Lavyrle Spencer - Un puente al amor

Valoración:

Crítica realizada por Irdala

Bess y Michael, divorciados desde hace años, han intentado rehacer sus vidas con nuevas parejas. No obstante, su hija Lisa se empeña en reunirlos de nuevo. Con motivo de su propia boda, Lisa hace un último intento.
Los sentimientos de Bess y Michael dan un vuelvo inesperado que les abre los ojos a una verdad que siempre había estado allí pero que ellos se obstinaban en no ver...

Desde hace casi siete años, Bess y Michael viven su vida por separado y su relación es nula. Su separación se originó -en teoría- porque Michael se marchó con otra mujer. Bess guarda un rencor y un dolor profundo por el daño que este hecho le originó y se lo ha trasmitido durante todo este tiempo a sus hijos. Lisa tiene sus propias ideas al respecto, sin embargo, Randy, el otro hijo de la pareja que contaba con 13 años cuando se pordujo la separación, no ha vuelto a tener relación con su padre y siente un profundo odio hacia él. Su vida, desde que se produjo el divorcio, es un auténtico desastre.

Con motivo de su boda, Lisa reune a sus padres y a partir de ahí, inevitablemente, Bess y Michael tienen que volverse a hablar. Michael acaba de separarse de la mujer por la que abandonó a su esposa y Bess mantiene una "cómoda" relación con otro hombre en la que nunca se vio implicado su corazón. Bess y Michael de 40 y 43 años respectivamente, nunca llegaron a hablar civilizadamente sobre lo que les pasó... ahora, casi siete años después, ha llegado la hora.

Es un libro lleno de sentimientos y los sentimientos no son fáciles de explicar para nadie... salvo para Lavyrle Spencer que con una maravillosa prosa (como siempre), te pone la piel de gallina y te hace vivir sensaciones y comprender que la vida, muchas veces, nos la destrozamos nosotros mismos.

No es este un libro que yo recomentdaría a las jóvenes lectoras de romántica, pues hay que tener unos cuantos años y un buen montón de experiencias de vida acumuladas para comprender y sacar todo el jugo de determinadas situaciones. Es un libro que se ve y se comprende muy bien desde la madurez. Explica momentos de pareja sólo (creo) comprensibles para aquellas que han pasado de la pasión inicial de una relación, a la placentera comodidad. Del descubrimiento y las risas de los primeros pasos del amor, al saberlo todo y los problemas cotidianos.

Bess y Michael se reencuentran y hablan, asumen culpas y se perdonan. Cada uno ha madurado y ha comprendido, y como donde hubo fuego quedan rescoldos, esas brasas se encienden y se vuelven a enamorar.
Me ha encantado ver como se origina ese proceso, pero sobre todo me ha emocionado especialmente la escena en la que hacen el amor, con esa sensación (sin ausencia, por supuesto, de pasión) del conocimiento mutuo, del cariño y la ternura por encima de todo, de miles de sentimientos que da el tiempo... De lo dulce y maravilloso que resulta amar y ser amado por esa persona a la que conoces tan bien.

Es la historia de toda una vida en común, con sus alegrías y sus penas, que te hace recordar por qué elegimos a quien elegimos y lo fácil que es prescindir (¡qué error!) de los pequeños y adorables detalles del principio de una relación, que son la sal y la pimienta de la vida.

En fin, me ha parecido un libro muy bonito.


Crítica realizada por Lilian

Desde mi humilde opinión, la sinopsis no se ajusta realmente al argumento de la novela. Yo diría más que bien que, Bess y Michael son dos personas que han estado casadas felizmente durante 16 años hasta que las discusiones -por razones de peso- han anidado en su vida cotidiana. Al final la situación se tuerce tanto, que la única opción es separarse. Los hijos están prácticamente criados y creen que ya no los necesitan. Pero la realidad es bien distinta. Mientras que Lisa hace borrón y cuenta -adaptándose a la nueva situación familiar- Randy cae en una espiral de autodestrucción. Bess y Michael luchan contra su dolor, entregándose ciegamente a sus respectivas carreras y continúan con su vida sin mirar atrás. Pero Randy está lleno de rebeldía y sólo con la aparición de Maryam -su ángel de la guardia- le llegará la conversión...

Un puente al amor, narra las penas y las alegrías de una familia media americana. Una familia rota que cuando están de buenas son adorables y tradicionales pero cuando están de malas, las recriminaciones salpican a todos sus miembros. Creo que el libro posee ciertas lagunas. He echado en falta más profundidad en las razones del divorcio. Está claro que cuando se produce una infidelidad es probable que una ruptura definitiva sea la consecuencia, pero me hubiera gustado que Darla fuera algo más que un nombre.

Otra pega que le he encontrado a la novela, es que la verdadera acción transcurre en apenas nueve meses. Y es en este tiempo, cuando se diluyen como por arte de magia las hostilidades que han mantenido enfrentados a la pareja protagonista durante seis años. Lo siento, pero no me resulta creíble que todo ese rencor acumulado simplemente se evapore. La excusa que ha utilizado la autora para pintarlo todo de color de rosa, es que por fin Bess se da cuenta de que no ha sido justa con Michael y éste no parece ser rencoroso. Es consciente de que su ex mujer ha estado azuzando a sus hijos en contra suya, durante años, pero cierra los ojos. Tanto Bess como Michael, pasan de un odio cerval a querer mantener las formas por el bien del próximo matrimonio de su hija. Algo muy loable, pero que está metido con calzador en el argumento. Esa fina línea entre un resquemor genuino, el nacimiento de una amistad y de nuevo, un fuerte amor, no consigo entenderla.

En cuanto a los personajes secundarios, son entrañables. El papel de la suegra de Bess -como consejera matrimonial- no tiene precio y Maryam, la dulce novia de Randy, me encanta. Tampoco puedo olvidarme de la pareja formada por Lisa y Mark, que son el auténtico motor de la unión entre Bess y Michael.

Una vez más, me resulta muy difícil puntuar un libro escrito por LaVyrle Spencer. Si Un puente al amor lo hubiera escrito otra persona, mi valoración sería 4,5/5 pero cómo esta escritora pone el listón tan alto valoro la novela con un 3,5/5


Crítica realizada por Elsa

Una novela preciosa sobre las segundas oportunidades, aparte de esa manera tan peculiar que tiene Lavyrle Spencer para narrar y recrear situaciones, la novela toca un tema díficil, el de la infidelidad, algo con lo que no comulgamos pero que está a la orden del día, pero está tan bien narrada desde el principio en el que los dos protagonistas apenas se soportan estando en medio siempre la causa de su separación hasta que poco a poco Lavyrle Spencer nos lleva de la mano analizando el motivo de la infidelidad, porqué se produjo, y con minuciosidad toca todos los sentimientos de los implicados: la hija que por encima de todo quiere a sus padres y piensa que todavía se quieren, el hijo que no perdona a su padre y se ve abocado a la droga, la madre de Bess que encuentra circunstancias atenuantes para su yerno y principalmente los protagonistas, Bess que no ha sido capaz de tener una relación estable y Michael que se casó con la causante de la infidelidad, pero que confiesa no quererla y en cierta manera se presta al juego de su hija para reunirlos de nuevo.

Resumiendo una novela imprescindible y que me hace exclarmar como siempre que leo algo de esta autora ¡¿Por qué no seguirá escribiendo esta mujer?!


Crítica realizada por Crishi

Un puente al amor es una historia ágil de leer pero difícil de entender cuando se trata de sentimientos tan distantes a los relacionados con lo puramente romántico. Se trata pues de una lectura en la que he podido encontrar sensaciones contradictorias pero con las cuales me he podido sentir identificada en algún aspecto.

Me ha resultado abrupto el toparme con una historia donde de entrada los protagonistas ya presentan una animadversión mutua en base a una infidelidad acaecida seis años atrás por parte de Michael, y movida por mi curiosidad, porque este tipo de historias no abundan en el género romántico, he leído con avidez las circunstancias que rodean a cada personaje. Por lo que he podido deducir en la lectura, y en mi opinión, el matrimonio de Michael y Bess ya hacía aguas antes de la infidelidad debido a la falta de comunicación por parte de ambos, pero creo que era debido a la educación recibida por sus respectivos progenitores, que a Michael le hace ser inflexible en su forma de tratar a Bess, mientras que Bess acepta las intransigencias de Michael como algo afín a su condición de mujer. La infidelidad es nada más y nada menos que el detonante que los lleva al divorcio.

El tema de los hijos es otro cantar... siempre me pregunto cómo unos hijos siendo de un mismo padre y de una misma madre pueden ser tan distintos en su forma de pensar y actuar ante cualquier situación. En esta historia las relaciones familiares ocupan una buena parte de la narración para dar mayor amplitud a las consecuencias de un hecho tan traumático como puede ser un divorcio.

Randy es el hijo que más ha sufrido el divorcio, Bess y Michael (cada uno a su manera) contribuyeron a ello y con los años Randy se halla descontento ya que no ha sabido encauzar su vida de manera correcta, tal vez debido a la dejadez y a la falta de apoyo de sus padres. La relación entre padre e hijo a lo largo de la historia es bastante delicada, ya que el rencor de Randy hacia su padre y el temor que Michael tiene de sentirse rechazado por Randy, impide que la reconciliación se lleve a cabo. Sin embargo, Lisa, la hija mayor, es una chica segura de sí misma que decide volver a unir a sus padres con motivo de su boda con Mark. Ella fue capaz de aceptar el divorcio con naturalidad pero desea que Michael y Bess entren en razón y reinicien una vida en común. Hacer entrar en razón a un matrimonio donde el respeto brilla por su ausencia y el amor se ha roto en mil pedazos, resulta complicado hacer unir cada pieza para que encaje con exactitud, pero hasta de eso es capaz Lavyrle Spencer sin grandes esfuerzos.

La primera parte de la historia me ha parecido una aglomeración de culpabilidades y resentimientos. Pero conforme avanza la historia, los protagonistas experimentan pequeños cambios en su comportamiento, y esos sentimientos tan negativos se van transformando, mediante pequeñas dosis, en aquellos rescoldos en forma de bellos recuerdos que quedaron de su maltrecho matrimonio. Me ha gustado la buena voluntad que pone Michael para conseguir un acercamiento hacia Bess, así como la forma en que trata de seducirla, pero también me ha gustado cómo Bess se lo pone difícil debido también a sus propios miedos.

En resumidas cuentas, este libro contiene una bonita historia descrita de manera admirable como es costumbre en esta autora, sin esos grandes amores que producen sensaciones de bienestar y a los que tan acostumbradas estamos las lectoras que consumimos novela romántica, incluso podemos encontrar ciertas actitudes, tanto de los protagonistas como de los personajes secundarios, que nos hagan rechinar los dientes y juzgar ciertas conductas tan arcaicas. De los libros que llevo leídos de esta autora tan excepcional, quizá sea el que más me haya hecho reflexionar en varios sentidos, de hecho, es un libro para leerlo con calma y que cada cual saque sus propias conclusiones. Yo, por mi parte, lo recomiendo si tenéis la suerte de haceros con esta novela tan real como la vida misma.

Valoración personal: Muy bueno.

Comentarios (1)

  • Elisa Prados

    19 Diciembre 2011 a las 17:15 |
    Estoy totalmente deacuerdo,esta autora espresa los sentimientos como nadie y además sus personajes son mas que reales.Es una de las pocas que han conseguido arrancarme algún sollozo.En un rincón del alma llevo algunos de sus libros.NUNCA decepciona!!!!!.

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.