Lorraine Heath - Enamorarse del diablo

Valoración:

Crítica realizada por Mariam

Libro 3 de la serie "Los huérfanos de Saint James".

Frannie Darling se crió en las calles de Londres. Junto a Luke, Jack, Jim y Bill formó parte de los pilluelos de Feagan que robaban para sobrevivir. Ha conocido el hambre, el frío y las privaciones. Pero cuando contaba con doce años su vida dio un vuelco repentino el día que el entonces Conde de Clayborne, el abuelo de Luke, los rescató de las calles, los llevó a su mansión, les dio educación, comida y un techo bajo el que vivir. Han trascurrido casi dieciocho años, Frannie se ha criado entre aristócratas pero sigue sin sentirse cómoda entre ellos. Trabaja como contable en el club de juego de Jack Dodger, pero así como sigue sin sentirse cómoda entre nobles, tampoco lo hace entre los hombres. Teme la intimidad física, desde que a muy tierna edad conoció el lado más violento y sórdido del sexo masculino.

Pero el día de la boda de Luke y Catherine, conoce a un hombre que por primera vez le atrae: Sterling Mabry, el duque de Greystone. Sterling, el hermano de Catherine, acaba de regresar al país tras la muerte de su padre. Ha pasado los últimos años recorriendo el país, evitando sus responsabilidades. Ni siquiera estuvo al lado de su moribundo padre en sus últimos días. Ahora que ha heredado el ducado de Greystone sabe que su obligación es elegir esposa y engendrar al próximo heredero. No es una obligación que le inquiete, sabe que es su deber y qué tipo de esposa debe elegir. Pero mientras lo hace, atraído por la recatada señorita Frannie Darling -una mujer que de ninguna manera se asemeja a su futura esposa- emprende una campaña de seducción, decidido tal vez no a casarse con ella, pero sí a llevarla a su dormitorio.

Tras leer las dos anteriores novelas de Los huérfanos de St. James no podía esperar para conocer la historia de Frannie, personaje que ya despertó mi curiosidad y también me llegó al corazón desde En la cama del diablo. Lo cierto es que de Frannie ya se conocía su pasado, cómo fue su infancia y comprendíamos las razones que subyacían tras la -al parecer- frágil mujer a la que los antiguos pillos de Feagan protegen. Pero pese a ello, ¿quién no deseaba leer su historia y ser testigos de cómo también ella encontraba la felicidad?

Tal vez porque, como digo, la historia de Frannie no nos era desconocida, me intrigaba mucho más el personaje de Sterling. ¿Por qué abandonó el país y sus responsabilidades? ¿Por qué no estuvo junto al lecho de muerte de su padre? ¿Por qué Catherine no reconoce a su hermano en el hombre frío y distante que regresa?

Debo decir que si bien no he leído muchas novelas de Lorraine Heath hasta la fecha. De hecho éstas son las primeras, es una autora que tal vez no escriba historias arriesgadas y complejas, pero me han llegado al corazón. Puede que sea por su sencillez, por la originalidad que, en mi opinión, es hacer protagonistas a un grupo de huérfanos criados en los bajos fondos de Londres. O puede que solo sea porque son personajes que me han tocado la fibra y con sus historias me he sentido transportada un poco a un marco inspirado en las novelas de Charles Dickens.

Dicho todo esto debo decir que si En la cama del diablo me cautivó y Desear al diablo me enterneció y divirtió, con la historia de Frannie y Sterling he acabado con los sentimientos a flor de piel. Con sencillez, envuelta en luces y sombras, a caballo entre las más húmedas y miserables calles de Londres y el boato, confort y elegancia de los salones más refinados, entre dos mundos en apariencia incompatibles surge una historia romántica, dulce y cargada de emociones.

Me ha gustado especialmente que los protagonistas se alejan del estereotipo más habitual de una novela ambientada en 1851. Frannie no es una dócil e inocente jovencita que busca marido. Ni Sterling es el aburrido calavera que decide sentar cabeza y casarse. Ambos cargan con cicatrices y heridas que siguen abiertas. Ambos están un poco endurecidos por la vida. Y poco a poco, pese a que inicialmente pareciera una novela más donde el hastiado duque trata de seducir a la inocente y humilde muchacha nace una bonita historia de amor.

Me ha llegado al corazón el que sea Frannie en muchas ocasiones el personaje fuerte y con coraje. Habla de como es, nos muestra una faceta que en novelas anteriores, tal vez por estar tan sobreprotegida por Jack, Luke o Jim, no hemos podido vislumbrar. Tal vez sea que, simplemente, teníamos que leer su historia para poder conocerla en profundidad.

Y si bien el argumento, los protagonistas y la ambientación en principio pudieran parecer poco originales -de hecho los primeros capítulos son desde mi punto de vista algo predecibles- poco a poco la novela toma senderos que lo convierten una historia más profunda, impredecible y emotiva.

Como digo antes me ha llegado al corazón Frannie porque es una mujer tranquila en apariencia pero que esconde una gran fortaleza. Me ha enamorado Sterling y como bajo esa fachada fría e insensible se esconde un hombre vulnerable.

Y me ha encantado leer como los caminos de Frannie y Sterling se cruzan y entrelazan para contar una novela romántica sencilla en apariencia, pero que en su interior esconde un amor indescriptible, leal y perecedero.

Tal vez he notado en falta una mayor narración de los viajes de Sterling a lo largo del mundo, pero lo cierto es que la novela es tan rica en contrastes y texturas, gracias a esa ambientación tan bien recreada en mi opinión que nos traslada a las historias de Dickens, que me ha bastado. Sinceramente.

De las tres novelas publicadas hasta la fecha de esta saga, ésta es sin duda mi preferida. Confieso que la de Frannie y Sterling es la que más me ha gustado. El epílogo es, mi opinión, simple y sencillamente delicioso. No puedo describir las emociones que ha despertado en mí. Creo que Lorraine Heath ha logrado con sencillez, alternando la lectura del diario de Frannie con la historia de amor, construir una preciosa novela que refleja los aspectos más desagradables de la vida y logra, pese a ello, que envolverte en una historia de amor de esas que te llegan al corazón y quieres releer de cuando en cuando.

 

Crítica realizada por Maribel Moreno

Tercera entrega de esta preciosa serie en la que tenemos como protagonistas a Frannie y Starling.

Ya conocimos a Frannie en los libros anteriores , creció en las calles de Londres bajo la tutela de Feagan , junto con Luke, Jack, Jim y Bill , que son su única familia ; ahora próxima a la treintena trabaja de contable en el club , del que es socia junto con Jack y ha construido un orfanato en el que acoge a todos los niños que encuentra en la calle.

Sterling Marbri, nuevo duque de Greystone, es el hermano de Catherine , ha vuelto tras la muerte de su padre para ocuparse del ducado después de llevar años viajando por el mundo, sabe que su deber ahora es encontrar esposa y tener herederos.

En la boda de Catherine y Luke , Sterling se fija en Frannie que está rodeada de sus amigos y se siente muy atraido hacia ella, pero sabe que no encaja en el papel de esposa por lo que se propone pasar al menos una noche con ella.

Sterling comienza un proceso de seducción , sin engañar en ningún momento a Frannie, los dos saben que solo pueden aspirar a ser amantes, por lo diferentes que son sus mundos, pero en el proceso se van conociendo y va surgiendo entre ellos una relación que los llevará a desear algo más que una sola noche de amor.

Ya me gustó mucho el libro de Luke y me gustó más el de Jack , pues éste ha conseguido encadilarme , es sencillamente Maravilloso.

En esta serie la autora nos presenta unos personajes muy complejos por la vida que les ha tocado vivir y Frannie no es diferente, aunque en un principio parezca una mujer débil y muy protegida por todos sus amigos , es en realidad muy fuerte, ha construido el hogar para niños , para evitar que lleguen a tener la vida que ellos tuvieron y cuando se encuentra a Sterling , éste le hace desear una vida que ella sabe que no podrá tener , pues ya ha pasado su edad casadera y ya ha perdido la esperanza de formar su propia familia.

Sterling, que al principio se nos presenta como un ser frío y bastante despiadado, vemos que es solo apariencia y que en el fondo tiene un corazón bien grande , pero lleva sobre sus espaldas una carga que hace que erija a su alredredor una barrera inquebrantable.

Los secundarios , como no, son los amigos de Frannie, que la protegen de cualquier peligro y que no dudan en amenazar a Starling, uno a uno , ante el temor de que la haga sufrir.

La historia de amor entre ellos es preciosa, muy tierna, de las que se forjan poco a poco y que te hace emocionar en muchas ocasiones.

Pues lo dicho, un libro que me ha encantado y que estoy segura que pasará a formar parte de los que releo cuando pasa un tiempo.

Mi valoración Muy Bueno

 

Crítica realizada por Rocio DC

Una vez he empezado la serie no he podido dejarla de lado, el primer libro me encanto, el segundo tambien y este ,la historia de Frannie me tenia muy intrigada.

Reconozo que en principio me choco un poco, porque como ya conocia la historia de ella de las anteriores novelas, y era un pasado tan duro, tan triste... ella era muy especial,que me esperaba encontrar con un argumento mas delicado, pero en los primeros capitulos me convenci de que la ide que me habia hecho no tenia nada que ver con lo que me estaba encontrando, pero como el personaje de Frannie me gustaba tanto, segui enganchada...

Me quedo claro que Frannie habia superado su pasado, y que era una mujer mucho mas fuerte de lo que se describia anteriormente, yo creia que cuando a ella le llegara la hora de enamorarse y de la parte mas intima, le costaria mucho trabajo entregarse totalmente por lo que le sucedio, o que estaria mas traumatizda, pero me alegro que mi idea fuera erronea y que esta historia sea asi de intensa.

El personajes de Sterling me intrigaba muchisimo, el hermano de Catherine que llego al fnal de En la cama con el Diablo, parecia ser un hombre con muchos secretos y un pasado tambien delicado, aqui es cierto que me esperaba algo mas,pero me gusta que haya sido el elegido para Frannie.

A medida que la novela avanza, se hace mejor, la historia mas interesante.... y el final ha sido para mi precioso e impactante.

Como he dicho me a gustado bastante, pero en algunos temas me hubiera gustado saber mas, por ejemplo de la aventuras de Sterling en sus viajes, y saber mas de porque se comporataba asi con su hermana... y por parte de Frannie el tema de Feagan, me ha dejado un poco descolocada.

Espero que si la serie continua, se publiquen todos, porque em encantan estos personajes.

Mi valoracion:4/5.

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.