Lola Rey - Escándalo

Crítica realizada por MaRtA_11

Lord Edward Westley, conde de Suderlay, es el perfecto noble: educado, correcto y snob. Nunca ha protagonizado un escándalo y sus modales son impecables... hasta que comete el error de enamorarse de Lucy, una simple costurera, totalmente inapropiada para un noble como él.

Lord Westley deberá decidir si continúa con una relación que sabe que causará un enorme escándalo o deja pasar al que sin duda es el amor de su vida. Cuando finalmente se decida, ya será demasiado tarde... Lucy ha seguido su propio camino y en él no parece haber lugar para Edward.

Uno de mis subgéneros favoritos es histórica, pero hacía un tiempo que la tenía apartada porque no encontraba una novela que me enganchara por completo, pero después de descubrir a Lola ya no me sucede esto. Con cada novela esta autora se supera si cabe.

He notado en algunos libros de histórica, que algunas veces se percibe cierto parecido entre los personajes de algunas novelas de una misma escritora, sobre todo en el carácter de malvado libertino. De momento no me ha pasado con Lola Rey, cada personaje tiene su toque no están hechos en el mismo molde y es de agradecer.

En Escándalo encontramos un tema bastante peculiar y atrayente, como es la diferenciación de clases, así que como es de imaginar su relación va a ser de todo menos fácil. En concreto, es la mujer (Lucy) la que está en desventaja.

Los protagonistas son la mar de dispares: Lucy al principio bastante tímida e ingenua aunque después madura con una celeridad pasmosa, es de esperar con lo que tuvo que pasar; mientras que Edward no es el típico libertino, sino el hombre correcto y serio, que jamás se le pilló in fraganti por una desliz, todo un ejemplo de hombre modelo para la crema y la nata de la sociedad. Este carácter del muchacho hace que a veces, durante la lectura, apetezca zarandearlo.

La historia como he dicho, no va a ser un camino de rosas, hay momentos en los que se os va a poner un nudo en la garganta.

Sin lugar a dudas, si queréis disfrutar de una lectura amena, adictiva, agridulce y tierna, os la recomiendo encarecidamente. Tengo claro que ya he encontrado una nueva autora para mi "saco" de " autoras favoritas de histórica" , no me perderé ninguna novela de ella.

Valoración: Excelente.


Crítica realizada por Elsa

Edward Westley es todo lo que indica la sinopsis del libro, siempre ha estado pendiente de dar la imagen que se espera de él, es frío, flemático, está dedicado en cuerpo y alma a su patrimonio, no es un libertino, eso sí tiene una amante casada, pero eso no está mal visto en una sociedad que crítica la diferencia de clases para aprueba subrepticiamente el adulterio, su vida está cuidadosamente planeada, con el tiempo contraerá matrimonio con alguien adecuada, tiene que engendrar un heredero para su título, pero todo cambia de la noche a la mañana cuando muere su madre, la condesa viuda. No es que sienta un gran cariño por su madre, siempre lo ha tratado muy mal, diciéndole que nunca llegaría ser un buen conde, él ha vivido toda su vida pendiente de complacerla, cosa que no ha conseguido pero que le ha llevado a perfeccionar su papel de aristócrata perfecto. De este protagonista se hace mención en el libro Al final del invierno, es el misterioso visitante de la señora Husberry la vecina de la protagonista de ese libro.

Debido a una serie de circunstancias, que no voy a explicar conoce a Lucy, una empleada de una modista famosa entre la alta sociedad, desde el primer momento hay un flechazo se siente muy atraído por ella, hasta el punto que el mismo no se reconoce, la persigue hasta que consigue entablar relación con ella, Lucy corresponde a sus sentimientos es una mujer criada por unos padres pueblerinos pero con una moral inquebrantable, tiene los pies en la tierra sabe que un conde no se casa con una simple empleada pero no puede evitar enamorarse profundamente de él. Viven un idilio pero debido a la diferencia de clases se separan ya que él pese a quererla no le puede ofrecer matrimonio, no es lo que se espera de él.

Este es un cliché que se repite con cierta frecuencia en las novelas de romántica, lo importante es como se describen estas circunstancias Lola Rey ha sabido transmitir perfectamente los sentimientos de los protagonistas, algo característico en ella, la lucha entre sus sentimientos y lo que está establecido, Edward está dividido entre su amor por Lucy, el piensa durante toda la novela que es deseo, y lo que debe ser debido a su status, Lucy por su parte lucha entre su amor, ella sí reconoce que está enamorada, y su autoestima y esa lucha es lo que describe perfectamente la autora, a través de todas las vicisitudes de los protagonistas la autora nos lleva de la mano haciéndonos partícipe de sus debilidades, sus miedos, sus celos, de tal manera que un momento dado te sientes enfurecida, dolida, y con el corazón en un puño .

Pese a que el tema ha sido tratado en otras novelas, la autora aquí es original porque hay una situación que la protagonista tiene que resolver y que es difícil de asimilar por un noble un poco estirado como Edward, ha sabido ir describiéndonos poco a poco el cambio de este aristócrata frío, que parece primo del duque de Bewcastle, hasta conseguir ser un protagonista cercano, algo difícil de conseguir.

La novela está muy bien documentada sobre la época en la que transcurre, la época victoriana y la adhesión de Hong Kong al imperio británico, la revolución industrial y el hecho de que el protagonista tenga negocios, algo mal visto en aquella época, pero que acabó con todos aquellos aristócratas que no se subieron al carro de la evolución.

Alrededor de todas las peripecias que acontecen a nuestros protagonistas, hay una serie de secundarios bien perfilados y que apoyan estupendamente toda esta trama, como son el mayordomo, ¿Qué es una mansión inglesa sin un mayordomo?, la amante de Edward, una mujer muy sensata, la amiga de Lucy, Lord Harthway, que tiene un papel importantísimo en la historia, la Sra. Husberry y como en toda novela romántica que se precie una malvada que no sale mucho pero que ha hecho del protagonista lo que es.

He disfrutado mucho de esta novela, me ha tenido enganchada desde que la empecé y creo que poco a poco, Lola se está haciendo un hueco en el panorama de la novela romántica, algo que ya apuntaba en los relatos que nos ha colgado en el foro. En definitiva una novela que recomiendo si quieres disfrutar de una novela cien por cien romántica.


Crítica realizada por Malory

De mano tengo que decir que es una historia preciosa y muy bien escrita, donde las pasiones, y no solo las carnales, se desbordan algo que me encanta de los personajes de Lola, siempre son muy humanos y eso da un toque de realismo a sus historias que las hace diferentes y especiales.

Sabe como mostrar el lado menos afable de los protagonistas, como en el caso de Edward. Me ha gustado como ha manejado la autora el tema de los sentimientos de él hacia su "madre" (no entro en detalles para no crear spoilers), si hubiera reaccionado de otra manera no habría resultado tan creíble, resultaría forzado y demasiado almibarado, pero si por algo se caracteriza Lola es por no endulzar demasiado sus historias, y eso me encanta. Que decir de la batalla que le plantean sus sentimientos por Lucy, tantos años de autocontrol y dominio de sí mismo para que todo se desbarajuste en un abrir y cerrar de ojos. Edward, un hombre aparentemente comedido y controlado, en cuyo interior bulle una pasión arrolladora.

De Lucy destacar su dulzura y su fuerza de voluntad para no ceder ante lo que ella considera denigrante.

Señalar que me sorprendió la decisión que toma para salir a delante, otra muestra más de la originalidad de Lola y el realismo de sus historias.

El tema de las diferencias de clase creo que está tratado de manera muy acertada, sobre todo cuando describe las reacciones de Edward ante esas diferencias y los sentimientos que estas le suscitan.

Resumiendo, es una novela muy romántica, con momentos intensos, tiernos y también duros, que te engancha desde la primera página.


Crítica realizada por Rociodc 

Por fin he tenido el placer de leer Escándalo, y como no podría ser de otra forma me ha encantado, me gusta la forma de escribir de Lola Rey. Y la verdad es que el argumento de esta novela me ha impactado, para bien.

Edward Westley es un hombre serio, muy responsable,siempre a tratado de hacer una vida correcta sin escándalos, sobre todo para satisfacer a su madre, una mujer que siempre lo ha tratado con indiferencia...

Pero su vida da giros inesperados, por un lado se descubre algo de su pasado, que le cambiará la vida totalmente, y entenderá muchas cosas... este cambio lo llevara también, a conocer a Lucy, una muchacha que trabaja en una famosa tienda de una modista.

Edward se siente atraído desde el principio por ella, pero descarta la idea por las diferencias sociales.

A Lucy también le ha impactado, pero sabe que es algo imposible.

Aun así, Edward visita la tienda con frecuencia, hasta que hace amistad con Lucy, invitándola a pasear, Edward sabe que es imposible una relación entre ellos pero aun así, quiere estar cerca de ella, hasta que ninguno de los dos es capaz por mas tiempo resistirse, y se dejan llevar por lo que sienten, teniendo una relación amorosa... pero tiempo después la diferencia de clases y terceras personas interesadas en acabar con esa relación, los separa.

De aquí en adelante el cambio de rumbo del argumento, es lo que me impactó. Me impactó por la novedad de algo así en una historia, pero la verdad en mi opinión, Lola a contado algo muy real. Difícil de asimilarlo al menos en mi caso, pero muy real a la vez.

La novela engancha desde el primer capitulo, pero a partir de el giro de las circunstancias todavía engancha más, el desarrollo de la historia y el reencuentro, no tiene desperdicio.

La única pega que le pondría a la novela, es que tiene pocos diálogos, algo que la autora compensa con sus descripciones, pero que me gustaría que tuviera más.

Por lo demás, me ha gustado mucho.

Mi valoracion 4/5.

 


Crítica realizada por Yluna

 

El libro me ha gustado mucho, he disfrutado leyendolo, he tardado poquisimo tiempo, bueno el principio me pareció lento porque los protagonistas no se conocen hasta pasados algunas páginas. Tampoco pasa nada ya que durante ese tiempo se describe perfectamente al personaje, Eduard.

A mi me ha encantado el tema de la diferencia de clases, me gusta mucho esta temática, porque siempre supone una diferencia insalvable salvo por el amor.

Me ha gustado mucho la persecución de Edward, sobre todo porque no me lo esperaba (él tan serio, tan seguro de si mismo, tan ecuánime), ha sido algo, no sé como decirlo ¿agresivo?, ya que la quiere y la quiere conseguir cueste lo que cueste.

Es un libro lleno de pasión, celos, separaciones (que me encantan), es decir que tiene todos los ingredientes que me gustan en una novela. Cuando estaba leyendo la historia pensaba que volvía a leer una novela romántica de las antiguas. Además tiene el sello de la autora, o para mi lo tiene, dulzura, ternura, etc. Creo que es la manera de escribir de ella.

Aún así le pongo dos pegas (por favor Lola, no me lo tengas en cuenta): Para mi gusto hay pocos diálogos y un exceso de descripciones. Repito, para mi gusto. Además, yo he necesitado leer más sobre la relación de Lucy y Eduard, sobre todo en la etapa en la que están consumando su amor, ya que veo que todo ocurre muy rápido y no me ha dado tiempo a asimilar su relación. No sé si me explico.

A parte de estas cosas, solo puedo decir que el libro me ha emocionado, se me ha cogido el pellisquito, he llorado, y me encanta llorar leyendo novelas románticas y Lola siempre lo consigue.


Crítica realizada por Aysha

Lord Edward, conde de Surley, a ojos de la sociedad es el perfecto caballero sin ningún tipo de fallo. Pero esconde un secreto que no dejará escapar a la luz. Creyendo que es un hombre frío e intachable y que nadie podrá pasar esa barrera, conoce a la mujer que le hará trastocar su ordenada vida.

Lucy, trabaja en una tienda como dependienta. Es reacia a la aparición del apuesto conde, pero no puede evitar embarcarse en una relación apasionada y enamorarse perdidamente aunque con ello sufra.

Pero ¿podrá Edward amar a Lucy, a pesar de su linaje humilde?

Desde hace unos cuántos meses he buscado sin éxito, algún libro de Lola Rey. Y por fin ya tengo dos libros en mi poder. Hasta ahora sólo he podido leer las críticas de mis compañeras con cierta envidia. Al principio estaba reacia a leer alguno de sus libros, y no por no tener ganas, sino que últimamente se me hacía difícil que me enganchasen. Gracias a Lola Rey, he vuelto a devorar un libro con ansias y alegría, y más siendo de mi género favorito: histórica.

Cuándo comencé el libro, ya me hice una idea de cómo seguiría la trama, pues me parecía previsible. ¡Pero no! Me he llevado una alegría y un chasco a la vez. Cuándo creía que no me podía sorprender ¡bom! Sorpresa.

Lola Rey nos deleita con una lectura amena, llena de descripciones muy ricas en detalles. La química entre los dos protagonistas se palpa casi desde el primer instante en el que se conocen. Lo malo es la falta de diálogo. En mi opinión es como si me faltase más diálogos en la historia.

Para mí, el personaje de Edward me sorprendió bastante. Aunque su linaje se podría cuestionar, me parece un poco hipócrita de su parte ciertas acciones que hace con Lucy, Evidentemente, es entendible el por qué y cómo la autora hace que evolucione éste personaje, para que finalmente abra los ojos con respecto a lo que piensa y/o hace. Es un hombre con varios traumas que gracias a la relación con Lucy y Alice podrá superarlo, ya sea de buena o mala manera.

En cuánto a Lucy, me hice un idea equivocada de éste personaje en un principio. Se presenta a éste personaje como a una mujer tímida y maleable, pero a medida que avanzas en la historia, es una mujer decidida, y si bien ha sufrido decide hacer cualquier cosa para "sobrevivir". Y en ésto es dónde me llamó la atención el giro que dió la autora. Es algo nuevo y por fin "lógico" en cierto sentido. Normalmente, siempre tienen otra salida, pero ésta en la situación de la protagonista es la más "acertada".

Otro personaje que destacaría sería a Allice. Me parece una mujer que con muy poco se conforma. No esperaba para nada la actitud de Edward con respecto a ella. Puedo entender el que sea reacio, pero su actitud tan fría me ha dejado descolocada. Y para nada me he esperado el resultado final: ¡estupefacta me hallo! Por eso me ha encantado.

Y por último, destacaría a dos personajes. La primera es Grace, una joven casada y amante de Edward que desde el principio me ha gustado. La relación de ella y Edward es especial, al menos para mí. Aunque sean amantes, les une una bonita amistad. Y eso que ella no aparece mucho en escena, por eso me gustaría saber si hay un libro de ella y su libertino marido. Creo que merecen uno.
La segunda en cuestión es Lady Camila, una niña rica y odiosa que pone los ojos en nuestro protagonista. Puede que no sea muy importante (al menos yo así lo creo), pero en determinado momento debido a su aparición hace que "el giro inesperado" se cumpla en ésta historia. Aunque es un personaje que me ha disgustado, me pregunto si Lola Rey ha pensado en hacer para ella su propia historia. Sería muy interesante ver como le ponen los pies en la tierra.

En lo referente a trama, en general me ha enganchado mucho, y como ya he dicho no me esperaba la mitad de las cosas. Los malentendidos, el ocultar los sentimientos y no tener la confianza suficiente ambos protagonistas, los celos y los secretos hacen una historia estupenda. La mayor pega que pondría es el final, que a mi parecer lo hace un poco precipitado. Pero es que se me ha hecho tan corto, que quería más (y eso que se han liado jiji).

La verdad, estoy encantada por haber leído éste libro. Está claro que voy a repetir. No sé que tál serán los otros, pero éste lo recordaré con cariño.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |