Miles Franklin - Mi impresionante carrera

Crítica realizada por Anasy

Sybylla Melvin es una heroína que «con su conmovedor encanto, su carácter impetuoso, su falta de decoro, está al nivel de las grandes figuras románticas del siglo XIX» (The Times). Desde que su familia decide trasladarse a una granja y cae abrupta pero irremisiblemente en la ruina, su destino parece condenado al duro trabajo y a «una vida estéril y monótona», una perspectiva durísima para una muchacha con su «temperamento» y sus «aspiraciones». Una temporada en la gran mansión de su abuela, donde el ambiente es musical y leído y donde la corteja un joven y apuesto terrateniente, es para ella un oasis en el desierto. Pero un nuevo revés la obliga a aceptar un puesto como institutriz en casa de una familia insensible y con unos niños salvajes. Para ella, la naturaleza y la cultura no se oponen... pero no tarda en descubrir que, en el mundo que asiste a su formación, nunca dejará de ser un bicho raro.

Opinión:

PUEDE CONTENER SPOILERS

Mi impresionante carrera fue publicada por primera vez en 1901 y cuenta la historia de la propia autora Stella Maria Sarah Miles Franklin bajo nombres ficticios que cuenta una etapa de su vida, de los quince a los veinte años con un realismo tan exacto que muchas personas de su familia y entorno se sintieron afectadas y disgustadas cuando el libro se publicó, por eso la propia autora prohibió su reedición, pese al éxito obtenido, hasta después de su muerte. También tiene una segunda parte que cuenta otra etapa en la vida de la autora pero que por desgracia no está publicada en España.

Por lo tanto, Mi impresionante carrera está escrito por una adolescente nacida a finales del siglo XIX, y aunque se nota cierta inmadurez a veces, a la hora de escribir, impresiona que alguien tan joven pudiera plasmar de manera tan realista, conmovedora y sin tapujos todas las sensaciones y emociones que vive en una etapa tan difícil de su vida, sin olvidar la gran capacidad narrativa que la autora pone de manifiesto cuando describe los parajes y paisajes australianos que casi consigue trasladar al autor hasta allí y respirar el mismo aire que la joven Sybylla respira.

Sybylla Melvin nace siendo una "niña bien" en una gran finca aislada civilizadamente pero rica en compañía cultural, es una niña rebelde y algo chicazo que disfruta de las visitas que reciben sus padres y de la gran libertad que tiene, pero por desgracia su padre decide trasladarse y hacer una gran cantidad de malos negocios e inversiones que los llevan a la ruina más absoluta y a convertirse en tristes granjeros lecheros que tienen que trabajar de sol a sol para ir tirando malamente. Mientras que su adorado y a otra hora, magnífico padre, se convierte en un borracho que gasta más de lo que gana, ella, sus hermanos pequeños y su madre se ven obligados a trabajar de la manera más dura, su madre se convierte en un ser amargado que no soporta las maneras ni el comportamiento de su hija mayor y que jamás le dará tregua ni una pizca de misericordia.

Sybylla suspira, añora y sueña por otra vida más artística y cultural, quiere tener libros para poder devorarlos, quiere volver a tocar el piano, tener conversaciones interesantes que nada tengan que ver con las infernales sequías o el precio del ganado. Su principal problema es ser lista, muestra una falta total de afecto femenino, tampoco es guapa, es demasiado vivaracha, sincera y tiene mucho genio, no es como las demás chicas y sabe que nunca lo será, que siempre será ese bicho raro que su madre no soporta y que seguramente sufra el rechazo de mucha gente, a veces su autocrítica es realmente dura y la lleva a pensar mal de los halagos que algunas personas le hacen.

Un golpe de suerte la lleva a vivir con su abuela y sus tíos Helen y Julius,gente pudiente que le abrirá su casa de par en par, será la mejor época de esos años, tendrá acceso a libros, música y gente interesante, y a Harold Beecham, un joven muy bien posicionado por el que todas las chicas suspiran pero que parece fijarse solamente en Sybylla, pero por desgracia para la joven protagonista, sus padres volverán a hacer que su vida sufra un grave revés que la llevará a ser la institutriz de una familia inculta y unos niños salvajes y consentidos.

Es una de esas historias que te atrapan casi desde el principio y luego no eres capaz de soltar, Sybylla es una adolescente y como tal puede llegar a ser egoísta, dejarse llevar por sus impulsos, a veces algo crueles, pero también es una joven de buen corazón adelantada a su tiempo que no ve ningún atractivo en el matrimonio, piensa demasiado en la vida y las cosas que acontecen en ella, quiere ser libre e independiente y a veces malas decisiones tomadas por impulsos o pensamientos negativos, marcan el rumbo de su vida, pero al final asombra la capacidad de una chiquilla tan joven para renunciar a ciertas cosas sabiendo que a larga será lo mejor por mucha seguridad que estas le aporten en el momento.

Este libro me ha impresionado en parte, por la juventud de la autora, también me ha interesado la vida de la propia autora después del libro, una gran novelista australiana y sufragista con una vida interesante.

Creo que todos podemos ver reflejado en Sybylla sentimientos o emociones que hemos experimentado a esas tempranas edades, pero teniendo en cuenta la época , las costumbres de entonces y las convenciones sociales que marcan a esta joven que se sale de lo convencional.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |