asaltados por un grupo de guerreros McFeresson con su laird a la cabeza. Kyle, que no ha podido olvidar a la joven, se tomará su revancha por todas las afrentas de Wain. Pero Josleen no es una joven tímida o asustadiza, no duda en enfrentarse al propio laird para saber cómo se encuentran sus hombres. La fama de Kyle McFeresson lo pinta como un hombre rudo, despiadado y cruel, pero Josleen podrá comprobar que eso son solo rumores. Es un laird justo que poco a poco va adentrándose en el corazón de la joven. Aunque sea la propia Josleen la que tenga que educar a sus salvajes hermanos menores y hacerle ver lo que las personas más cercanas al poderoso jefe del clan sienten y anhelan. No voy a contar más del argumento, solo diré que un traidor acecha a ambos clanes y no se detendrá ante nada para conseguir alzarse con su objetivo.

Una historia sencilla, ambientada en las Highlands y con escoceses por doquier, y solo puedo decir que lo he pasado genial leyéndola.
Los protagonistas tienen una química impactante, él parece un bruto de las Highlands pero tocando las cuerdas adecuadas se convierte en un osito. En el fondo Kyle guarda aún mucho dolor por el daño que le hizo una mujer. Hasta que llegue Josleen, una joven que no se deja amedrentar aunque por dentro esté muerta de miedo. Ambos son tercos y valientes, aunque quizá Kyle lo pase un poquito peor hasta que se acostumbra a Josleen, y lo que me he divertido leyendo cómo se ha llevado a cabo esa "convivencia". En cuanto a los secundarios, además del pequeño Malcom, un niño que poco a poco le roba el corazón a Josleen y al propio lector, me gustaría destacar a Verter, uno de los guardias que acompañan a Josleen, y el que con sus gritos da un punto lleno de humor a la historia, ese hombretón le tenía demasiadas ganas a Kyle.

Unos diálogos fantásticos y unos desencuentros llenos de tensión, en medio de una lucha entre clanes por una afrenta cometida hace décadas ambientado en las idílicas Highlands, con humor, ternura y pasión, yo no podría pedirle más a esta novela. ¡Lo que he disfrutado con ella!

 

Crítica realizada por Rociodc

Kyle McFeresson, es el jefe de su clan, por lo cuál lleva muchas responsabilidad en sus hombros. A parte de esto es un hombre iinfeliz en algunos aspectos por culpa de los fantasmas de su pasado... su vida cambia a partir de un día en que para despejarse de tanta responsabilidadad sale por sus tierras y bebe un poco de más. .. en un despiste es capturado por unos hombres, que no resulta ser de otro clan que de los McDurney. Su clan enemigo de hace décadas.

Josleen McDurney es la hermana del jefe de su clan, es una muchacha valiente y decidida, que no duda en poner en libertad al prisionero que han tomado sus hombres sin saber de quien se trata, y sin saber que meses después ella se convertirá en la prisionera de él.

Y es que después de correr el peligro de ayudar a un enemigo, Josleen viaja para ver a su madre y es secuestrada por el hombre al que ayudó. Cuando Josleen descubra quién es su secuestrador es un poco tarde para odiarlo, ya que otro sentimiento tiene cada vez que lo mira.

Una vez más Nieves Hidalgo me sorprende con una maravillosa historia, esta vez de higlanders, con un argumento que atrapa desde el principio al final. Sencillo pero entretenido, donde hay momentos divertidos, otros tensos, momentos de amor inolvidables. Con unos diálogos muy buenos, con los que me ha emocionado, he reído y disfrutado. Y algo que para mí caracteriza a la autora que es su forma de explicar y detallar todo en la ambientación para hacerlo perfectamente real y creíble, y hacer que al menos a mí me transporte a aquellos maravillosos lugares y época.

La historia es totalmente recomendable, es de las que te deja la sonrisa en la boca, y los personajes son de los recordarás con cariño. Es una de esas novelas que no quieres que acabes.

Así que creo que todo el mundo la debería leer, y quién ya lo hizo en su día cuando Nieves la colgó gratuitamente, también les recomiendo que la lea, pues tiene escenas y diálogos nuevos que no hay que perderse.

A mi al menos me ha encantado. Ojalá pronto salga en papel. EXCELENTE.

 

Crítica realizada por Malory

Leer esta novela ha sido como volver a reencontrarme con aquellas maravillosas historias de antes, en las que lo importante era la historia entre los protagonistas y no los acontecimientos históricos del momento. Aquellas en las que no faltaba un malo malísimo y nuestro galán parecía negarse a reconocer lo evidente, que estaba enamorado hasta las trancas, y solamente lo admitía ante la posibilidad de perder a su amada. Las peleas y los malos entendidos entre los protagonistas tampoco podían faltar, puntito que exaspera y da vidilla a la trama a partes iguales.

De verdad, he disfrutado muchísimo de esta historia por eso, porque de verdad me ha recordado a aquellas primeras historias que leí hace tantos años. Otro detalle para que me encanta, es que hacía siglos que no leía nada de highlandres y ha sido un gustazo volver a toparme con estos rudos hombretones.

La historia de Kyle y Josleen (soy un desastre para los nombre y no sé si lo he escrito bien, seguro que no), es una historia sencilla, bonita, tierna, entretenida y muy bien contada.
Con unos protagonistas que enamoran y unos secundarios estupendos que aportan su granito de humor y ternura a la historia.

En resumen, una novela que merece la pena leer si se quiere pasar un buen rato y desintoxicarse un poquito de todos estos subgéneros de romántica que van apareciendo (contra los que no tengo nada, porque en su mayoría me encantan), con un libro que tanto recuerda a aquellas historias con las que muchas de nosotras empezamos a disfrutar de la romántica.

 

Crítica realizada por Cynthia HJ

Nieves Hidalgo es una de mis escritoras favoritas y tenía muchas ganas de leer esta novela porque está ambientada en Escocia y yo tengo debilidad por esas tierras y por las novelas de highlanders.

¿De qué va “Brezo blanco”? Va del enfrentamiento entre dos clanes, los McDurney y los McFeresson. Llevan generaciones enemistados y no parece que eso vaya a cambiar. Kyle es el jefe del clan McFeresson y Josleen es la hermana del jefe del clan McDurney. Cuando, en un viaje, el grupo de Josleen hace prisionero a Kyle, ella no dudará en liberarlo en cuanto tiene oportunidad para así evitar problemas mayores. Meses después será ella la que acabará prisionera de Kyle aunque él, en lo último en lo que piensa, es en liberarla.

El principio de la novela me gustó. Josleen es una mujer con convicciones y que está dispuesta a ayudar a todo el mundo, sean o no aliados. Me pareció un acto precioso el que ella liberara a Kyle. Por eso, cuando después Kyle la hace prisionera, esperé de él otro comportamiento. Y, a partir de ese punto en la novela, dejó de gustarme. Porque no, Kyle no la libera. De hecho, lejos de planteárselo, se dedica a tenerla de concubina. Ni más, ni menos. Y de ahí va derivando la historia hasta el enfrentamiento entre los McDurney y los McFeresson una vez la familia de Josleen descubre el engaño y el secuestro de la mujer.

La novela se centra en la pareja protagonista. Y en nada más. Fuera de sus constantes encuentros sexuales y sus continuas guerras dialécticas, no sucede nada de especial interés. Si eres de las lectoras que, como yo, se aburren con el continuo rifirrafe sexual, esta novela no es para ti. Nunca he conseguido entender cómo una mujer con la cabeza tan amueblada como Josleen se deja ningunear de semejante forma por Kyle y, encima, le ríe las gracias. No comprendo que, estando hasta herida, en lo único en lo que piense es en tener sexo. Me queda totalmente fuera de lugar. Tampoco entiendo que ella, que dice en varias ocasiones que lo que le gusta es hacer tiro con arco o entrenar con la espada con su hermano y que “detesta coser” se pase todo el rato cosiendo. Y no entiendo qué le ve a Kyle, la verdad. Es un hombre que ha abusado de ella y que ni siquiera es un buen jefe de clan. Porque no lo es. Antepone sus necesidades sexuales a la seguridad de su clan, poniéndolos a todos en peligro por quedarse a Josleen. La verdad, es el primer protagonista de Nieves que no soporto.

Los personajes secundarios son un adorno en el mejor caso. Esperaba que tuvieran más peso o que se relacionaran de alguna forma con los protagonistas. Porque Josleen, por ejemplo, no se relaciona con nadie de forma que dé pie a desarrollo de personajes. Sólo se relaciona con Malcolm, el hijo de Kyle. Y es el único toque de color y frescura de la novela.

La historia está muy trillada. Es totalmente como cualquier otra novela básica de highlanders, donde hay demasiados clichés y nada innovador. Cuando eres como yo y has leído muchas novelas de este tipo, puedes predecir sin problemas qué va a pasar en la siguiente página. Digamos que es una novela “como las de antes”, pero para bien y para mal. El machismo, que yo tanto aborrezco, está sumamente presente.

La narrativa, eso sí, es muy buena. Nieves Hidalgo escribe francamente bien y eso hace que la lectura sea muy ágil. La novela se lee en seguida. La forma de escribir de la autora es lo único que salva mi decepción con “Brezo blanco”.

En definitiva, “Brezo blanco” es una novela para pasar un rato y olvidarla después. No es de las mejores de Nieves Hidalgo, ni mucho menos. Está bien narrada y se lee de forma fácil, pero nada más.

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |