Nelle Davy - El legado del Edén

Crítica realizada por Mc2

El último morador de la vieja casona acababa de morir solo y abandonado por todos, y nadie quería saber nada de aquellas tierras malditas.

Durante generaciones, los campos de dorados maizales situados en el corazón de Iowa habían sido el orgullo de los Hathaway y el sueño de la ambiciosa matriarca, Lavinia, obsesionada por encumbrar a la familia sin importarle a quién tuviera que destruir para conseguirlo.

Ahora, su nieta menor, Meredith, que durante diecisiete años había intentado huir de los fantasmas que la acosaban, acababa de recibir una carta que la obligaba a mirar cara a cara el legado que había destruido el nombre antes célebre de los Hathaway.

Hacía diecisiete años que Meredith trataba de olvidarse de Aurelia, una próspera finca situada en Iowa. Pero el reciente fallecimiento de su último morador, su tío Cal Hathaway Junior, le había obligado a enfrentarse a su pasado. Las importantes deudas del difunto hacían necesario subastar la finca, pero el bufet de abogados que se encargaba del caso creía necesario que Meredith, o sus hermanas, se personaran por si querían conservar algún objeto familiar.

A partir de ese momento, Meredith rememorará la historia familiar empezando por sus abuelos, Cal y Lavinia, cuando ésta última era todavía Anne Marie y estaba casada con el médico del pueblo.

Bueno, ante todo he de decir que es difícil clasificar este libro. Lo incluiría más bien en narrativa, pues en nada me parece romántico. La historia de la familia me resulta excesivamente larga y en nada aclara el porqué denominan a la finca "la casa maldita". La mayoría de los moradores se llevan mal entre ellos, envueltos en mentiras y celos. Los hombres son particularmente violentos, dejando entrever el mal carácter y la agresividad de la que hacen gala en algunos momentos, aunque, gracias a Dios, no son muy explícitas las escenas. No hay ni una sola buena relación en toda la novela, echándolo un poco en falta. Ni tan siquiera entre las hermanas. Hay una tía cuidadora perpetua de casi todos los moradores, una abuela capaz de hacer cualquier cosa a cualquier precio, una tía alocada y ligera de cascos, más de un hombre autodestructivo y unas hermanas a las que es difícil describir. Eso sí, fantasmas... sólo en la imaginación de Meredith.

En conclusión, creo que hay novelas mucho mejores con las que entretenerse. En esta es mejor plantearse desde el principio que el romanticismo brilla por su ausencia.

La puntúo con un 3/5.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |