Viernes, 09 Noviembre 2018

Mary Balogh - Melodía silenciosa

Veces visto: 5249

Comprar en...

banner-amazon-2017

Crítica realizada por Mc2

Segundo libro de la serie Georgian, ambientada en Inglaterra en la segunda mitad del siglo XVIII.

Lord Ashley Kendrick, hijo menor de un duque, había decidido hacer las maletas, abandonar Londres, y ocupar un puesto en la compañía de las Indias Orientales. Se había despedido de todos, excepto de su cuñada sordomuda. Para él una niña preciosa de quince años a la que confiar todos sus sueños. Pero ahora no se sentía capaz de decirle adiós; de contemplar el dolor por su marcha en sus expresivos ojos.

Lady Emily Marlowe sabía que había llegado el momento de decirle adiós a Ashley, pero no se encontraba preparada. No, después de todo lo que sentía por él, pese a que a sus ojos sólo era una niña de quince años. Sorda desde los cuatro años, por unas fiebres, Ashley se había convertido en el protagonista de sus sueños y sus fantasías, pero debía seguir con su vida si quería mantener la cordura. Lo que no esperaba es que, siete años después, el día de su primer baile formal, y posiblemente el día en que se comprometiera, Ashley decidiera regresar a su hogar, trayendo consigo el caos a su vida.

Por primera vez Emily tendrá que decidir entre Lord Powell, un hombre feliz de hablar durante horas sobre sí mismo, sin interlocutor que le interrumpa, y que sólo la desea como una esposa florero a la que admirar por su belleza y que sea el ama de cría de sus futuros hijos. O Lord Ashley, el hombre que ya le rompió el corazón en una ocasión y que ha regresado viudo, solo, infeliz y con un terrible secreto que ocultar.

Me ha encantado esta nueva novela de Mary Balogh sobre segundas oportunidades con cierto suspense en la historia; sobre todo cuando parecen sucederse los accidentes que apunto están por acabar con la vida de la protagonista y que parecen relacionarse con el trágico final de la primera esposa de Ashley. El ritmo de la historia no decae en ningún momento anhelando en seguida que Emily y Ashley decidan enfrentarse de una vez por todas a sus verdaderos sentimientos. Primero deseas darles un empujoncito para que tomen pronto una decisión, y en seguida pasas a intentar averiguar quién estaría tan interesado en las propiedades heredadas de su primera esposa como para intentar un asesinato, o el motivo para llevarlo a cabo.

En cuanto a los protagonistas, Ashley es un hombre que arrastra un pasado tormentoso y que le debe mucho a su hermano mayor. Tras la boda de su hermano, empezó a confiar sus secretos y esperanzas a una niña sorda con la que se comunicaba a través de señales secretas. Nunca pensó que esa niña se convertiría en toda una belleza. Creyó que podría olvidarla casándose... pero su matrimonio había sido una farsa que no había pasado de la noche de bodas. Emily es una joven sumida en el silencio desde los cuatro años. Sabía que Ashley la necesitaba, que su alegría era solo una fachada tras la cual esconder su dolor. Y, pese a salir herida en una ocasión, él era lo más importante para ella. Hasta el punto de entregarse a él.

Entre los secundarios, destaca su amigo Cunningham, un lobo con piel de cordero, del que solo desconfiará Emily.

En conclusión, una novela encantadora que valoro como muy buena.

 

Crítica realizada por Mariam

Ashley Kendrick ha pasado los últimos siete años en la India, trabajando para la Compañía Británica de las Indias Orientales. Cuando por fin regresa a Inglaterra, lo hace solo. Algo que extraña e inquieta a su familia, más aún por el silencio y hermetismo que le rodea. Poco en él recuerda al joven que se marchó lleno de esperanzas y promesas.

Casualmente, la noche en que regresa a Bowden, se está celebrando un baile con motivo del compromiso de Lady Emily Marlowe. En el momento en que Ashley ve a Emily, a la que al principio no reconoce, se acerca a ella y, para consternación de todos, le pide que baile con él. Emily acepta y, evidentemente, se convierten en la comidilla de la noche. ¡Una joven sordomuda baila!
Sin embargo, a pesar de que Ashley ha hecho realidad su mayor anhelo, a sus ojos es un hombre casado y, al día siguiente, Emily hace honor a su palabra y se compromete formalmente con Lord Powell.

Con el paso de los días Emily se ha dado cuenta de que Lord Powell, tal vez, no sea el hombre adecuado para ella. Junto a él vivirá en una jaula de oro, pero una jaula al fin y al cabo. No obstante también representa su única oportunidad de hacer realidad su sueño de formar su propia familia.
Ashley es un imposible.

Para sorpresa de todos, con el paso de los años la pequeña Emmy se ha convertido en una mujer independiente. Pese a ser sordomuda, sabe leer los labios y puede hacerse entender. Aunque en el fondo su familia creía que se quedaría soltera, lo cierto es que recibe una propuesta de matrimonio de un conocido de Luke Kendrick, el duque de Harndon. Aunque adora a sus sobrinos, y se siente muy querida por Anna y Luke, Emmy siempre ha deseado formar su propia familia. Ha estado enamorada de Ashley desde que tenía catorce años, pero cuando él se marchó a La India y terminó casándose y formando su familia, Emmy no renunció por ello a, también ella, hacer lo mismo.
El regreso de Ashley no trastoca sus planes, al menos inicialmente, pero con el paso de los días se percata que algo le ha sucedido en La India. Ashley ha regresado solo, está amargado y herido.

Durante años Ashley ha guardado el recuerdo de Emmy en su memoria, pero en un lugar tan oculto que ni se ha permitido pensar en ella. Así que cuando se reencuentran y descubre que aquella niña que lo adoraba y seguía a todas partes se ha convertido en una preciosa mujer, algo extraño le sucede. Pero Emmy es lo único puro y hermoso que queda en su vida y no desea que la oscuridad que hay en él la toque. Sin embargo, cuando por su causa el compromiso de Emmy y Lord Powell se rompe y, como corresponde, trata de enmendarlo, Emily se niega.

Creo que a todas las que leímos Heartless nos enamoró esta pareja: Lord Ashley y la pequeña Emmy. Ya en aquella novela fuimos testigo de cómo adoraba Emmy a Ashley y del vínculo tan especial que los unía. Fue Ashley quien ideó un lenguaje especial para poder comunicarse con ella, fue él el único en vislumbrar que bajo esa apariencia calma se escondía un corazón enorme y lleno de sueños.

Mentiría si dijera que no esperaba con ansia leer Silent melody. Como me sucedió con la novela predecesora, me ha sorprendido el tipo de novela que he encontrado entre sus páginas. Mary Balogh utiliza los hilos más acordes a este entramado para crear una historia original, vibrante y que llega al corazón.
Así, si bien en parte esperaba algo de lo que he encontrado, en parte también he encontrado algo más.

Del Ashley Kendrick que conocimos en Heartless nada queda. Confieso que durante varios capítulos, hasta que me reconcilié con la idea de que estaba ante el hombre en que se había convertido, me decepcioné un poco. Salvo un par de momentos, preciosos e inolvidables, eso sí, no parecía reparar en Emmy. Y eso me rompió un poco los esquemas. ¿Cómo no ver a Emmy si en el pasado existía aquella relación tan bonita y tan única?
En cambio con Emmy me he llevado un gran y maravillosa sorpresa. Leer la joven, decidida y valiente, aunque en parte lo esperaba por como era, también me ha sorprendido.

Hay novelas con las que me sucede algo curioso. Más que todo cuanto acontece, más que las diferentes etapas que atraviesan los protagonistas, al final lo que más se queda grabado en mi memoria son las emociones que me ha provocado su lectura. Y Silent melody es una novela que emociona, que te llega al corazón.
Al contrario de lo que esperaba, tal vez por el hándicap de Emily, he encontrado a Emily mucho más fuerte y valiente que Ashley. Casi como si hubieran intercambiado sus papeles. Casi como si ella fuera la que protege, la que vela por el otro. Pero a su modo, eso sí.

He leído bastantes novelas de Mary Balogh. No digo muchas porque son tantas las que aún me quedan por leer que son sólo una pequeña parte, pero de todas ellas, hay algunas que ocupan un lugar especial. Como Heartless y como Silent melody. En mi opinión Silent melody es una novela que te atrapa porque reúne algunos de esos elementos que, en su mayoría, suelen cautivar a las lectoras de romántica. Un héroe atormentado y herido, una joven valiente que se enfrenta a sus propios miedos para curar los suyos y una trama que, poco a poco, te va envolviendo, y desvelando un secreto que ha permanecido oculto durante mucho tiempo.

Muchos de los personajes secundarios no nos resultan desconocidos como Anna, la hermana de Emily, y Luke, el hermano de Ashley. Con el paso de los años la familia Kendrick ha ido creciendo y conocemos a los cuatro niños y cómo, por ellos, han cambiado las vidas de Anna y Luke. Como ya sucedió en su novela, tengo que confesar que este personaje me ha resultado fascinante. Y siendo, como dije en su día, un personaje que de entrada no me atraía nada.
También, por supuesto, siguen teniendo un papel más o menos relevante, el resto de hermanos Marlowe y la madrina de Anna, junto al tío Theo que ejercen un poco como las hadas madrinas de este cuento, y como ya sucedió con Anna y Luke.

Por todo esto, Silent melody me ha parecido una novela de esas que una vez comienzas no puedes dejar hasta llegar al final. Y Emily y Ashley una pareja que se complementan tan a la perfección que, cuando cierras el libro, notas su ausencia.

 

Comentarios (1)

  • Montse

    10 Noviembre 2018 a las 15:20 |
    Es una de mis novelas favoritas de todas las que he leído de Mary, lloré con ella. La recomiendo al 100%,

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |