Lynne Graham - Una deuda de amor

Valoración:

Crítica realizada por Mencía

César Valverde lo tenía todo. Era guapo, inteligente y un solterón empedernido. Pero su adorado padrino enfermó y César sabía que le daría una alegría a Jasper si se casaba, preferentemente con Dixie Robinson. Aunque, quizá una inocente ficción sería suficiente...

Bajos los amplios jerseys de Dixie, César descubrió una mujer sensual y no pudo evitar hacerle el amor. Así, en el curso de una semana, su novia de ficción se convirtió en su mujer en la realidad y, sin que él lo sospechase, en la madre de su hijo.

Vaya por delante que Lynne Graham es una de esas autoras que no deja indiferente a nadie. Hay quien no puede tragar a sus protagonistas y quien, queriendolo o no, se vuelve adicta a ella.

Dixie es una buena chica, algo torpe, pobre y sumamente agradecida, que esconde lo que ella cree sus magras carnes, tras vestimentas seis tallas más grandes. No sólo es que ella se ve gorda y sin estilo alguno, es que el resto de la humanidad también. Y si a esto le añadimos la tendencia natural que tiene al desastre, y su nula preparación, nos encontramos con una de esas chicas en las que nadie repara, salvo para aprovecharse de su generoso corazón o hacerla  blanco de sus burlas.

César Valverde es justo lo contario. Es un hombre de éxito con una seguridad apabullante, tan cínico como atractivo, y poco dado a entregar su afecto.

Pero si hay alguien capaz de perturbar su corazón es su padrino, Jasper,  por el que siente un profundo respeto y agradecimiento. Por él,  busca un empleo a Dixie en una de sus oficinas, aun creyéndola  una posible embaucadora de ancianos demasiado inocentes para este mundo.

 Desgraciadamente, los acontecimientos, por no decir hecatombes, que provoca Dixie a su paso, no contribuyen en nada a cambiar su negativa primera impresión.

Más bien la agudizan peligrosamente.

Sin embargo, cuando se entera que su padrino va a tener que ser intervenido, y es una operación de riesgo, decide intentar concederle una última alegría simulando un compromiso con esa poco atractiva chica, que tanto aprecia y protege el anciano.

 César no echa cuenta a lo que tenga que hacer para conseguir su objetivo. Así que primero se vale del chantaje, creyendo que es la única forma de convencerla; después hace desaparecer al imbécil del que Dixie podría estar enamorada, y para terminar se enfrenta al que cree su mayor obstáculo: conseguir que su aspecto físico mejore lo suficiente para poder darle algo de credibilidad, a la disparatada idea, de que él la pudiera encontrar remotamente atractiva.

 Una deuda de amor es la historia de amor de una patita fea, que no sabe que es un cisne, y de un gran felino, que esconde un gato hogareño en el fondo de su corazón.

Malentendidos, explosiva tensión sexual,  celos, injustas acusaciones y el descubrimiento de una debilidad, cerebralmente incomprensible; se encierran en esta novela corta, bajo la firma de una de las autoras especialistas en las monumentales caídas del prepotente coloso de turno.

Por suerte o por desgracia encuentro en estas descabelladas y repetitivas historias gran deleite. Así que, ya os podréis imaginar, que yo soy de las que me encuentro entre las adictas a tan controvertida autora y con Deuda de amor me lo pase en grande.

 


 

Crítica realizada por Letra Escarlata

Dixie Robinson es una chica un tanto torpe y está trabajando en el banco mercantil más importante de Londres, además de prestigioso y además para el dueño más duro, César Valverde. Siempre vive con el miedo que un día cualquiera puedan expulsarla de su trabajo y acabar de patitas en la calle. Pero su vida va a dar un giro ya que su jefe para no echarla le propondrá un trato, ser esposa por unos días y así garantizarle su empleo. Dixie siempre ha estado enamorada de Scott un hombre que solo la ve como a una fregona y ni siquiera la ve como a una mujer. Solo un hombre la descubrirá y hará que cambie su perspectiva referente al amor y la pasión que se siente en brazos de un hombre.
César Valverde necesitaba alegrar la vida de su padrino Jasper y para no echar a la calle a su más amiga recomendada, propone a Dixie que sean un matrimonio para así dejar al anciano con su sueño cumplido, ver a su ahijado felizmente casado. Lo único que no esperaba era encontrarse con una mujer escondida bajo sus complejos y derretirse entre sus brazos. Al final tendrá que elegir entre su soltería o ser un verdadero marido y apasionado padre.

Dos personajes que no tienen nada en común, tienen que convivir juntos en una mentira, para así conseguir que un pobre abuelo tenga una alegría. Desde luego es una historia muy extraña, dos protagonistas que además se detestan pero que se aman a la vez. Dixie es una mujer que se deja llevar por el pánico pero a la vez es capaz de salvarle la vida hasta al más inutil de la tierra. Tiende a tener fijación por los que se aprobechan de ella y sin miramientos ninguno, creo que esta mujer es la madre de Calcuta, por no decir algo ingenua.
César desde luego es un caradura de los buenos, se aprobecha de los problemas de una mujer y rechaza las escusas que tenga que dar la muchacha. Eso sí, tengo que decir que el cambio que demuestra César al descubrir la persona que vive con él es muy bonita, porque valora el esfuerzo que hace una bella persona por los demás y que encima se aprobechan de su generosidad. Y qué decir de los celos, al descubrir que Dixie sólo tiene ojos para su Scott, y no soportar que ni siquiera lo mire como un amante. Me gusta que Dixie lo haga sufrir un poquito y lo baje de su pedestal, porque el muchacho lo tiene muy creído.

Tengo que decir que esta vez, Lynne Graham ha pulido esta historia, ha seguido con su estilo pero veo que las mujeres siguen esperando que el hombre que aman tengan que darse con un canto en los dientes para saber que están enamorados, y esa sumisión no la soporto. Desde luego la historia ha sido entretenida pero sigo pensando que falta algo para emocionarme. Así que mi puntuación es un 2.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |