Nicola Cornick - Secretos de sociedad

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Lilian

"La formal Sarah Sheridan aspiraba a llevar una vida tranquila y respetable, y así dejar atrás el pasado de su familia. Pero la llegada de una carta reclamando su presencia en Blanchland hizo que todo cambiara. La que había sido la casa de su niñez albergaba ahora las fiestas más salvajes de toda Inglaterra...
Ni siquiera Guy, el vizconde de Renshaw, que era un conocido vividor, se atrevería a entrar en Blanchland. Aunque la señorita Sheridan parecía una mujer respetable, su visita a aquel lugar la convertía en una mujer misteriosa, cuyos secretos estaba dispuesto a descubrir a toda costa"

La historia es bastante rocambolesca. Sarah Sheridan, es una damita venida a menos que trabaja como señorita de compañía para su prima lady Amelia. Sus días transcurren apaciblemente entre paseos a caballo y en calesa, hasta que, recibe una carta póstuma de su hermano. De repente tiene una sobrina secreta que debe encontrar a toda costa, así que, en un periquete decide dejarlo todo y empezar a buscarla en Blanchland. Su antiguo hogar está ahora en manos del primo Ralph, que lo ha convertido en un antro de perversión.

Mientras tanto en plena calle, hace su aparición el gallardo vizconde de Renshaw. Hasta aquí, puede digerirse el argumento pero la novela empieza a parecerse a una comedia mala de enredos: que si el padre del vizconde es el padrino de Sarah pero no se tratan, que si Greville es un buen amigo suyo y al mismo tiempo pretende a lady Amelia, que si los oscuros secretos familiares amenazan con salir a la luz...

En fin, ¿ya os habéis perdido?. Continúo y prometo ser breve...

Una vez reencontrados todos los personajes, ponen rumbo a Blanchland y empiezan su extraña aventura...

He conseguido terminar este Harlequín a trancas y barrancas. La historia no engancha y es bastante torpe. Hay magreos por sorpresa, potentes afrodisíacos que provocan alguna canita al aire y un "quien sabe donde" de la sobrina Olivia que no lleva a ningún lado y es una pena, porque es el eje de la novela.

Por otro lado, es de agradecer que Nicola Cornick ofrezca dos romances por el precio de uno. De hecho, me han gustado más los tibios amoríos de Sir Greville con lady Amelia que los de la pareja protagonista. La relación entre Sarah y Guy se desarrolla a salto de mata. Pasamos de un "¡quita! que las manos van al pan" a un "ven y rescátame". No es un amor basado en malentendidos o discusiones continuas, es más bien, para pasar el rato (o eso es lo que parece).

Resumiendo, otro Harlequín del podía haber prescindido. Mi puntuación es 1,5/5

-----------------------

Crítica realizada por Teresa

Romance de Regencia que he disfrutado a pesar de que tiene alguna pega según mi modo de ver, he disfrutado a ratos.

A lo que vamos, la historia nos cuenta la vida de Sarah, una mujer para la que la respetabilidad es muy importante y cuyo mundo se vuelve cabeza abajo tras la llegada de una carta. Ella debe ir a la casa donde vivió su niñez. Pero la casa no es lo que era, ahora se ha convertido en un lugar en el que hay fiestas subidas de tono, un tugurio al que muchos no se atreven a acudir.

Como en otras historias, Sarah es una mujer que ha sufrido la dejadez de su padre y de su hermano que, a su muerte, la dejan en no muy buenas condiciones de vida. Se ha visto obligada a ser la acompañante de lady Amelia. Sin medios para sobrevivir, incluso ha perdido su antiguo hogar, Blanchland, que ha caído en manos de sir Ralph.

Ralph es un personaje curioso, capaz de llevar a cabo cualquier cosa, y ha convertido la casa de Sarah en un tugurio de pecado y perdición, donde se llevan a cabo toda serie de reuniones donde brilla la depravación y el desenfreno.

El jaleo comienza cuando la carta que recibe la protagonista le dice que su difunto hermano, al parecer, tiene una hija ilegítima. Y esa hija vive en Blanchland. Por lo tanto, Sarah no ve otro remedio que enfrentarse a ese lugar de vicio para rescatar a Olivia, que no es otra sino la que le escribe pidiendo ayuda.

Nos encontramos en la novela con una mujer de principios sólidos que no duda en poner en peligro su reputación por ayudar a su sobrina, a pesar de saber que va a resultar escandaloso para su buen nombre acudir a su antigua casa.

Renshaw, el protagonista, es amigo de un pretendiente de lady Amelia. Bastante orgulloso, cínico y libertino, siente sin embargo una fuerte atracción hacia Sarah, a la que conoce de la infancia.

Es una novela de equívocos, porque él, al saber que Sarah va a ir a esa casa de perversión, piensa de ella lo peor. No es de extrañar, puesto que las mujeres que pisan la casa carecen de virtud.

El argumento no está mal, incluso es bueno, pero tengo que decir que a mi modo de ver la narrativa resulta un poco cansina, no por el modo de escribir de la autora sino por la cantidad de signos admirativos que conlleva la novela, como si estuviesen gritando a cada momento.

Los personajes secundarios me han gustado, tanto lady Amelia como el padre del protagonista, que toman parte en el engranaje de la historia.

Algo de suspense, un argumento medianamente ingenioso y una tensión romántica aceptable entre los personajes principales, algunos malentendidos, consiguen hacer de esta novela una lectura entretenida, siempre y cuando la leamos no esperando gran cosa de ella.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |