Mary Balogh - Más que una amante

Valoración:

Crítica realizada por Anasy

Libro 1 de la Trilogía "Amantes"

El duque de Tresham, el soltero más cotizado y escurridizo de la sociedad, debe batirse de madrugada por haber mancillado la reputación de una doncella. Pero la repentina aparición de Jane Ingleby, empleada de una sombrerería, provoca que el duque reciba un disparo en la pierna..Cuando Jane es despedida de su trabajo por haber llegado tarde, decide acudir a Tresham y pedirle que escriba a su jefa y le explique los hechos para recuperar su empleo. Pero él, seducido por su extraordinaria belleza e intrigado por su desparpajo, le propone que sea su enfermera hasta que esté mejor. Jane, que oculta un peligroso pasado, acepta y se instala en la mansión..Mientras crece la atracción entre el aristócrata y la modesta dependienta, Jane vislumbra un corazón de insospechada nobleza tras esa fachada arrogante. Incluso cuando los oscuros secretos de los que huye amenazan con salir a la luz, la joven comprende que el mayor peligro de todos es la pasión que le incita a arriesgarlo todo por un mes con un caballero que parece no creer en el amor...

OPINIÓN :

Nuevo libro y nueva serie de una de mis autoras favoritas, Mary Balogh, que vuelve a deleitarnos con una gran historia llena de personajes singulares.

Con Más que una amante empieza esta serie donde el primer protagonista es el duque de Tresham, Jocelyn Dudley. Que a sus veintiséis años es un hombre arrogante, cínico, hastiado y prepotente que es temido por todos sus pares gracias a su altivez , su mordaz lengua y sus miradas frías como el hielo. Siempre sumido en grandes escándalos y con una penosa reputación para no perder la tradición familiar, se encuentra de nuevo en Hyde Park al amanecer para un duelo por el honor de una dama. Todos saben de su buena puntería aunque nunca dispara contra sus oponentes, al mismo tiempo que él nunca sale dañado, pero esa mañana el grito de una joven hace que la suerte de Tresham cambie.

Jane Ingleby va camino de su trabajo en el que sólo lleva dos días, cuando ve que dos insensatos van a batirse en duelo, por lo que decide intervenir, pero su aparición le cuesta una herida en la pierna al gran duque Tresham que le hará el blanco de su afilada lengua por meter las narices donde nadie la llama, lejos de amilanarse la chica se va muy enfadada e indignada porque llega tarde a su trabajo, y la cosa empeora cuando su nueva jefa la echa a la calle, por lo que Jane se presenta en casa del duque "exigiendo" que le firme una carta para su jefa o que le de un empleo, pues ella "se niega" a morirse se hambre. Y así plantándole cara al temido duque la jovencita Jane se convierte en su enfermera.

Pero Jane esconde algo, dice que creció en un orfanato pero sus modales son los de una verdadera dama, lo mismo que su cultura y sus manos finas y sin asperezas, no se amilana ante los ataques verbales del duque al que todos temen, sino que le planta cara y le devuelve sus palabras una a una , y esconde su belleza entre vestidos horribles y cofias que le tapan la cara. Cuando el duque le "dice" que va a ser su enfermera, Jane no sólo ve la oportunidad de un trabajo por el que tan desesperada está pues no tiene dinero, sino que también es la oportunidad de esconderse de quienes la persiguen.

Así comienza esta peculiar pareja que son tal para cual, los debates verbales estarán presentes en todo el libro , dos voluntades fuertes y poderosas que no estás dispuestas a dar su brazo a torcer.

Como siempre, detrás de un hombre cínico y hastiado, se encuentran los motivos de su comportamiento, un pasado que lo marca hasta convertirlo en la persona que es, sus ataques verbales, la mayoría ofensivos y sus ademanes dictatoriales esconden a una persona reprimida por la educación que recibió donde no le permitieron expresar lo que sentía o desarrollar lo que más le gustaba, por no ser actividades lo suficientemente masculinas para un Dudley. Jocelyn es un hombre malhumorado que se esconde bajo esa capa cínica aparentemente sin sentimientos donde ataca para no sentirse vulnerable, porque no sabe hacerlo de otra manera. La llegada de Jane a su vida lo cambia todo, pues es la única que le planta cara, que no le calla ni le permite insultos o faltas de respeto y con la que poco a poco se irá abriendo dejando ver al hombre que esconde dentro.

Jane pasa de ser su enfermera a ser su amante pero junto a ella descubre una clase de vida que nunca se imaginó, una vida donde pueden ser felices sino fuera porque los secretos de Jane se descubren de repente para destruirlo todo.

Esta historia me recuerda mucho a Abandonado a tus caricias de Loretta Chase, tiene algunas similitudes por el comportamiento de los protagonistas y además ese toque bastante simpático que rodea a esta pareja testaruda. Los dos son personajes de armas tomar, que no dejan de atacarse en ningún momento, que casi discuten por diversión, exaltados y que les cuesta ser los primeros en ceder, pero al mismo tiempo es una historia de amor bastante bonita y en cierta manera , tierna.

Luego tenemos a muchos personajes fantásticos como son los hermanos de Jocelyn, especialmente su hermana que no deja de hablar y que parece una cabeza de chorlito con poco sentido de la moda, pero con la que te ríes bastante, y los amigos de Tresham que prometen.

Una historia buena y entretenida que te hace pasar un rato agradable y soltar unas cuantas risas, pero sin dejar de tener el toque Balogh.

Muy bueno.


Crítica realizada por Lady Macbeth

Creo que no es una novedad si digo que Mary Balogh es una de las mejores autoras de Regencia. Y en este nuevo libro lo ha demostrado una vez más.

Si hay algo que caracteriza a muchos de sus personajes masculinos además de ser aristócratas bastante snobs es que muchos de ellos arrastran traumas pasados que los hace comportarse de manera fría de cara la galería. Creía que era complicado superar al personaje del Duque de Bedwyn, pero en este libro me ha enamorado el Duque de Tresham, con monóculo incluído. Jocelyn, por cierto que nombre tan feo!!!, es un cínico déspota que se cree que por ser duque está por encima de todos. Por supuesto es una coraza que se ha creado para ocultar su sensibilidad hacia determinadas artes que no son bien vistas y que podrian poner en entredicho su hombría, o eso creía su padre cuando lo educaba como heredero del ducado. A los diecisiete años se convirtió en duque de Tresham, haciéndose cargo de todas las responsabilidades que van asociadas al título, por lo que no está acostumbrado a que nadie le desobedezca o cuestione sus decisiones. Así que la criada respondona que ha hecho parar el duelo le hace gracia y le anima a hacerla enfurecer para que ella le replique y se enzarcen en una pelea verbal cada dos por tres. El personaje de Jane es el contrapunto perfecto a este estirado duque y sus diálogos me han encantado, son muy ingeniosos y ágiles y le han dado ese toque de humor entre la pareja protagonista. En cuanto a la historia de amor entre ellos, me ha parecido muy bonita y sencilla. Casi he sentido esa burbuja que se crean en la cual él toca el piano mientras ella borda y es que a veces no es necesaria una historia apasionada para que te transmita esos sentimientos de amor y en eso Mary Balogh es una maestra...

Los hermanos de Jocelyn son encantadores espero ya con ansia el siguiente libro, creo haber visto que es la historia del hermano.

Muy Bueno!!!


Crítica realizada por Crishi

Siempre que tengo en mis manos un libro de Mary Balogh mis expectativas de disfrutar de una lectura plagada de ternura y sensibilidad son elevadas. Sus personajes, fiel reflejo de un mundo comedido, se balancean en el filo de la espontaneidad intentando desafiar las normas sociales propias de la época en que viven.

Con este libro comienza la primera historia que incluye la nueva trilogía de mi querida señora Balogh, "Amantes".

Cuando Jocelyn Dudley, el libertino y despótico duque de Tresham, se dispone a batirse en duelo para salvaguardar el honor de su supuesta amante, no sabe que su disipada vida y sus férreas defensas van a ser vulneradas por la decidida Jane Ingleby.

En Hayde Park, lugar de moda donde se suelen celebrar los duelos, la voz de Jane se deja oír en mitad del conflicto impidiendo una mayor desgracia. Aún así, el duque de Tresham sale herido y éste, enojado, le hace llegar tarde al taller de costura donde trabaja. Madame de Laurent, la dueña del negocio, le exige una explicación, por lo que Jane, instada por la madame, decide visitar al duque para que le firme una justificación con el fin de evitar ser despedida de su empleo.

Debido a su aspecto humilde, Jocelyn la confunde con una doncella, e irritado por ser la causante de sus males, se niega a darle la nota. Jane, agobiada por la falta de recursos para poder mantenerse, le requiere un empleo que sustituya al que, obviamente, ya ha perdido. Jocelyn, tal vez movido por el carácter descarado de Jane, le ofrece el puesto de enfermera para que le atienda en su periodo de convalecencia.

Comienzan las consiguientes y esperadas tensiones dialécticas, donde Tresham marca las diferencias sociales existentes entre ambos, así como su mal humor elevado a la máxima potencia. Jane no se amilana ante la prepotencia del duque, y le planta cara con respuestas que deja fuera de combate al insolente duque. De esta manera surge un punto de encuentro mutuo en el que Jocelyn, entreabre su alma mientras que un asomo de enamoramiento se filtra en su inflexible armazón. A pesar de que el amor llama a sus vidas, ellos intentan eludirlo mediante dolorosas humillaciones que, de verdad, me han conmovido.

Pero, ¿qué sería de esta historia sin unas circunstancias que, con anterioridad, acompañen a nuestros protagonistas? Cada uno carga con su propio equipaje. Jane huye de una situación complicada por lo que le interesa mantenerse oculta, y qué mejor que bajo la protección del duque. Mientras que Jocelyn guarda un oscuro y traumático secreto sucedido en su juventud que le ha endurecido el corazón.

A la trama hay que sumarle una serie de personajes secundarios que me han gustado pero, sinceramente, sólo les he prestado la atención necesaria para poder seguir el desarrollo de la historia, porque el rumbo que iba tomando la relación de los protagonistas me ha tenido absorbido el cerebro.

No voy a decir que estamos ante una historia original, es más, es una historia sencilla con situaciones forzadas pero, si tuviera que medirla por el grado de sensibilidad con que Mary Balogh dibuja sentimientos y sensaciones, que ni tan siquiera necesitan ser plasmadas mediante palabras escritas, entonces, me atrevería a decir que esta historia contiene momentos singulares en la manera en que los protagonistas tratan de entenderse bajo el influjo de una corriente invisible que los atrae irremediablemente.

Jocelyn me ha encantado porque es un protagonista muy bien construido. Su carácter intimidatorio y reservado, junto con sus elocuentes gestos, viene forjado por una severa instrucción familiar ausente de afectividad que ha anulado parte de su ser. Jocelyn es, ante todo, un hombre necesitado de amor. En cuanto a Jane me ha parecido una protagonista cuyos actos vienen condicionados por la situación en la que se encuentra, pero su carácter resuelto y su capacidad para comprender a Jocelyn nos muestra una Jane con un corazón de oro. No obstante, la señorita Ingleby me ha desconcertado en algún comportamiento.

En resumidas cuentas, en este libro he encontrado una historia muy bien desarrollada, cuya primera parte viene caracterizada por situaciones más ligeras que me han provocado alguna que otra sonrisa. Conforme me iba adentrando en su lectura, he ido encontrando una preciosa y profunda relación amorosa digna de ser recordada, para acabar con un desenlace que, jejeje, me ha sorprendido gratamente. ¿Qué más puedo decir? Sólo añadir que Mary Balogh es una de las poquísimas autoras que tengo en la cumbre de mi particular universo romántico.

Valoración personal: Muy bueno.


Crítica realizada por Dougless

CONTIENE SPOLIER

Una brumosa mañana , en Hayde Park, dos oponentes se preparan para un duelo. Cuando están a punto de dispararse suena el grito de una mujer ¡Detengase! Y  ahí empieza esta historia. Jocelyn Dudley, duque de Tresham, se despista un momento por ese grito  y es herido en la pierna. Él , que tiene fama de una buena puntería y no perder un duelo jamás, sale enfurecido del campo de honor.

Por su parte, Jane Ingleby, no ha podido evitar intentar detener a esos insensatos que no se preocupan por su vida. Por culpa de ellos llega tarde al trabajo y decide cantarles las cuarenta al duque . Así, como quien no quiere la cosa se convierte en su enfermera durante las semanas que dura la convalecencia del duque.

Así empieza una relación con muchas batallas verbales, diálogos chispeantes e irónicos y muchos secretos del pasado que acaban volviendo haciendo peligrar esa relación.

Me ha gustado mucho el libro, me recuerda mucho a “La perla secreta” de esta misma autora que acabo de leer también. Jane está huyendo de una acusación injusta, no puede disponer de su fortuna hasta que tenga   veinticinco años, se esconde y se ve obligada a encontrar trabajo y cuando acaba trabajando para Jocelyn, se enamora poco a poco de él, incluso acepta ser su amante. Pero aún así, no pierde su integridad, le sigue plantando cara al duque, le ayuda a salir de su capullo y a sentirse cómodo con sí mismo. Jocelyn ha vivido siempre consciente de la imagen que tiene que dar, siempre se ha dicho que los Dudley son alocados e impulsivos y él no está dispuesto a   dejar de dar esa imagen. En Jande descubre a su verdadero yo, a una persona con grandes dotes artísticas, con un pasado un poco triste y un resentimiento hacia sus padres. Ella le hace aceptarse a sí mismo .

Me ha gustado, sobre todo al principio, con los enfrentamientos verbales entre los dos protagonistas, me he reido mucho y es que me imaginaba a Jocelyn con su monóculo mirando a Jane y a esta levantando la barbilla y diciéndole eso de que es un arrogante.

Los personajes secundarios están muy bien, los hermanos de Jocelyn son de lo mas  variopinto y extravagante, y estoy deseando leer los libros de ellos, creo que el siguiente es el de hermano.

La trama no es nada original, ella misma la ha utilizado en otra ocasiones pero aun así se centra mas en los sentimientos de los protagonistas y en su evolución interior.

Valoracion: buena.

 


 

Crítica realizada por Yluna

Pues he puesto un Muy bueno, qué suerte estoy teniendo con los libros que leo ultimamente.
El libro me ha encantado y lo que más, los personajes y los diálogos. Tanto uno como lo otro son divertidos e ingeniosos y estoy a punto de poner las frases que más gracia me han hecho, como por ejemplo: "Jane, esta noche vas a trabajar" o "Jocelyn, eres ridículo cuando pones la pose de aristócrata arrogante y autoritario" o "mi cabeza va a explotar y los sesos van a caer sobre los libros", cosas por el estilo.

El tira y afloja entre Jane y Jocelyn se palpa desde el primer momento, la química es magnífica y el desarrollo de la trama, primero cuando ella hace de enfermera y se van conociendo, después cuando se hacen amantes y se enamoran (ésta parte es la mas tierna y en la que conocemos más profundamente a Jocelin) y por último el "compromiso". Esta última parte pensé que no me iba a gustar pero me ha resultado divertida y tierna, cuando él manda a todo el mundo a que la visite, cuando él va de visita, cuando se encuentran en Hyde Park, etc.

Los secundarios son muy divertidos, Ferdinand, Angeline (y sus bonetes) y el marido de Angeline, que no sé como la soporta y ha sido el que ha dicho una de las frases que más me ha hecho reir (el monólogo de lo que Angeline le dice que diga a Jocelin y que el mismo considera que es contradictorio). En fin, un libro muy recomendable.

 


Crítica realizada por Mariam

 

1º Amantes

Cuando Jane Ingleby irrumpe en medio de un duelo en Hyde Park, causando que Jocelyn Dudley, el arrogante duque de Tresham, sea herido en la pierna, provoca, sin saberlo, una serie de acontecimientos que cambiaran la vida de ambos.
El primero de ellos es que llega tarde a la sombrerería donde trabaja y es despedida sin miramientos. Cuando su antigua empleadora se burla de la razón que exime por la que ha llegado tarde -un duelo en Hyde Park nada menos que el duque de Tresham- se burla de ella y la insta a que le pida un documento donde corrobore su versión. Jane no se le piensa demasiado y, pese a lo ridículo de la situación, acude a la mansión del duque en Grovesnor Square y le exige dicho documento.

Tresham se enfurece ante el descaro de la ayudante de sombrerera, causante de ser herido y verse confinado a cuatro paredes. De modo que se niega a cumplir sus demandas. Pero, en castigo por su inoportuna aparición en Hyde Park y los hechos que a posteriori acontecen, la contrata como su enfermera durante las tres siguientes semanas, que es lo que durará su convalecencia.

Jane accede, no sólo porque necesita el trabajo, sino también un lugar donde esconderse. Pese a que cuando el duque indaga sobre sus orígenes le cuenta que se crió en un orfanato, lo cierto es que Jane es una dama de buena familia que se encuentra en una situación desesperada.
Tras la muerte de su padre, el anterior conde de Durbury, Jane quedó bajo la protección de su tío y guardián que trata, por cualquier medio, de hacerse con la herencia de la joven.
Una noche su primo Sidney trató de abusar de ella y, para evitarlo, terminó golpeándolo en la cabeza con un libro. El hecho en sí dio lugar a una desventura tras otra y, ahora, su infame primo está en coma, a las puertas de la muerte.

Obligado a estar recluido y a pasar muchas horas tumbado, el duque de Tresham se aburre soberanamente, así que se dedica a molestar e incordiar a Jane. Jane, lejos de amilanarse, planta cara al déspota duque y entabla con él una lucha de ingenio y voluntades. Lejos de horrizarse, Jocelyn siente admiración por la joven y atracción. Bajo el horrible vestido gris y el espantoso gorro se adivina una mujer muy atractiva. Así, poco a poco, la atracción va surgiendo entre empleador y empleada. Tanto es así que cuando el tiempo de recuperación llega a su fin, sin deseos de separarse de ella, Jocelyn le ofrece a Jane que se convierta en su amante.

Nueva trilogía de la prolífica escritora Mary Balogh.
Con un estilo muy divertido, irónico pero no por eso exento de dulzura y romance, la autora nos envuelve en una novela típicamente de La Regencia donde encontramos a un duque arrogante y malhumorado, cuya vida está envuelta en un escándalo detrás de otro, pues parece propenso a provocar duelos a causa de mujeres casados; a una joven de buena familia, obligada a huir de su hogar y tomar una identidad falsa, lo que la llevará a entrar al servicio del déspota pero atractivo duque.
El resultado es una historia idónea para los amantes de las novela de La Regencia y para las lectoras fieles de Mary Balogh. En sus páginas, encontramos una maravillosa, hilarante y romántica lectura, de esas que no te dejan dejar el libro en la mitad.

A estas alturas, tal vez, sea difícil encontrar una novela de La Regencia diferente. Pero, en opinión, a veces, es el carácter de la historia, sus personajes y el sello único y distintivo de una escritora los que logran seducir a las lectoras.
Creo que Mary Balogh con su Más que una amante es una prueba fehaciente de ello.

Con una pareja protagonista explosiva, donde ambos son de armas tomar, con un tío malvado y manipulador persiguiendo a Jane, con un agente de Bow Street pisándole los talones, ¿dónde podría esconderse y pasar desapercibida?

En un principio la mansión en Mayfair del duque de Tresham no es un lugar idóneo, puesto que el conde de Durbury y su hijo Sidney Jardine se mueven en esos círculos. Tal vez no del duque, pero probablemente de algún noble o conocido de Tresham. Siendo así sólo es cuestión de tiempo que sea desenmascarada. Así que cuando el altanero, pero apuesto duque, le propone hacerla su amante, Jane accede. Por un lado, podrá vivir escondida en la casa que la que el duque la instale, por otro se asegura que estará protegida hasta su veinticinco cumpleaños, momento en que espera poder recibir la herencia que su padre le dejó al fallecer, y la tercera razón... es que ¡se ha enamorado del duque!

La realidad es que me ha parecido una historia preciosa. Divertida, dulce, romántica. Hasta cierto punto imprevisible, pese a que sí, tal vez, en ocasiones pudiera parecer que está todo contado en este tipo de historias.
Tengo que confesar que con esta novela, y esta trilogía en general, estoy redescubrimiento aquellas sensaciones que me sedujeron, hace años, de las novelas de La Regencia.
Cuando los bailes, las soireês, las fiestas y los teatros, cuando el protocolo, las normas de decoro y propiedad, los duelos en Hyde Park me fascinaban.

Sólo con leer la historia de Jocelyn y Jane me ha bastado para sentirte atrapada en sus páginas. Porque, bajo la superficie, se esconde mucho más de lo que parece a simple vista. ¿Qué hay bajo la aparente dejadez y despotismo del duque? ¿Y en el pasado de Jane?

Pero además, la presencia de personajes tan pintorescos como Ferdinand Dudley, joven e impulsivo, leal y protector, o de Angeline Heyward, la frívola y coqueta hermana Dudley, ha obrado su magia. Y cada uno de ellos se ha colado un poquito en mi corazón. Y, claro, así estoy ansiosa por leer sus historias.

Hasta entonces, reitero que Más que una amante es una novela que te cautiva, te seduce, que logra emocionarte y hacer reír con ganas.
Para quienes no hayáis conozcáis la pluma de esta autora, ¿qué mejor novela que ésta para conocerla?

 

 

Comentarios (7)

  • morticia

    01 Agosto 2012 a las 21:36 |
    Pues yo, ya tenía muchas ganas de leerla antes de leer vuestras críticas, así que ahora no me quedo sin leerla. De todas formas Mary Balogh es difícil que defraude. Gracias por las criticas.

    responder

  • valentina

    20 Mayo 2013 a las 17:29 |
    Vaya que esta es una novela espectacular, es muy divertida con una protagonista, bien definida y que nunca perdio su estilo es toda la novela, el un arrogante como ninguno pero con una personalidad escondida espectacular, los personajes secundarios excelentes, la hermana de Jocelyn es muy muy divertida, me la pase en grande desde princio a fin, porque la novela no decae en ningun momento y el final, sorprende...

    responder

  • Espe

    30 Mayo 2013 a las 10:55 |
    No lo he leído pero con las criticas creo que este libro va a estar a la altura de los demás de esta autora.

    responder

  • Galena

    18 Junio 2013 a las 20:24 |
    De esta autora solo he leído Un romance inoportuno y ahora me lanzo con este libro, espero que me guste.

    Saludos,

    responder

  • Jade

    18 Junio 2013 a las 21:48 |
    Me gustó cuando lo leí,muy interesante la serie
    por cierto chicas gracias pr las criticas

    responder

  • MARIAN

    03 Diciembre 2013 a las 07:01 |
    Un libro con sabor a clásico. Donde se combinan momentos divertidos con otros más emotivos y tiernos, y donde el protagonista es mucho más complejo emocionalmente de lo que parecía.
    Muy buen libro.

    responder

  • Lady Petunia

    14 Mayo 2014 a las 11:10 |
    Es uno de mis libros favoritos. Y es el primero que leí de esta autora, con este me enganche totalmente a sus novelas.
    Con una escritura sencilla, dinámica y emocionante. Que sabe el momento en el que introducir momentos mas divertidos y situaciones entretenidas y tiernas.
    Para pasar un rato agradable, altamente recomendable XD

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |