Nicola Cornick - Engañada

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Teresa

La princesa andaba buscando un caballero que la ayudara a resolver sus problemas financieros... La princesa Isabella jamás creyó que se encontraría en una situación semejante. Ya era bastante malo que se hubiera arriesgado a acabar en la cárcel por culpa de unas deudas que no eran suyas, pero que tuviera que casarse por conveniencia con Marcus, conde de Stockhaven... el hombre al que había amado y perdido hacía tanto tiempo y que él clamara venganza pretendiendo hacerla suya en todos los sentidos..., ¡eso era intolerable! Mientras los rumores se propagaban por todo Londres, Isabella luchaba por mantener las distancias con su esposo. Pero cuanto más lo intentaba, más ardiente era la pasión... Una pasión que acabaría quemándolos a ambos.

Novela romántica de las de siempre, con unos personajes que atrapan, buenísimos secundarios y una historia que no te deja cerrar el libro hasta que lo acabas.

La princesa Isabella Di Cassilis no tiene más remedio que casarse porque su difunto esposo no sólo la ha dejado sola sino con una deuda de campeonato, hasta tal punto que puede ir a la cárcel si los acreedores se lo proponen.

Está dispuesta a todo con tal de no acabar en prisión, por tanto ¿qué es lo más acertado? Pues encontrar a algún desdichado que la saque del atolladero. Sí, está dispuesta a lo que sea, pero cuando vuelve a encontrarse con Marcus, conde de Stcokhaven, empieza a pensar que la idea no es tan buena. Marcus no es lo que ella quiere para salir del aprieto, pero no le queda otra alternativa, aunque tenga que soportar que él quiera venganza.

La forma en que nos narra la historia la autora es muy entretenida, sobre todo porque los dos protagonistas ya se conocen de antes, ella ha estado enamorada de Marcus y lo perdió y él quiere hacerla suya a toda costa. Por lo tanto, nos encontramos en el libro con una guerra de fondo, orgullo contra orgullo, terquedad contra terquedad, y eso me encanta en las novelas románticas, esa batalla de caracteres que al final acaba uniendo a ambos.

Me ha gustado también el modo en que Marcus se toma las decisiones de Isabella, no estando para nada de acuerdo en acabar con el matrimonio pasado un tiempo. De anular el matrimonio, nada de nada. Yo llegué a pensar que la protagonista era lela, querer separarse de ese hombre tan gallardo, tan orgulloso y tan guapísimo...

¿Qué Marcus quiere venganza? Hombre, es que si te han dejado plantado en el altar años antes, no es para menos. Claro que él no cuenta con que estando de nuevo al lado de esa mujer que le partió el alma, va a sentir una pasión tan desbordante. Está resentido, desde luego, porque piensa que ella lo dejó por casarse con un príncipe cuando él era apenas nadie, un teniente de la Marina, pero las cosas han cambiado y él ha heredado un título. Ahora tiene poder para hacérselas pagar.

En la novela encontramos todos los elementos para hacerla agradable, para volver a leerla incluso pasado un tiempo y recordar las vivencias de los protagonistas. Amor, venganza, celos, una intriga alrededor de la anterior esposa de Marcus, lo que buscamos en un libro de este género, sumado a la buena narrativa de esta autora que es capaz de atarte a las páginas y no soltarte.

Warwick Edward es un secundario con fuerza. El malvado de la historia. Y me ha gustado su personalidad intrigante. Pero existen otros secundarios igual de buenos, auque no voy a nombrar a todos.

La recomiendo, desde luego, porque a mí me ha hecho pasar un rato delicioso.


Crítica realizada por Anasy

La princesa Isabella lleva años viviendo en el escándalo, concretamente desde que se convirtió en princesa al casarse con el príncipe Ernest proveniente de un pequeño reinado europeo. Las acciones y la depravación de su marido se asocia igualmente a su esposa, y cuando el príncipe muere y ella regresa a Inglaterra , Isabella ya cuenta con una escandalosa reputación que la alta sociedad no duda en ampliar y criticar. La princesa mantiene el tipo hasta que se entera que la única herencia que le deja su difunto marido son deudas a su nombre.

Desesperada por evitar la cárcel de deudores cuenta con muy pocas posibilidades y una de ellas es casarse con alguien que ya no tenga nada que perder y que no le importe cargar con las deudas de Isabella, por eso recurre al mejor sitio para encontrar a ese tipo de individuo, la cárcel. Lo que no esperaba encontrarse en ella era al conde Marcus Stockhaven antiguo amor y prometido de Isabella.

Marcus está cumpliendo una misión secreta en la cárcel de deudores intentando encontrar a un criminal llamado Warwick que lleva tiempo sacando delincuentes de la cárcel para que trabajen para él, además Marcus cree que ese mismo personaje está detrás del incendio de su casa un tiempo atrás. Encontrarse con Isabella y que ésta le ofrezca matrimonio, es lo último que esperaba.

Marcus quiere venganza, lleva doce años pensando en Isabella cuando ésta lo dejó en el altar para casarse con un príncipe, la cree una oportunista y una golfa igual que su marido a la que sólo le importa el dinero y su legión de amantes, así que acepta el trato de casarse con ella pero sin ninguna intención de disolver el matrimonio más adelante como Isabella quiere.

Por supuesto los motivos por los que Isabella se casa con el príncipe y las habladurías sobre su reputación apenas se asemejan a la realidad, Isabella siempre amó a Marcus pero no quiere saber nada más sobre maridos o amor. Mientras que Marcus quiere retenerla a su lado como sea. La relación entre ellos empieza tensa pero los dos intentan estar siempre por delante el uno del otro, lo que provoca momentos bastante simpáticos, la trama de misterio también le da un toque interesante a la historia, lo mismo que los hermanos de Isabella que cobran protagonismo según avanza el libro.

Es una historia sencilla que entretiene y se lee en seguida. No está mal, para pasar el rato.

Bueno

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |