Domingo, 18 Septiembre 2011

Lisa Kleypas - Amor en la tarde

Veces visto: 24143

Comprar en...

banner-amazon-2017

Crítica realizada por Mariam

Todo comenzó con una carta. Fue un gesto inocente, nacido del bondadoso corazón de Beatrix Hathaway, pero cambió su vida para siempre.

Uno de los pretendientes de Prudence Mercer, el capitán Christopher Phelan, se encuentra en el frente de batalla y desde allí le envía una carta a su amiga. A Prudence la misiva le parece aburrida y deprimente, pues le habla del día a día en la guerra, de las muertes, la soledad y otros temas intrascendentes para ella, como un perro abandonado que cuenta el capitán le persigue a sol y sombra. Pru no tiene la menor intención de responderle. Después de todo no es su único pretendiente y la coqueta y superficial Pru quiere alguien que la alabe y adore.

Beatrix, aunque no siente gran simpatía por el capitán Phelan, desde que en una reunión campestre lo oyó hablando de ella en términos poco halagadores, se compadece de él y con el beneplácito de Pru le responde en su nombre. Siendo como es una amante de los animales, ¡su único interés es el perro!

Pero esa carta da lugar a una en respuesta, ésta a otra y así sucesivamente hasta que se convierten en algo vital para ambos. A través de ellas Christopher siente una conexión con Prudence que no ha sentido antes y descubre a una vía de escape al horror que lo rodea en las palabras que le escribe esa mujer de gran corazón, haciendo que despierten en él sentimientos nuevos.

Por su parte Beatrix se siente culpable pues sin pretenderlo ha engañado a Christopher, quien no sólo ya no le desagrada sino que se ha enamorado de él. Así que decide dar por terminada la correspondencia.

A su regreso de la guerra, Christopher es un hombre diferente. El convivir con la muerte, perder a amigos y compañeros bajo el fuego enemigo han hecho de él alguien más solitario y atormentado. Cree que sólo Prudence puede ofrecerle un poco de paz y, tal vez, junto a ella recuperar la cordura que cree le está abandonando. Ante todo debe averiguar por qué dejó de escribirle y qué significaban aquellas enigmáticas palabras escritas en esa última carta.

Pero Prudence parece otra, en realidad la misma de antes de la guerra y a su lado no siente nada de lo que le transmitían sus cálidas y esperanzadoras palabras. Sin embargo, Beatrix Hathaway le intriga de una manera que no puede explicar, tanto como el extraño y evasivo comportamiento que muestra ante él.

Tras la repentina muerte de su hermano, Christopher se convierte en el heredero de las propiedades de los Phelan. Su nueva posición le obliga a encontrar esposa cuanto antes. Prudence sería la opción perfecta, pero... ¿por qué entonces siente lo que siente por Beatrix? Una mujer que doma caballos salvajes, trepa a los árboles, tiene un erizo como mascota... ¡y utiliza con pantalones!

Amor en la tarde es la quinta y última novela que compone la saga de los hermanos Hathaway y también la historia de Beatrix. Beatrix es la más joven de los Hathaway, también la más elusiva y desconocida. De ella sólo hemos sabido hasta ahora que adora a los animales, que tiene un alma compasiva y que es incapaz de vivir rodeada de lujos y hacer del asistir a bailes y reuniones sociales su día a día. No ha mostrado interés por ningún hombre y tras varias temporadas fallidas en Londres parece que su destino es la soltería.

Pero en realidad, bajo la superficie, Beatrix sueña con mucho más. Quiere ser algo más que la tía cariñosa y abnegada que es, desea compartir sus inquietudes con alguien. El problema es que no ha conocido al hombre que desee eso mismo o que acepte como parte de su vida lo que conlleva casarse con una Hathaway. Nadie comprende su devoción por cuidar y dar refugio a tantos animales. Nadie ve que detrás de su apariencia excéntrica se esconde una joven soñadora y bondadosa. Ni siquiera Christopher.

Con el capitán Christopher Phelan Lisa Kleypas nos presenta al ex-soldado que carga con unas cicatrices y un dolor tan arraigado que nada puede borrar. A su regreso de la guerra se siente como un intruso, que ve desde la distancia la vida, sin sentirse ya parte de ella porque el campo de batalla y las muertes que carga en su conciencia lo han cambiado para siempre. De igual modo Beatrix no se siente parte del tipo de vida que le corresponde. No tiene nada en común con Prudence ni con las jóvenes en edad casadera, no aspira a las mismas metas ni tiene sueños parecidos. Nadie entiende su manera de actuar; a veces incluso duda si sus hermanos la comprenden.

En Christopher descubre a un igual en muchas cosas, a pesar que son tan diferentes y proceden de familias socialmente tan alejadas.

Ver como van salvando las distancias y construyendo puentes que los acerquen ha sido muy conmovedor.

A mi parecer Amor en la tarde cuenta una historia sencilla pero llena de sentimientos, donde un hombre y una mujer empiezan a verse con otros ojos, a descubrir virtudes que les habían pasado desapercibidas y a encontrar el uno en el otro a la única persona capaz de llenar el vacío que sienten.

El que empiecen a conocerse -digo conocerse porque anteriormente apenas habían cruzado palabra ni tratado de saber el uno del otro, se disgustaban por la imagen que tenían respectivamente- a través de cartas me ha parecido muy dulce. A pesar del engaño que hay de por medio, me ha parecido enternecedora la historia porque es como si ambos se quitaran una venda y descubrieran por primera vez al otro.

La novela no está exenta de problemas ni malos entendidos, empezando por el engaño de Beatrix y Prudence, pasando por las dificultades de Christopher para adaptarse a su anterior vida, en una sociedad que lo ve como un héroe aunque él no se siente así y sin dejar de lado, algún secreto o sorpresa a los que Lisa Kleypas nos tiene acostumbradas.

Antes de leer esta novela el personaje de Beatrix me intrigaba porque me parecía un tanto excéntrico, aún siendo como lo son los Hathaways. En anteriores libros nunca ha faltado esa escena donde una de las mascotas de Bea hace una de las suyas. Tal vez por eso sentía mucha curiosidad con este libro y esperaba una historia ligera y divertida. En su lugar he encontrado que, aun siendo ligera y sencilla, es más seria de lo que creía. Y eso se debe a Christopher.

No quiero contar mucho, apagaría la magia que esconde este libro que en mi opinión es mágico. Pero sólo añadir que Amor en la tarde me ha gustado mucho. Tiene sus momentos divertidos, melancólicos y románticos. Además, como en toda la saga, el resto de hermanos Hathaway y respectivas parejas e hijos siempre tienen algo que aportar, un toque desenfadado, cómico e irreverente. No quiero olvidarme de mencionar a Audrey, la cuñada de Christopher y amiga de Beatrix que impone una nota de cordura y bondad en tantas y tantas oportunidades.

Creo que es un punto y final muy acorde para esta saga, con una historia romántica, con un héroe atormentado por la culpa y una joven, única y sensible, capaz de curar las heridas del animal más fiero. Viéndolo así... ¿cómo no va a ser Beatrix la pareja perfecta para Christopher?

Sinceramente, a mí me ha parecido una historia dulce y preciosa que, sin calarme tanto como la de Poppy y Harry, que es mi preferida, me ha dejado una sensación muy cálida en el pecho al cerrar el libro. Así que, sin dudarlo, la recomiendo. 

 

Crítica realizada por Anasy

Por fin el libro de Beatrix, uno de los miembros más divertidos de la familia Hathaway , a la que hemos visto crecer a lo largo de los libros y con la que hemos disfrutado con sus travesuras, su frescura y sobre todo, su amor incondicional hacia los animales, sean del tipo que sean.

Beatrix es la pequeña de los hermanos Hathaway , una familia muy peculiar y atípica, aceptados de mala gana entre la alta sociedad. Bea siempre ha sido la más extravagante y peculiar de todos ellos, criada por el amor de todos sus hermanos y con una libertad de las que otras jovencitas no gozan, es una persona que dice lo que piensa y que disfruta rodeada de animales y paseando por el bosque. No le gustan las convencionalidades y no encaja demasiado bien entre la alta sociedad debido a su manera de ser franca y abierta. También cuenta con el pequeño problemilla que padece desde la muerte de sus padres, cuando está nerviosa, roba cosas.

Con todas sus extravagancias Bea es una persona de muy buen corazón y sensible , entre sus amigas se encuentra Prudence Mercer una joven frívola, altanera y superficial que sólo piensa en ella misma, por eso cuando Bea lee una de las cartas que el capitán Christopher Phelan, que está luchando en la guerra de Crimea, escribe a Pru y la indiferencia de esta, decide escribirle haciéndose pasar por Prudence. Todo empieza de manera inocente para Bea que sólo quiere consolar a un pobre soldado pese a que Christopher no es de sus personas favoritas pues es de los que opinan que Bea es una persona rara y asilvestrada.

Christopher era un joven despreocupado, juerguista y un poco banal que de repente se encuentra luchando en una encarnizada guerra donde el horror y la muerte lo rodean. Su mundo, su manera de ser y de pensar cambian a partir de ese instante. Las atrocidades que vive y padece, todo lo que tiene que hacer en el frente, lo van cambiando y sumiéndolo muchas veces en la desolación. Lo único que lo mantiene con fuerzas para seguir luchando son las encantadoras cartas de Prudence y su fiel perro Albert.

El capitán Phelan vuelve tras la guerra como un hombre totalmente distinto al que se fue y viene dispuesto a casarse con la mujer que quiere, la mujer que le escribía esas preciosas cartas y de la que se fue enamorando. Supuestamente, Prudence.

Cuando Bea se vuelve a encontrar con él, Christopher no se muestra demasiado simpático ni agradable, pero los encuentros entre ambos, la tenacidad de Bea , su preocupación por los animales y sobre todo el amor secreto hacia el capitán, hace que éste la vaya conociendo poco a poco y que le sea imposible sacársela de la cabeza.

Es un libro muy bonito, una trama sencilla y simpática gracias al carácter de Bea y su peculiar manera de ser. Con momentos divertidos y dulces y animales extravagantes. Nos reencontramos con todos los Hathaway con sus hijos, pero sin eclipsar nunca a la pareja protagonista que se basta y se sobra pata atrapar al lector.

Una historia de amor tierna y encantadora que tendrá que superar algún bache como los traumas ocasionados por la guerra. Un cierre estupendo para esta encantadora serie que te deja con ganas de más.

Muy bueno

 

Crítica realizada por Kalina

Una historia de amor preciosa, el libro que más me ha gustado de la serie. En un principio Beatrix era de los hermanos Hathaway, la que menos me atraía, o quizás la menos conocida, pero Lisa Kleypas sorprende una vez más y muestra a una Beatrix con anhelos ocultos que ni su familia sospecha. Desea una familia propia y necesita sentirse amada, que la quieran con pasión y que la cortejen, el problema es que no encuentra al hombre adecuado, hasta que unas cartas le cambian la vida para siempre, El capitán Christopher Phelan está en crimea, la guerra está cambiando a Christopher y también sus prioridades, solo la correspondencia que mantiene con Prudence, joven a la que pretendía cuando se encontraba en Inglaterra, le dan fuerzas para seguir adelante. Lo que no sabe es que las cartas no se las escribe Prudence, sino Beatrix, amiga de esta. Y entre carta y carta va naciendo un amor profundo y maravilloso. Hasta que la correspondencia se corta bruscamente por parte de Beatrix, se ha enamorado y no puede seguir con el engaño. A su regreso Christopher está decidido a casarse con Prudence, el problema es que esta no es la mujer a la que ama.

Los protagonistas son estupendos y Beatrix es la mujer ideal para Christopher, las heridas de este no son solo físicas y Beatrix es la mejor cura para intentar superarlas, con escenas muy divertidas, como no, siempre protagonizadas por los Hathaway, alguna sorpresa en la trama y una historia de amor preciosa la novela te atrapa desde el principio.

Las cartas entre los protagonistas son tan bonitas que te hacen suspirar y te obliga a devorar las páginas, no me olvido de la declaración de Christopher que es preciosa. Me la leí casi sin darme cuenta, porque además de la pareja protagonista volvemos a encontrarnos con los Hathaway al completo, amén de un perro que tiene mucho que ver con el inicio de la correspondencia por parte de Beatrix. En definitiva en una novela romántica con todas las letras y un broche final de lujo para la serie, aunque me ha dado mucha penita acabarla. La recomiendo.

 

Crítica realizada por Noabel

Es el primero que leo de esta serie...y resulta que es el último   . Es una novela con una historia de amor bonita y entrañable. Quizá me ha faltado un poco más de "maldad", de sacarle más jugo a los problemas de él y a los intentos de venganza de los malos del cuento, pero en general me ha gustado.

Me ha encantado ver cómo va surgiendo el amor entre la pareja. Porque se nota el flechazo a través de la correspondencia pero claro, todo eso puede estar magnificado, podría ser un amor basado en la fantasía, y me parece que la autora ha sabido llevar muy bien tanto el reeencuentro como la interacción de ambos una vez que estaban frente a frente, y el resultado es un romance muy creíble. Puede que demasiado sencillo y fluído para mi gusto, pero teniendo en cuenta lo que Beatrix es capaz de hacer con Albert en pocas semanas, no me extraña que se maneje tan bien con Christopher .

Me gustan los personajes, me parece que están muy bien construídos, aunque creo que Christopher podría haber dado mucho más a la historia, más tormento, más lucha, y en definitiva más emoción. Los diálogos no es algo que suela dársele mal a Lisa Kleypas, así que sólo puedo decir que están en su línea, simpáticos y ágiles.

En definitiva, es una novela dulce y bien escrita, en la que sólo echo en falta un poco más de complejidad a la hora de resolver los problemas. Todo resulta demasiado sencillo, en una página se resuelve, y te deja con ganas de sufrir un poco más.

Encantadora, imprescindible para las fans de Kleypas y recomendable si quieres leer una novela sencilla, con una historia de amor muy bonita. 3,5/5

 

Crítica realizada por Mc2

Quinto libro de la serie Hathaway.

Beatriz Hathaway no tiene muy buen concepto del capitán Christopher Phelan, pues tras dos encontronazos con él le encontraba de lo más arrogante. ,Pretendiente de su amiga Prudence Mercer, todo cambia cuando la negativa de Prue a seguir carteándose con él, destinado en el frente, la lleva a leer una carta que dista mucho de ser tan aburrida y triste como le había comentado la señorita Mercer. Por eso no tarda mucho tiempo en ocupar su lugar.

Para Christopher las cartas que recibe desde Hampshire le suponen un remanso de paz en medio de tanto dolor y tanta sangre, y no tarda en enamorarse de la persona con la que se cartea creyendo que es la bella y coqueta Prudence.

Pero llega un momento en que Bea, considerándose culpable de engañarle, siente la necesidad de revelarle su verdadera identidad. Algo que la enfrenta en seguida con la egoísta Prudence que no quiere que se le escape su matrimonio con Christopher justo cuando va a regresar como héroe de guerra y heredero de la propiedad de Riverton. Es por eso que decide enviarle una última y enigmática carta.

Cuando llega el momento de considerar el matrimonio, Christopher sabe que debería decantarse por Prudence, pero la joven dista mucho de la mujer que le enviaba cartas durante la guerra. Ni siquiera parece haber leído un solo artículo sobre él. Hasta desconoce alguna de las anécdotas que había escrito. En cambio, sus pensamientos no hacen más que anhelar la presencia de otra mujer, Beatriz, que sería de lo más inadecuada como esposa.

En cuanto a los protagonistas, Beatriz es una joven extraña y poco convencional que adora a los animales y da cobijo a multitud de mascotas de lo más extrañas. Esto es lo que ya sabíamos de ella por las anteriores novelas de la serie. Sin embargo, también es una joven extraordinariamente culta a la que le encanta leer artículos científicos y periódicos. Pese a que adora a su familia, aquí vemos que anhela algo más y que no ha encontrado en ninguno de los pretendientes que ha conocido durante todas las temporadas a las que ha asistido en Londres. Es una mujer que siente que no será completa hasta que pueda formar una familia, pero nunca ha sentido que le atrajera ninguno de los petimetres que la han rondado… hasta que una carta se cruza en su camino. Christopher es un joven que ha visto como su disipada y placentera vida cambia tras su paso por la guerra. Atormentado y solitario cree que puede encontrar la paz en la persona que tanto ha llegado a conocer durante su correspondencia mutua. Pero la Prudence de las cartas dista mucho de la joven que disfruta en Londres de los bailes y el lujo de la temporada social.

Me ha encantado la novela. Es tierna, romántica, sencilla, y los sentimientos van surgiendo a medida que los protagonistas van carteándose y conociéndose en profundidad. Beatriz y Christopher me han parecido perfectos el uno para el otro. El complemento justo y necesario para cada uno.

Valoración: muy buena.

 

Comentarios (11)

  • nieves

    28 Enero 2012 a las 11:11 |
    Estoy deseando leerla y terminar la historia de los Hathaway. Espero que me guste tanto como Esposa por la
    mañana

    responder

  • LadyZarek

    12 Febrero 2012 a las 13:30 |
    Ya la he comprado y después de leer estás críticas creo que es el que voy a empezar a leer esta tarde. Ya os contaré.

    responder

  • marbe

    10 Marzo 2012 a las 02:05 |
    Me a encantado esta saga que me las descarge y en una semana me las lei todas jajaj se las recomiendo!

    responder

  • Rakel

    14 Marzo 2012 a las 22:46 |
    Pues no se por que pero para mi es la mejor de la saga, es que me he reido muechisimo con los comentarios de Bea y de la familia en general, no se me ha parecido dentro de la historia de trasfondo por que ambos tiene sus complicaciones, la mas entretenida de todas y me la he leído en un suspiro.

    responder

  • LILIAN

    17 Marzo 2012 a las 16:12 |
    ¡¡Qué preciosidad de libro!! Lo cogí con miedo porque no me acabaron de gustar del todo Tentación al anochecer y Esposa por la mañana. Después de haber leído los dos primeros de la serie Hathaway -que para mí son obras maestras- eché en falta muchas cosas en los romances de Leo y Poppy.

    La historia de Beatrix con el capitán Phelan me ha quitado hasta el sueño. Y no lo digo metafóricamente porque empecé a leerlo y a duras penas pude parar. El tema de las cartas, es apasionante: "No soy quien crees que soy, regresa y búscame..." El reencuentro de Christopher y Beatrix en el bosque, me encanta ¡Qué escena!, Beatrix vibrando de amor y el capitán preguntando por otra...

    Desde luego, Beatrix y Leo eran los hermanos por los que menos sentía curiosidad pero ahora me he vuelto una fan absoluta de Beatrix. Encima es interesantísimo el argumento con tanta "peculiaridad animal"

    responder

  • Marisema

    08 Abril 2012 a las 19:05 |
    Muy buenaa esta saga. Este libro me lo lei hace tiempo y me gusto muchoo aunque quizas pensaba que el libro de Beatrix seria mas divertido pero fue muy tierno ver como le mandaba las cartas y él deseaba encontrarse con esa persona que le había ayudado a soportar la guerra.

    responder

  • morticia

    11 Agosto 2012 a las 13:35 |
    ¡¡Que Bonito!!. Efectivamente, un broche perfecto para una saga estupenda.

    responder

  • Elinor

    05 Septiembre 2012 a las 02:30 |
    Este libro es completamente tierno.
    El personaje de Beatrix es muy querido dentro de los Hathaway, sin duda porque ves como crece a lo largo de la saga.
    No me imaginaba que Lisa la emparejara con un militar, me pensaba que lo haría con algún abogado, medico o algo por el estilo.
    Pero me gustó más así. Desde principio a fin me emocionó. Sobre todo las cartas del principio, que eran tan bonitas que se me saltaban las lágrimas.
    Luego cuando llega el y no se adapta, ya que está muy tocado después de la guerra. No entiende porque no encuentra a la mujer que le enviaba las cartas y sientes casi la frustración de Beatrix.
    Sin duda, para mí es uno de los libros más tiernos de Lisa Kleypas. No de los mejores de ella, pero sin duda de los más sentimentales.

    responder

  • marivi

    29 Septiembre 2012 a las 16:01 |
    Como el resto de la serie cada uno dedicado a un hermano y a cual más interesante.
    En este el amor le llega a la más pequeña,amante de la naturaleza y del ser humano, en este caso el amado de su amiga o al menos es lo que él cree.Una tierna historia de un pequeño engaño.

    responder

  • Glorisel

    06 Noviembre 2012 a las 17:44 |
    Esta familia es de locos me encantó, me fascina la idea de que un gesto tan simple como escribir una carta pueda convertirse en la existir de alguien, me gustó de principio a fin

    responder

  • Silvia77

    12 Mayo 2015 a las 19:16 |
    No es ningún secreto que me encantan los libros donde el protagonista es imperfecto por razones psicológicas o físicas. Primer libro que leí de la familia Hathaway y que he releído un par de veces más. Me encanta la personalidad de Beatrix, su forma de ser y como se enfrenta a Christopher, con ese genio que tiene, amargado como está por la guerra. Me encantó leer como lo sorprendía con su inusual forma de ser y vestir. En cuanto a su relación, supongo que para ella era un animalillo más que cuidar y supo llegar a su corazón de la misma forma, con mucho cariño y comprensión. Excelente comienzo de una serie inolvidable.

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |