Lena Valenti - El libro de los Bardos

7.0/10 rating 1 vote

Crítica realizada por Patufet

Un barco liderado por el Dios dorado espera al otro lado de la puerta de otra dimensión. Freyja y Odín se impacientan por recibir un llamado que no llega. Un líder vanirio que creyeron muerto regresa trastornado a su tierra para recuperar a lo que más quiere. El Midgard sucumbe al mal, Loki arrasa con toda su superficie, y los guerreros de los dioses no tienen más apoyo que el que puedan recibir de sí mismos. Daimhin, Steven, Aiko y Carrick tienen la última palabra. Ellos decidirán si hay o no posibilidades de sobrevivir, aunque afirmen que, mientras exista el amor, nadie tendrá la última palabra.

Bueno, bueno, esta serie está llegando a su fin, el Ragnarok ha llegado y Lena nos ha dejado mordiéndonos las uñas hasta que podamos leer el desenlace.

El libro empieza en el mismo momento en que terminó El libro de Noah, Daimhin ha visto como Carrick ha desaparecido por un precipicio detrás de la japonesa Aiko, y después de todo lo que han pasado juntos, ella solo piensa en rescatar a su hermano. Steven, el líder de Edimburgo, viendo que no la convence para que se quede, decide acompañarla, aunque no es precisamente bienvenido.

Daimhin y Carrick son vanirios y estuvieron secuestrados por Newscientist durante años, sufriendo todo tipo de maltrato y vejaciones, y aunque ha pasado un tiempo desde su liberación no han conseguido recomponerse.

Daimhin, igual que sus padres y hermanos es un bardo (persona que a través de sus cantos transmite historias, poemas o leyendas) . Desde que fue liberada por La Elegida, ha sido instruida para la batalla, para luchar cuando llegue el Ragnarok, pero solo vive para la venganza. No soporta que un hombre la toque y lo que menos quiere es tener a su lado al berserker de pelo de cepillo que le pone los nervios de punta.

Steven, es uno de los líderes más jóvenes, se culpa de todo lo malo que ha acontecido a su familia y a su clan, y aunque sabe que se debe a éste, no puede evitar salir corriendo detrás de Daimhin, a la que considera su kone y a la que ha de proteger, pero esto no será tarea fácil porque Daimhin se muestra dura y distante, aunque poco a poco Steven consigue que vaya bajando sus defensas y empiece a confiar en él.

Aiko, es una vaniria del clan de Miya, es una joven que se ha visto privada de los suyos, reconoce en Carrick a su caraid, pero sabe que el joven necesita de todo su apoyo para volver a recomponerse.

Carrick sufrió a manos de sus secuestrados, abusos y vejaciones, está roto y se siente sucio, no se cree merecedor del cariño y respeto de los demás, y como su hermana, solo piensa en que llegue el momento de la venganza.

Los bardos tienen una misión que cumplir en el Ragnarok, pero para ello necesitan haberse emparejado, porque si no, no les es concedido el don . Así que como se les echa el tiempo encima y no se deciden, Freyja tiene que intervenir .

Me han gustado mucho Steven y Daimhin aunque no tienen tanto protagonismo como el resto de parejas de la seri, sobre todo porque lo comparten Carrick y Aiko y con los muchos secundarios que aparecen.
Vemos aparecer a Thor, uno de los personajes con lo que empezó todo y que no se sabe cual será su cometido, por otra parte ya tenemos a Adam y Ruth con los sobrinos, Gwen y Daana y todos los guerreros que hay disponibles que ya marchan para enfrentar la batalla final contra Loki.
Por fin se han desvelado todos los dones de todos los protagonistas que nos han acompañado a lo largo de la serie, ahora falta saber como los utilizarán porque están en minoría frente a los ejércitos que ha reunido Loki.

Aunque no me ha parecido de los mejores de la serie, me ha gustado mucho . Como siempre, Lena no defrauda y ha demostrado tener una gran imaginación para crear esta saga, que no ha decaído en ningún momento.

Y ahora solo nos queda esperar que no se alargue mucho la llegada del desenlace.

Mi valoración 4/5

 

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |