Lunes, 22 Octubre 2018

Mary Balogh - Sin corazón

Crítica realizada por Mariam

1º Victorian series

Dejando un poco de lado sus novelas de La Regencia, en Heartless Mary Balogh sitúa la trama en la época victoriana y nos cuenta la historia de Lucas Kendrick y Anna Marlowe.

Lucas Kendrick, el duque de Harndon, es a primera vista un protagonista del que diría que rompe todos los cánones que se hayan establecidos para el protagonista masculino de una novela romántica. Ni es alto ni musculoso, más bien de estatura y constitución media; no posee una belleza viril ni un rostro esculpido toscamente. Es hermoso. Lleva maquillaje, los cabellos empolvados, no escatima en encaje, bordados recargados ni tejidos de colores vivos; incluso utiliza perfume. Además osa calzar unas botas con tacón rojo y no es extraño percatarse que en una reunión social o baile extraiga de su levita un abanico.

Pero bajo este llamativo y, tal vez, un poco afeminado exterior se esconde un hombre peligroso e insensible.

Lucas Kendrick ha pasado los últimos diez años viviendo en París. Ha regresado a Londres tras la muerte de su hermano mayor, George, puesto que ha heredado el ducado de Harndon. Ha tardado un poco en asumir sus responsabilidades, reticente a abandonar su vida de disipación en Francia.

A ojos de su familia poco queda del joven que ser marchó, envuelto en escándalo y vergüenza. El nuevo Lucas es un extraño que, más allá de su llamativa apariencia, no muestra el menor sentimiento hacia nadie, ni siquiera hacia sus hermanos que lo adoraban.

Víctima de las maquinaciones de su tío Theo, Lucas conoce a Lady Anna Marlowe, una joven de buena familia pero sin apenas fortuna, con la que desean que se case. El nuevo duque de Harndon se considera un hombre sin corazón, incapaz de amar, así que sin pensarlo mucho accede en la convicción de que una esposa no es diferente de otra y, curiosamente, Lady Anna le agrada de una manera especial.

Lady Anna Marlowe ha ido a Londres nada más que a pasar una pequeña temporada. Sus planes no eran otros que acompañar a su hermana Agnes, que se presenta en sociedad a la búsqueda de marido. Tras la muerte de su padre, el hermano de ambas, Víctor, ha heredado el empobrecido condado. Sin apenas dote es hora de que las hermanas Marlowe busquen marido. A causa de un secreto en su pasado, Anna sabe que nunca se casará; su intención es solo la de acompañar a Agnes, pero su madrina, haciendo de casamentera, le tiende una pequeña emboscada para que conozca al nuevo duque de Harndon.

Su apariencia tan atípica entre los nobles ingleses atrae a Anna desde la primera vez que se ven y, pese a todas las razones que deberían obligarla a evitar al duque, cuando éste le pide que se convierta en su esposa accede.

El matrimonio no comienza muy bien, pues tras la noche de bodas Lucas cree haber sido víctima de un engaño por parte de Anna. Así que una alianza que se presagiaba agradable y amistosa se vuelve fría y distante. Y cuando se trasladan a la casa ducal, donde viven las dos duquesas viudas -la madre y cuñada de Lucas- y sus hermanos menores, la convivencia entre los recién casados no mejora de inmediato. No obstante con el paso de los meses, en parte por sus obligaciones, Lucas y Anna van acercándose el uno al otro, con cautela y miedo al principio, pero con el transcurso del tiempo parece alcanzar cierto entendimiento entre ellos. Sin embargo, en el pasado de ambos hay sombras muy alargadas que oscurecen el futuro que se abre ante la pareja.

Pasada la sorpresa inicial que me produjo el protagonista masculino, la novela me ha enganchado de principio a fin. En algunos aspectos pudiera parecer que estamos ante una novela igual a tantas, pero no es así. No es solo por Lucas Kendrick, sino porque se trata de una historia emocionante y maravillosamente romántica que va mostrando, paulatinamente, como son Anna y Lucas, más allá de lo que parece en principio.

De las novelas de Mary Balogh me gusta ese punto original e imprevisible que encuentras en una historia que a priori puede parecer "otra más de La Regencia". En Heartless cambia la época, pues transcurre en plena época victoriana, pero se mantiene ese halo incierto y un poco oscuro que rodea a sus protagonistas.

Creo que indudablemente es Lucas Kendrick quien acapara todas las miradas. Para quienes pueden sentirse repelidas a leer esta historia por la descripción que se hace de Lucas, les diría que no se dejen engañar por su apariencia. Además, después de todo es un noble que sigue de manera escandalosa los dictados de la moda francesa. Pero debajo de eso, esconde mucho más.

De Lucas se dice que no tiene corazón. Él mismo lo repite a menudo. Tras los hechos acontecidos años atrás, cuando era un joven ingenuo que aspiraba a la iglesia y a casarse con su prometida, algo murió en su interior. Sus hermanos creen que fue su corazón.

Más allá de la preciosa historia de Anna y Lucas, una pequeña parte del peso de la novela recae sobre la complicada relación que mantiene con sus hermanos. Ambos son más jóvenes y lo recuerdan como el hermano cariñoso y protector que era antes de marcharse a París. No lo reconocen en ese extraño de cabellos empolvados, gesto serio y con maquillaje.

Además Heartless nos cuenta la incipiente relación entre Ashley, el hermano menor de Lucas, y Emily, la hermana menor de Anna que es sordomuda, y es una jovencita dulce e inocente que es casi una niña. Ellos son la pareja protagonista de Silent melody. Pero es en esta novela donde somos testigos de como se conocen y como poco a poco se fragua una relación que tendrá su continuación.

Pero la novela contiene mucho más que una historia de amor y otra que apenas brota, pues esos secretos del pasado, tanto de Lucas como Anna, se desarrollan en una subtrama un tanto turbia que, evidentemente, alcanza a los protagonistas principales haciendo que la lectura no decaiga en ningún instante.

Evidentemente no voy a contar cuáles son esos secretos ni quienes son esas personas que acechan la felicidad de Anna y Luke, pero sí diré que, con ello, en mi opinión, la novela combina intriga y amor de una manera muy atractiva. Te engancha, te atrapa y te va mostrando, poco a poco, esos secretos obligándote a permanecer pegada al libro. También, por supuesto, para descubrir si finalmente Anna y Lucas tendrán su final feliz.

Heartless es una novela que se publicó en 1995, pero en realidad no he notado que, en comparación con otras publicadas en estos últimos años, sea peor o más floja. Al contrario, me ha gustado muchísimo, incluso más que otras más nuevas. Es una historia que combina algunos de los elementos que podemos encontrar en otras novelas en apariencia similares, pero el resultado es diferente. Esa diferencia en parte puede que se deba a Lucas Kendrick, un protagonista atípico, pero también se debe a que es una historia increíblemente romántica y conmovedora: la de un hombre que se cree sin corazón y una joven poco virtuosa. Como fuere a mí me ha emocionado página tras página y al llegar al final me ha apenado dejarlo. Pero, por suerte, queda la historia de Emily y Ashley...

 

Crítica realizada por Sandra M

Sin corazón es la última novela traducida en España de la autora Mary Balogh por la editorial Titania, cosa que se agradece ya que volver a traer a autoras algo olvidadas, para mí, es un gran punto a su favor. Os diré que Sin corazón se publicó originalmente en el año 1995 y creo que eso se nota, y mucho, para quienes ya hemos leído a esta autora. Si bien el libro me ha gustado, comparado con otros de la autora, este resulta algo flojo en comparación, por lo que quizás no sea la mejor elección para quien se quiera sumergir en su pluma y probar con sus libros. Aun así, es un libro entretenido con una historia de amor muy bonita que hace del libro una perfecta evasión y entretenimiento.

Lady Anna Marlow es una muchacha inteligente que ha ido a Londres para presentar a su hermana Agnes en sociedad. Es una chica responsable que ha cuidado de sus hermanos después de la muerte de sus padres y, aunque cree que se va a quedar como una solterona para toda la vida, no quita que coquetee y que intente divertirse en todas las ocasiones en las que puede, todo ello ayudada por su madrina, una mujer encantadora con la que me he reído en infinidad de ocasiones y que está dispuesta a todo por que Anna también disfrute de los bailes; nuestra protagonista será conducida a una vida que nunca pensó tener.

Lucas Kendrick, recién nombrado duque de Hardon, es el típico hombre que se puede considerar como libertino. Alejado de su familia desde que era prácticamente un adolescente, ha sabido ganarse una gran fortuna con su gran inteligencia, aunque haya dejado su corazón por el camino. Es un hombre temido por ellos y adorado por ellas, pero cuando conoce a Anna en uno de los grandes bailes y descubre en ella a alguien que no se asusta y que no le quiere por quién, es cae en la duda de si podría ser ella la mujer con quién casarse y tener descendencia.

Y mientras, entre bailes, seducción y coqueteo, sobre Anna se cierne un peligro del que no podrá escapar y del que no le puede hablar a nadie. ¿Podrá confiar en la persona que tiene al lado? ¿Alguna vez podrá huir de todo y vivir feliz? ¿Encontrará a un pretendiente para su hermana Agnes? Pues tendréis que leer el libro para descubrirlo...

Como os he comentado antes, estamos ante un libro entretenido y que engancha pero que en ocasiones me ha dado la sensación de que se estancaba y no sucedía nada importante, por lo que parecía que la historia no avanzaba. Lo que sí es de agradecer es la ambientación, ya que la autora nos traslada por completo a la época, las costumbres, la vestimenta y se nota que la documentación está bien trabajada.

En cuanto a los protagonistas, he de confesar que ninguno de los dos me ha terminado de convencer. Anna es una mujer que me confundía bastante con su actitud; no quiere casarse pero coquetea desde el minuto uno, y en cuanto puede acaba casada sin quejarse. Guarda un secreto, pero a la página siguiente parece que se le ha olvidado. No sé, ha sido un tira y afloja durante casi todo el libro. En cuanto a Lucas, si tuviese que elegir y quedarme con alguno de los dos, me quedaría con él. Mi gran problema es que nos lo describen como un hombre a la moda de París: con peluca, maquillaje e incluso un abanico que usa constantemente y no era capaz de imaginarlo. Aun así creo que es bastante fiel al sentido del honor y su cambio es más realista que es de Anna, o por lo menos es lo que me ha parecido a mí.

De los personajes secundarios han habido un par de ellos que me han gustado bastante y de los que me habría gustado saber mucho más. Por un lado tenemos a la madrina de Anna y al abuelo de Lucas; los dos juntos hacen una pareja muy divertida y de la que veremos una pequeñísima historia de amor muy por encima. Por otro lado está Emily, que es la hermana pequeña de Anna y que además es sordomuda. Es una joven risueña y alegre que, a pesar de los problemas de habla que tiene, se comunica gracias a que puede leer los labios, ya que en aquella época el lenguaje de signos no existía.

Entre Emily y Ashley, el hermano de Lucas, existirá una bonita relación de amistad que acaba convirtiéndose en algo más, aunque ninguno de los dos está preparado para tener una relación amorosa; primero, porque Emily es muy joven todavía; y segundo, porque Ashley decide embarcarse en un trabajo que le mantendrá alejado durante un largo tiempo. Por lo que he podido averiguar, el segundo libro de la bilogía podría tratar sobre ellos dos y estoy deseando leerlo ya que ha sido una pareja que me ha gustado mucho.

Para terminar os diré que a pesar de los puntos negativos que os he comentado, es un libro entretenido y que engancha gracias a la parte del misterio y de los personajes secundarios. A pesar de que recomendaría otros libros de la autora antes, no deja de ser una buena elección para los amantes de la época.

Crítica realizada por Crishi

Con este libro me saco la espinita que tenía clavada desde que leí la serie Cuatro jinetes del Apocalipsis que, aunque bonita y fiel a su estilo, me resultó algo floja.

Esta historia me ha gustado mucho. Es sencilla y tierna, está narrada de manera agradable y con un ritmo variable (quien haya leído a esta autora sabe lo que digo). Engancha bien desde el principio y es entretenida, sobre todo de la mitad en adelante, cuando vas descubriendo que el secreto de Anna tiene más enjundia de la que sospechaba. Me ha encantado toda esta parte, está muy bien urdida, tiene su “acción” y el final no se encuentra entre los empalagosos de esta autora.

Sobra decir que la ambientación y la documentación están bien para lo que nos quiere contar Mary Balogh. Se agradece leer una historia situada en la Inglaterra del siglo XVIII, bajo la influencia de la corriente estética francesa que imperaba en ese periodo.

En cuanto a los protagonistas tengo sentimientos encontrados, me han gustado pero tampoco me han dejado prendada. Cada uno tiene sus motivos para ser infeliz y qué mejor manera para superar este hecho que con un matrimonio de conveniencia a la vieja usanza, hala, venga. Como es de esperar, los comienzos del matrimonio están regidos por el sexo con el fin de engendrar un heredero, pero tururú, la atracción ya estaba antes entre ellos y salta a la vista en esa sucesión de encuentros sexuales tan bien tratados.

De Anna me quedo con la fuerza y la decisión de darse una oportunidad para escapar de su pasado, así, por las bravas. Sin embargo me ha parecido una protagonista con doble personalidad, donde cada identidad iba a su bola. Al principio me ha chocado su incoherencia y después, por momentos, la frialdad y frivolidad del personaje. Este distanciamiento del personaje me pareció en parte justificado debido al papel adoptado en la historia. Hacia el final, Anna mejora y sí que logró atraparme.

Luke me gustó más, es protector a su manera pero también respeta el espacio de Anna a la hora de callar lo que oculta. No obstante hubo una conducta en él que me resultó polémica y no me gustó ni un pelo. La evolución de este personaje me ha parecido más creíble. Sin embargo, la mezcla entre su afectación y las vestimentas afrancesadas con la típica rectitud de nobleza obliga a la inglesa, me ha resultado cuanto menos chocante. Es como sacar un pez de su hábitat natural y encima pretender que sobreviva. No sé, me habría calado más si la historia sucede en Francia y todo es francés por los cuatro costados, entonces, quizás, el perfil de Luke me habría llegado de otra forma, pero ello no quita que todo él esté bien descrito y tenga su mérito.

A consecuencia del pasado de los protagonistas, entre Anna y Luke el amor es contenido y se cuece a fuego lento. Por su situación personal, el enamoramiento de Anna se presenta más reprimido que el de Luke y se disfruta mejor hacia el final de la historia. Me ha parecido una relación muy romántica y conmovedora en momentos puntuales. Ainnnsss… es que ver caer en las redes del amor a este Luke, un protagonista tan reacio a abrir su corazón, te derrite por dentro.

Los personajes secundarios me han gustado mucho. Además de lo que aportan a la evolución de la historia, tienen ese encanto que sostiene parte de la trama cuando el hilo principal se deja apartado. Por otro lado, me ha gustado mucho el malo, sí, es de los perversos que no me parecen una caricatura de sí mismos. Actúa embutido en un perfil nada encorsetado y sus apariciones o giros se alejan de lo absurdo.

No imagino lo que nos tendrá deparado la pareja de Emily y Will (los respectivos hermanos de Anna y Luke) en Melodía silenciosa. Salvo la peculiaridad de que Emily es sordomuda, el retrato de estos personajes, en principio, no deja entrever ningún misterio especial, por lo que ya me estoy frotando las manos.

A groso modo, Sin corazón me ha gustado bastante, he leído la novela con muchas ganas después de tanto tiempo sin publicaciones de esta autora. Tal vez no esté entre lo mejor de Mary Balogh pero me parece una bonita historia con un desarrollo muy bueno, se lee con placer y opino que es 100% recomendable.

 

Comentarios (1)

  • Dip

    16 Enero 2015 a las 22:35 |
    Es una novela preciosa, ambientada en la época del Rey Jorge, antes de la revolución francesa. Una de mis preferidas. El protagonista masculino es maravilloso y toda la obra para mi rezuma dulzura. Me recuerda tanto a las esplendidas novelas de Georgette Heyer. 5/5

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |