M. C. Beaton - Agatha Raisin y la quiche letal

Crítica realizada por Anasy

A sus cincuenta y tres años, Agatha Raisin quiere empezar de cero: ha decidido cerrar su empresa de relaciones públicas y cambiar su piso de Londres por una casita de ensueño en Carsely, un pueblo en el corazón de la Inglaterra rural. El problema es que empezar de cero no es tan fácil: Agatha se siente sola, echa de menos su vida social londinense y, por si fuera poco, percibe que sus nuevos vecinos la tratan con una frialdad que para una mujer acostumbrada a salirse con la suya puede resultar ofensiva.Dispuesta a hacer lo que sea por ganarse la simpatía del vecindario, Agatha decide participar en un concurso de quiches. Para asegurarse el triunfo, compra una quiche en una tienda de comida preparada de la City. ¿Qué es entonces lo peor que puede pasarle, además de no ganar un concurso dotado con un premio de diez míseras libras? Que uno de los miembros del jurado muera envenenado... Señalada por medio pueblo como principal sospechosa, Agatha Raisin iniciará las pesquisas por su cuenta y riesgo.

OPINIÓN:

No tenía conocimiento de esta serie hasta que de casualidad vi el argumento de este libro y me pareció lo suficientemente interesante para querer leerlo con la esperanza de que fuera una entretenida historia británica con su peculiar sentido del humor, y me llevé una grata sorpresa con el libro, hasta el punto de que pienso seguir con la serie de Agatha Raisin.

Agatha tiene una próspera empresa de relaciones públicas en Londres, pero a sus cincuenta y tres años decide jubilarse anticipadamente y hacer realidad su sueño de vivir tranquilamente e las Cotswolds, sueña con un lugar tranquilo, gente acogedora y buenos vecinos que la recibirán con los brazos abiertos llenos de hospitalidad y buenas intenciones, pero la pobre Agatha se llevará un buen chasco al poco de llegar a su nuevo cottage donde nada es como ella esperaba.

Ni los vecinos están deseosos de socializar ni nadie parece especialmente hospitalario, por eso decide participar en un concurso de quiches y como no tiene ni idea de cocinar, compra en la mejor quicheria de Londres una de espinacas que la haga ganadora del concurso y le de protagonismo entre sus vecinos, pero cuando no resulta ganadora y encima el juez del concurso aparece muerto después de comerse su quiche, las sospechas de asesinato recaen sobre Agatha que lejos de amilanarse y permanecer tranquila a que la policía haga su trabajo, llevará a cabo su propia investigación, algo que le hará meterse en muchos problemas y hacerse con unos cuantos enemigos.

Es una historia que atrapa desde el principio, para empezar por su protagonista, que es bastante brusca, y muy directa, a veces un tanto insensible, no cuenta con verdaderos amigos y es como un perro con un hueso en el trabajo o cuando algo se le mete entre ceja y ceja. Llega a un pintoresco pueblo pensando que todo será de color de rosa pero el desencanto pronto podrá con ella y la hará replantearse si hizo lo correcto al jubilarse tan pronto y marcharse de su querida Londres. Es un personaje muy peculiar que termina haciéndose con el lector a pesar de su falta de encanto. También hay personajes muy buenos que completan la historia, como el joven inspector Bill Wong que se hará amigo de Agatha, su antiguo empleado Roy, algunas vecinas algo ariscas, y un club que poco a poco acogerá a una inadaptada Agatha. Tanto su protagonista como la historia que abarca el posible asesinato hasta las costumbres y las gentes del pueblo, hacen que te leas el libro del tirón casi sin darte cuenta, es ágil, con sentido del humor sin ser hilarante o exagerado, es sutil, bien proporcionado a la largo de la historia, te deja una agradable sensación y la intriga de saber más sobre lo que pasará nuevamente en la vida de Agatha, un buen libro para pasar un buen rato.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |