Lea Vélez - La cirujana de Palma

Crítica realizada por ELSA

Palma de Mallorca, 1835. Tana de Ayuso llega a la ciudad como esposa del recién elegido médico forense de la isla. Pero ella es mucho más que una simple acompañante: entre sus muchos talentos destaca un olfato especial para esclarecer muertes sospechosas.

Tras instalarse en Can Belfort, una casona de piedra asomada al mar donde hace años se cometió un terrible asesinato, la protagonista se ve envuelta en la investigación de un viejo misterio, mientras aprende a abrir su corazón a la vida de la mano de dos amores.
Una camisa blanca agitada por el viento, un crimen que parece imposible, un comandante desertor, una niña que abraza a su muñeca en un palacio florentino y un doble juego de falsas identidades se mezclan con maestría sobre el azul del Mediterráneo y las finas arenas de la isla de Mallorca.

Tana llega a Mallorca donde su esposo ha accedido a la plaza de forense, viene como ayudante suyo, ella es cirujana y forense y tiene además un instinto especial para desentrañar misterios, de joven tuvo una experiencia muy dura. Cuando estaba en un internado en Perú veinte mujeres , profesora y alumnas fueron degolladas por los guerrilleros, estaban en plena revolución de las colonias hispanoamericanas que pedían la independencia de España, cuando estaba enterrando a su compañeras, un comandante del ejército español le ayudó y le aconsejó que huyera, Tana cogió el dinero que había en la misión y marchó rumbo a Europa, rumbo a Italia donde en la universidad de Bolonia se matriculó para estudiar medicina, tenía en contra a profesores y alumnos pero con mucha voluntad y un fino sentido del humor consiguió ser médico.

Años más tarde, ya casada van a establecerse en Mallorca, Tana llega antes que su esposo y compra una casa que tiene un oscuro secreto se dice que en la habitación verde de esa casa han ocurrido varias muertes y todo debido a la maldición por un antiguo crimen que se cometió allí, como es una mujer inteligente y pragmática, no cree en maldiciones y se dedica a intentar granjearse el aprecio de los médicos de la ciudad hasta que llegue su esposo, pero una serie de circunstancias hacen que conozca al comisario de policía de la ciudad, Jaime de Sarriá , un hombre atractivo por el que se siente atraída, entre los dos surge una camaradería como difícilmente se puede llegar a tener entre un hombre y una mujer en aquellos tiempos, Jaime es viudo, atractivo amaba profundamente a su esposa y todavía continúa enamorado de ella, por lo que no siente atracción por ninguna mujer. Tana quiere a su marido pero no está enamorada de él es una mujer muy pragmática y está dedicada en cuerpo y alma a su carrera.

Cuando el barco que lleva a su esposo arriba a Palma hay un incendio y por una serie de circunstancias que no quiero desvelar Tana se encuentra frente a su comandante aquél que le ayudó a cavar las tumbas de compañeras y profesoras y que ahora es un desertor y además carlista están en plena guerra los partidarios de Isabel II y los del infante D. Carlos, pero el comandante viene a Mallorca con la intención de hacer justicia debido a una promesa que hizo en su tiempo. A partir de ahí todo se complica para desvelar el misterio de la casa y descubrir una serie de asesinatos que desde el punto de vista de nuestra protagonista están encadenados.

Primera novela que leo de esta autora y me ha sorprendido, se trata de una novela histórica pero que yo calificaría de intriga o suspense. La novela está narrada por el Comandante, unas veces a través de sus vivencias y otras a través de unos diarios que suele escribir, en medio de la narración puede explicarnos hechos presentes, pero con un estilo ágil y buena prosa nos lleva perfectamente sin que nos podamos perder. Me ha gustado mucho la personalidad de Tana una mujer adelantada a su tiempo pero que no se rinde y que todos los desplantes se los toma con mucho sentido del humor y una ironía de la que hace gala a lo largo de toda la novela.

Me ha parecido una novela muy cuidada con un montón de personajes, pero muy bien perfilados, no pasa desapercibido ninguno, Jaime el atractivo comisario, que tiene un ligero tartamudeo que la autora trata con una gracia increíble haciendo de él un hombre sumamente atractivo, algo difícil de conseguir con este problema, Celina una prostituta simpática y dicharachera, la marquesa de Belfort, una mujer altiva y cercana a la vez, el boticario, los médicos que están a favor y en contra de una mujer forense, en fin toda la sociedad de esa ciudad de Palma.

La novela tiene muy buenos diálogos, ágiles, ingeniosos, aquí se nota que la autora es guionista de televisión con esos comentarios tan ácidos a veces que tienen los personajes y que te hacen leerla con una sonrisa y a veces una carcajada. En algunos momentos Tana me ha recordado a Poirot por la forma en que van desentrañando los crímenes de una forma inteligente e intuitiva.

Creo que no será la única novela que lea de esta autora porque la verdad el libro me ha durado dos días a pesar de sus casi cuatrocientas páginas y esa es una de las cosas que valoro en un libro que te enganche. Para las que busquen una novela romántica, ésta no lo es pero si diré que tiene varias historias de amor y que te deja con muy buen sabor de boca.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |