Nicole Jordan - El amante

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Mencía

Sinopsis:

¿Se acompasarán dos corazones libres a un único latido?
La primera vez que Sabrina Duncan posó sus ojos sobre Niall McLaren, los poderosos brazos y el ancho torso del highlander la ayudaron a comprender su fama de guerrero fuerte y vigoroso. Cuando esa misma noche Niall decidió besarla, Sabrina también comprobó lo acertado de su reputación como amante: McLaren era capaz de robar el alma de una mujer con sólo rozar sus labios. Niall sabe que una antigua promesa familiar le obligará a contraer matrimonio con la primogénita del clan vecino, Sabrina.
Pero su concepto de la fidelidad conyugal dista mucho de ser ideal para una dama como ella. Cuando meses más tarde ambos se reencuentran para cumplir con el trámite, el fuego del beso que compartieron estalla de nuevo entre ellos. Pero en las indómitas Highlands dos corazones deben chocar antes de aprender a latir como uno solo.
¿Se convertirá la obligación en amor?


Opinión

Una de las características propias de esta autora es el velo de sensualidad con que envuelve a todas sus obras. No nos ha de extrañar que El amante sea pues, una de esas novelas en las que priman las escenas ardientes y tentadoras sobre las sentimentales o de intriga.
Quizá al ver su portada penséis, como yo, que esta vez nuestro viaje nos llevará hasta la Escocia medieval con sus aguerridos y “bárbaros” highlanders todo pasión y honor. Craso error. Porque si bien es cierto que el billete tiene por destino a Escocia y nuestro compañero de viaje es todo un laird, también lo es que el desarrollo de su acción nos sitúa unos cuantos siglos después, concretamente en el XVIII. Con lo que encontraremos disputas tribales, pero también bailes de salón; no tendremos que echar en falta la exaltación de aquellas agrestes y bellas tierras, sus sencillas y leales gentes y sus códigos de honor, porque ahí están, pero también la decadente alta sociedad, con sus empelucados y empolvados galanes de tres al cuarto, y sus coquetos y depravación, moviéndose al son de un minué.

Niall McLaren es el tercer hijo de un laird, y como tal, se ha criado sin el peso de ser el futuro destinatario del legado de sus ancestros. Hedonista, vividor, mujeriego. Admirado y perseguido por las féminas, a las que gusta complacer tanto de palabra como de obra -porque de pensamiento precisamente no va la cosa-.

Sabrina Duncan es totalmente opuesta: firme, de belleza anodina y presentación defectuosa, poco conoce del placer. El baile de compromiso de su prima con el único pretendiente serio, que hasta entonces, había tenido nuestra protagonista los reúne. Mientras él se dedica a seducir a una bella casada, Sabrina (sin querer) espía. Y rota la escena de seducción, ambos emiten sus juicios - nada halagüeños por cierto-. Estas primeras impresiones se mantendrán a lo largo del desarrollo de la trama, obsequiándonos con secuencias de equívocos, divertidas y de lo más estimulantes para la lectura.

No es cuestión de desvelar los motivos que les llevan a ambos a las Highlands, ni las circunstancias que les hacen caer en un matrimonio de conveniencia. Entre otras cosas, porque el hilo conductor que nos hace pasar sus páginas con avidez no es ese. El amante, nace, crece y vive, de los enfrentamientos personales, la tensión sexual -con sus correspondientes culminaciones-, y su evolución hacia sentimientos mas profundos.  

Esta novela es la historia de amor, de un guapo que sabe que lo es  y una joven que tiene la seguridad de no serlo. De un hombre que se reconoce una y mil veces incapaz de fidelidad conyugal, y una mujer que siempre ha deseado un matrimonio por amor.
Rechazos y apoyos, y por supuesto conquista, porque qué este seductor cae, cae.
Orgullosos y nobles, cada uno a su manera, y fogosos en la misma medida, esta pareja nos ofrece una historia cargadita de pasión, como no era menos de esperar viniendo firmada por la Sra Jordan.
A mí particularmente me ha gustado. Cierto, su trama no es para echar cohetes, pero tampoco está mal, y sus protagonistas con sus tira y afloja, sus reacciones, y características, me han resultado de lo mas alentadores y calentitos.
El amante es una buena novela de ritmo ágil, sin demasiadas profundidades, para disfrutar de un capítulo mas de guerra de sexos. ¿ Qué, apetece?   

-------------------------------------

Crítica realizada por Mc2

La primera vez que Sabrina Duncan posó su mirada sobre Niall McLaren, los poderosos brazos y el ancho torso del Highlander la ayudaron a comprender su fama de guerrero fuerte y vigoroso.

Cuando esa misma noche Niall decidió besarla, Sabrina también pudo comprobar lo acertado de su reputación como amante: McLaren era capaz de robar el alma de una mujer con solo rozar sus labios.

Niall sabe que una antigua promesa familiar le obligará a contraer matrimonio con la primogénita del clan vecino, Sabrina. Sin embargo, su concepto de fidelidad conyugal dista mucho de ser ideal para una dama como ella. Cuando meses más tarde ambos se reencuentran para cumplir con el trámite, el fuego del beso que compartieron estalla de nuevo entre ellos. Pero en las indómitas Highlands dos corazones deben chocar antes de aprender a latir como uno solo.

¿Se convertirá la obligación en amor?


Sabrina Duncan es una joven escocesa que abandonó las Highlands con solo 4 años, y con una anodina vida de la que no parece querer huir. Abandonada por su prometido no espera gran cosa de la vida, ¿pues quien podría sentirse atraído por una mujer con tan escasos atributos como ella?

Niall McLaren es un hombre fuerte, viril, endemoniadamente guapo e hijo menor del jefe McLaren. Siendo el menor de tres hermanos nunca consideró que se convertiría en jefe del clan. Sin embargo, la muerte prematura de sus hermanos, le lleva a tener que asumir un cargo para el que piensa no  encontrarse preparado. Además la jefatura lleva consigo el matrimonio con una dama que él no ha elegido: la heredera del clan Duncan. Lo malo es que Niall ya conocía a Sabrina de antes, y sus recuerdos no eran nada buenos. Una joven del montón, de lengua afilada y con demasiado recato virginal para su gusto.

A Sabrina el beso que McLaren le dio en el jardín de su tía la  había dejado marcada. Ya no quería quedarse soltera ni le atraía su insulsa y anodina vida. Quería un esposo que la amase, hijos a su alrededor y alguna aventura en sus amadas Highland. Lo malo de todo era el marido que habían escogido para ella. Uno de los mayores libertinos que había conocido y del que no esperaba fidelidad.

Las provocaciones por parte de Niall son constantes y el fuego interno de Sabrina va saliendo poco a poco al exterior, dando lugar a una mujer valiente que no se amilana ante nada ni ante nadie. En su afán por demostrar lo que vale se meterá una y otra vez en problemas hasta el punto de que casi pierde la vida por ello.

Tras sentirse doblemente traicionada intenta negociar una paz con el clan vecino de los Buchanan, pero su intromisión lejos de ser agradecida la lleva a distanciarse de Niall, al que ya ha entregado su corazón. Agotada por la situación, de la que cree no poder salir,  decide regresar  a Edimburgo.

Tras darse cuenta de lo que ha perdido Niall la seguirá, aunque le costará mucho más convencerla de su amor.

Esta es una de mis  novelas favoritas de Nicole Jordan. El tira y afloja entre los dos protagonistas está cargado de mucha tensión, convirtiendo su lectura en un placer. Muy entretenida y con una gran sensualidad, atrapó mi atención de principio a fin.

Le doy un 4.5 sobre 5.
 

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |