Nicholas Sparks - Un lugar donde refugiarse

0.0/10 Rating (0 votos)

Crítica realizada por Anasy

Cuando Katie aparece en la pequeña localidad de Southport, en Carolina del Norte, su precipitada llegada provoca muchas preguntas sobre su pasado. Katie es hermosa pero no le gusta lucirse y tiene una determinación obstinada por evitar cualquier relación demasiado personal hasta que una serie de desafortunados sucesos la obligan a establecer ciertos lazos: uno con Alex, un viudo propietario del colmado del pueblo y que tiene dos hijos pequeños y un gran corazón; el otro, con Jo, su soltera y muy franca vecina. Poco a poco, Katie irá dejando caer sus barreras, echando raíces en la comunidad y acercándose cada vez más a Alex y su familia.
Pero Katie no puede dejar enterrado el oscuro secreto que oculta su pasado y que todavía la persigue y la aterroriza. Un pasado que la obligó a emprender un viaje a través del país. Katie acabará por darse cuenta de que debe escoger entre una vida segura pero carente de emociones y otra que aun siendo más arriesgada puede darle mucha felicidad…


OPINIÓN PERSONAL:

Nuevo libro de Nicholas Sparks, al que he descubierto este año aunque parezca mentira. Con este son siete los libros que me he leído de él y puedo decir que todos me han gustado, unos más y otros menos. Este desde luego aunque me gusta, creo que es el más flojo que me he leído hasta el momento.

Katie es una joven que lleva un par de meses en Southport, cuando llegó no tenía pertenencias ni comida, pero por suerte consigue trabajo en un restaurante del pueblo, tiene una cabaña medio ruinosa alquilada en medio de un bosque y sobrevive con lo poco que va ganando y ahorrando. Es desconfiada,tímida y no cuenta con amigos.

Un día en la cabaña contigua a la suya se instala una mujer Jo, con la que enseguida entabla amistad. También empieza a fijarse en Alex, el dueño del colmado del pueblo, un viudo con dos hijos pequeños encantadores , Josh y Kristen.

Alex es un hombre amable y atento, un padrazo para sus hijos que hace lo que puede para mantener vivo el recuerdo de su fallecida esposa a la que amaba profundamente. Tras su muerta años atrás, él se hizo cargo de los niños y del negocio y lleva una vida pacífica intentando estar siempre con sus hijos.

Se fija en Katie desde que esta llega a la pequeña localidad, pero reconoce en ella a una víctima, una víctima que desea pasar desapercibida, que rehuye las conversaciones. Poco a poco intentará entablar conversación con ella. Y poco a poco va ganándose su confianza.

La relación entre los dos se va fraguando de manera calmada pero rápida al mismo tiempo. Katie adora a los niños y se enamora de Alex, lo mismo que este de ella, sus días pasan entre el trabajo y en hacer cosas junto con Alex y los niños que de manera natural la van acogiendo en su vida, pero katie arrastra un pasado, uno que aún no ha podido dejar atrás y que sabe que puede volver en cualquier momento.

El principio es una historia sencilla de dos personas que se van conociendo y amando, él es viudo y aún recuerda a su querida esposa, pero no se cierra ni se siente culpable cuando empieza a amar a Katie. Y Katie, huye de un loco, un monstruo que la aterroriza, su marido.

Como digo, la primera parte es tranquila, cuando Katie empieza a recordar su vida unos meses antes al lado del maltratador y torturador de su marido, la lectura se agiliza y coge fuerza, con alguna escena desagradable que ella recuerda en sus años de matrimonio, como comienza a planear su plan de huida y el terror que siente hacia un monstruo que no la deja vivir y la mantiene controlada en todo momento.

Toda esa parte casi se lee en un suspiro, pero para mi todo se estropea un poco hacia el final, los pensamientos enloquecidos de Kevin, el marido de Katie llegan a consistir en páginas y páginas de las mismos pensamientos de este, que se va debatiendo entre lo mucho que quiere que su mujer vuelva y en querer matarla. Es un personaje completamente loco que se recita pasajes de la biblia para si mismo, que piensa que el encarcelamiento hacia su mujer es el estado idílico de cualquier esposa, que cuando le pega lo hace porque se lo merece.

Todo eso llega a un punto que llega a cansar, sobre todo con el final que me parece un poco “raro”. Es como si Sparks no se quedara contento con que el maltratador obviamente la encuentre sino que tenía que hacerlo a lo grande para que Alex y katie lo tuvieran más difícil, y luego para rematarlo se saca algo de la manga perteneciente al personaje de Jo que descoloca un poco.

Resumiendo, el libro me ha gustado, sin más, no es de los mejores y a mi modo de ver le sobran páginas y páginas que parecen de relleno con algún acontecimiento que sobraba. Tengo que reconocer que me ha decepcionado un poco.

Le doy un bueno porque en general me ha gustado.

 


 

Crítica realizada por Lilian

Alex, viudo y padre de dos niños pequeños, regenta un supermercado familiar en una pequeña localidad de Carolina del Norte. Su vida es de lo más gris hasta que entra en escena, la enigmática Katie. Entre paquetes de judías y miraditas de soslayo, nace un amor casi épico.

Katie es un bellezón que no está en todo su esplendor. Lo ha pasado mal y se le nota. En su huida hacia delante, decide asentarse en Southport una temporada. Alquila una pequeña casita y empieza a trabajar como camarera en Ivan's. Poco a poco, su vida empieza a tener sentido. Entre compra y compra, traba amistad con Alex. Juntos pero no revueltos empiezan a frecuentarse, pero Katie se muestra esquiva. Está más interesada en mantenerse a flote que en iniciar una relación con un hombre. Arrastra demasiadas heridas sin cicatrizar. La sombra de su pasado se acerca peligrosamente y quiere cobrarse venganza...

A Nicholas Sparks le ha salido una novela con demasiada paja para tan poco grano. Tiene pocos diálogos y es difícil de digerir, tanto por el tema de fondo (poco frecuente en este género) como por la forma en la que está escrita. El argumento es denso y empalagoso. Me ha resultado muy pesado el papel del pobre viudo, encendiéndose como una bombilla cuando le echa el ojo a la primera cara bonita que entra en su tienda. No sientes que sea algo real. Cuesta imaginar a una persona con tanta pena por la muerte de su mujer que empieza a no pensar en otra cosa que en una cliente de su tienda, con la que apenas mantiene contacto. Es curioso como el autor da vueltas y vueltas a cosas sin importancia, mientras la verdadera esencia del libro se le escapa entre los dedos.

Podríamos dividir Un lugar donde refugiarse en varios bloques muy diferenciados: el antes, el durante y el después de Katie. El antes, donde sólo reina el miedo y el dolor. El durante, donde se desarrolla un romance muy forzado al que no le da tiempo a cuajar y un después, lleno de perplejidad entre la trama de suspense y la vecina-amiga de Katie. Esta última parte es la más emocionante aunque da escalofríos.

En cuanto a los personajes secundarios no son de los que calan hondo pero son llevaderos. Si tuviera que decantarme por uno elegiría, sin lugar a dudas, a Jo. Es sencillo, innovador y sorprendente.

Resumiendo, diría que el libro prometía pero que no ha sido bien aprovechado. Mi puntuación es 2/5


Crítica realizada por Crishi

 

De vez en cuando me gusta leer algún libro de este autor y siempre que lo hago me digo a mí misma que logrará emocionarme, pero no sabría cómo encasillar este último libro del señor Sparks, que me ha dejado que ni fu ni fa, ni frío ni calor, más bien tibio teniendo en cuenta que tiene libros mucho mejor trabajados que este. Me ha parecido una historia sin garra, con altibajos, aburrido por momentos y en otros más emotivos, pero sobre todo con unos deseos locos por acabarlo. Coincido con las críticas en que es una historia que bien se podía haber ahorrado un buen puñado de páginas.

Resumiendo, Katie es una mujer que toma conciencia de su situación y huye de un marido alcohólico y violento. Tras sucesivos cambios de domicilio llega a una pequeña localidad para iniciar una nueva vida. Cuando Kevin, el marido, un policía con un bajo nivel de autoestima descubre que su esposa lo ha abandonado comienza su búsqueda como un poseso. Katie encuentra un empleo de camarera y conoce a Alex, un joven viudo con dos niños pequeños que regenta una tienda de comestibles. Por su parte, Alex también acarrea su propia tragedia, la muerte de su esposa al estilo Sparksqueniano (como no podía ser menos) le hace tomar las riendas de su vida afrontando las responsabilidades que un negocio y dos niños pequeños les supone.

Ante estas circunstancias, Katie y Alex inician una bonita historia de amor que trata sobre crear nuevos vínculos, sobre la confianza, la superación de unas situaciones dolorosas para ambos y de afrontar nuevos retos, pero con los típicos miedos de no saber si están preparados para mantener una relación estable y formar una familia.

Con todo lo lenta que se me ha hecho la lectura en su totalidad, sin embargo hay que ver la forma tan rápida e insípida que ha tenido el autor de arreglar una relación que podría haber dado para más. En esta ocasión me he encontrado con una relación amorosa muy medida, sin la profundidad que Sparks suele otorgar a sus protagonistas, sólo la justa para definir a unos protagonistas que sólo me han conmovido en situaciones muy puntuales. Algunos pasajes me han angustiado por el tema tan delicado que aborda la historia hasta llegar a sentir empatía hacia Katie, mientras que Alex, a pesar de los sentimientos que trasmite, no me ha llegado porque me ha parecido que va perdiendo fuerza conforme avanzan los hechos.

En cuanto a los personajes secundarios... Las relaciones amorosas que incluyen niños dan juego a la historia. En este caso los pequeños Josh y Kristen son una delicia puesto que propician el idilio entre los protagonistas. Y, bueno, Kevin, un "enajenado mental" sobreactuado (derivado de su trastorno psicológico) que me ha hartado hasta lo indecible. Me parece bien que el autor nos haga un buen perfil sobre este personaje tan complejo pero creo que ha abusado de él a la hora de intervenir en la historia. Bien, y ahora la secundaria de "lujo... Jo, la enigmática vecina de Katie que de manera encubierta hurga en los sentimientos de Katie, pero que a mí no me ha sorprendido en absoluto.

En general, el resto de la historia no me ha desagradado pero la he visto demasiado predecible. Además, y por si fuera poco, Sparks se demora en nimiedades que no influyen para nada en la trama ralentizando la historia y haciendo de ella un puro tópico norteamericano. Asimismo, si añado un final que para mi gusto me ha resultado tan farragoso como poco convincente, sólo podré recordar de este libro aquellas partes donde el autor deja su seña de identidad.

En definitiva, y desde mi punto de vista, un libro con una historia que pudo ser y no fue.

Valoración personal: Regular.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |