Lola Rey - Si fueras mía

Crítica realizada por Niema

Declan es un hombre humilde, quien ha conseguido todo lo que tiene a base de duro trabajo. Es un personaje atormentado por algo sucedido con su madre en el pasado que le ha marcado desde su adolescencia. Ahora, ha conseguido un buen puesto de trabajo como abogado y siendo el hombre que lleva las finanzas de un importante lord y hombre de negocios. Ha logrado una estabilidad y cierta felicidad.

Pero todo se vuelve patas arriba cuando conoce a Emma, la hija de su jefe. Ella es todo lo que él desea y también es inalcanzable, ya que Emma es noble y él un simple abogado. Son de dos mundos totalmente diferentes.

Aunque Declan se resiste, no puede evitar sentirse atraído por Emma. Ella tampoco se lo pone fácil, porque se ha enamorado de él y va a luchar por su amor sin importarle que él no pertenezca a su mundo.

Todo se complica más todavía cuando Declan descubre que Emma está comprometida con un hombre de su misma clase y le puede dar todo lo que ella se merece.

Si fueras mía es una novela sencilla, entretenida, con momentos dulces y otros de pasión. No es una novela demasiado larga, es corta y se lee bastante rápido. Yo me la he leído en un día.

Acostumbrada a otras novelas de Lola Rey, esta me ha resultado más ágil que sus primeras novelas, no sé si ha sido porque es más corta que otras de sus historias.

En esta historia es Emma, la protagonista, la que insiste en enamorarlo a él, la que quiere que su relación salga adelante porque está enamorada. Y es él quien se resiste. En algunos momentos me han dado ganas de darle tortas a él, sobre todo cuando intenta que Emma lo desprecie porque piensa que no es lo suficiente bueno para ella.

Me gustó más Renacer a tu lado, que es mi novela preferida de esta autora hasta ahora, aunque no tienen nada que ver y son totalmente diferentes. Además, tiene un precio muy bueno y no dudé en lanzarme a comprarlo cuando lo vi. Si fueras mía es un libro entretenido para pasar un rato agradable.


Crítica realizada por Malory

Puede contener spoilers

Me ha sabido a poco, me hubiera gustado que fuera un poquito más larga porque la historia es preciosa.
Como de costumbre Lola pone el toque original a su relato cambiando las tornas, pues es ella la que ostenta una buena posición social, mientras que él no es nadie. Evidentemente eso ya hace suponer que la relación no puede llegar a buen puerto a pesar de lo que ambos sienten.
Este tipo de detalles, son los que consiguen que una novela sea, de mano, interesante.

Sobre los personajes no hay mucho que decir, porque a excepción del padre de Emma, el resto solo hacen pequeñas apariciones, pues el peso de la trama recae sobre los protagonistas y su tormentosa historia de amor.

Emma me ha gustado por su carácter dulce y en cierta forma inocente, es un encanto de chica que, en un principio, no entiende los cambios de humor del secretario de su padre, como tampoco entenderá, más tarde, por qué no pueden estar juntos cuando es evidente que se aman.

Y Declan (me gusta su nombre), Declan se cae con todo el equipo, porque él que aseguraba que no se casaría, que no quería tener hijos, que soltero estaba y soltero se quedaría, le faltó tiempo para prendarse de la hija de su patrón. Eso sí, a serio y responsable no lo gana nadie, al menos en cuanto al trabajo se refiere. Me ha encantado ver como se va enamorando poco a poco.

Un detalle que me ha parecido curioso y que en cierta forma se agradece porque también se aleja de los tópicos, es que el prometido de Emma no es ni un villano, ni un petardo. Es un hombre bueno, atento y cariñoso que realmente está enamorado de ella.

La trama está bien hilada y mejor escrita. Es tierna, emotiva, entretenida y se lee en un santiamén.
Sólo tengo un pero, la parte de los bandidos me ha quedado un poco coja; supongo que la longitud de la novela no daba pie a profundizar más en el tema.

Y por supuesto, no puedo dejar de mencionar ese cameo especial que me ha puesto una sonrisa en la cara y que no es otro que la aparición de Fortuna, la preciosa gatita blanca de Lola, a la que tuve el gusto de conocer y de la que me enamoré totalmente.


Crítica realizada por Marta_11

 

Todas las novelas de Lola emocionan y esta no es menos, la desesperación entre Emma y Declan por su presunto amor imposible, consigue traspasarlo al lector.

En más de una ocasión se me pasó por la cabeza dar dos guantazos a Declan ¡más terco que una mula! Sus absurdos planes por alejar a Emma no sirvieron para nada e incluso lo complicaron todo más. La pobre mujer se verá sola en una lucha que él no quiere batallar.

Comprometida y enamorada de un trabajador de su padre, Emma vive con los nervios a flor de piel. Su prometido es el hombre ideal: comprensivo, guapo, con título e inteligente y encima ¡la quiere! El problema es que no es mutuo. ¿Cómo huir de esta promesa? ¿Decepcionará a su querido padre y a su prometido tirando todo por la borda?

Lo único negativo que puedo decir de esta historia tan dulce y emotiva es que sea tan corta... aunque he de admitir que Lola ha sabido aprovechar cada una de las páginas, porque con tantos problemas la novela no decae en ningún momento, y creo que cada uno de los "enredos" tienen la profundidad que se merecen para que sean creíbles.

Declan es un hombre que no cree en el matrimonio y no quiere tener hijos.
Emma es una joven soñadora y valiente que vive cada día como si no hubiese mañana.

¿Quién ganará la batalla?

Dos corazones enfrentados de distinta clase social, como novedad ella ostenta el mejor puesto. Recurso que Lola ha utilizado en otra novela y que me encantó. Me encantaría leer más historias de este estilo.

El común denominador de todas las historias de esta escritora es que cuando el lector llega al final... se ahoga en un mar de lágrimas. ¡Menos mal que siempre llega el ansiado final feliz!

Una novela bien escrita, dulce y cortita. Si no habéis leída nada de esta autora creo que es una buena opción para estrenarse con ella.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |