Lavyrle Spencer - La promesa de adorarte

Valoración:

Crítica realizada por Irdala

Sinopsis:

Allison Scott es una excelente fotógrafa profesional que se siente profundamente desengañada en el terreno amoroso. Hasta que un día conoce a Rick Lang, el apuesto modelo que le ha mandado la agencia publicitaria para llevar a cabo el proyecto de cubierta de una novela de amor. El escenario que se construye para la foto de la playa, una romántica fogata, un Rick apuesto, gentil y sensual, contribuye a que Allison se sienta atrapada en un torbellino de sensaciones que apenas consigue dominar. La felicidad recién alcanzada se ensombrece con la aparición de un ex novio de Allison que le había robado unas fotos para publicarlas en una revista bajo seudónimo. La joven se jura que ningún hombre volverá a engañarla.

Opinión:

Hay algo que me hace inmensamente feliz al hacer esta crítica y es que este libro es muy, pero muy sencillito, casi diría que prescindible. ¿Por qué me hace feliz? pues simple y llanamente porque me he convertido en adicta a esta autora y ya no hay ninguna otra que me llene, vamos, que a todas las comparo con la señora Spencer y la mayoría sale muy mal parada. Dicho esto, no penséis que el libro es un bodrio, está bien y se lee en una siesta, pero no está ni de lejos, a la altura del resto de los suyos.

El libro es del año 1982, o sea, uno de sus primerísimos libros, y se nota.
Le falta la profundidad con la que están dotados tanto las historias como los personajes de sus otros libros más maduros. Sin embargo, apunta maneras y su lectura resulta agradable. El protagonista es un encanto, guapo, dulce, cariñoso, tierno, educado... vamos un solete. La trama está prácticamente explicada en la sinopsis... La protagonista aprende a confiar en los hombres y triunfa el amor. Fin de la bonita historia. No puedo decir más porque es muy cortito y lo destripo.

La valoración... "suficiente" como en el cole.

 


 

Crítica realizada por Lilian

Allison Scott es una joven fotógrafa que intenta abrirse camino en el difícil mundo de la publicidad. Desconfía de los hombres en general y de los modelos, en particular. El culpable de esta nube negra que pende sobre su cabeza, es el indeseable de Jason Ederlie. Mientras que Allison creía estar viviendo un noviazgo lleno de pasión y de fuegos artificiales, Jason la robó unos cuantos negativos de lo que prometía ser su mejor trabajo. En ese mismo momento, Allison perdió toda su ingenuidad y ganó en desconfianza.

Este es el panorama que se encuentra Rick Lang, cuando acude al estudio para hacer una sesión fotográfica. Desde el minuto uno, siente una especial atracción por Allison pero no lo tiene nada fácil. Su cuerpo es el sueño de cualquier mujer pero debido a su físico trigueño y varonil (tan parecido al de Jason) no consigue llegar hasta ella...

Conseguir alguno de los libros de LaVyrle Spencer es tan difícil que cuando te sonríe la suerte, tus expectativas son demasiado altas. La promesa de adorarte es una novela que se deja leer. De hecho, una vez que la empiezas no puedes detenerte porque estás siempre esperando algo que no llega. La historia resulta ligerita y superficial. Eso sí tengo que reconocer que entre unas cosas y otras, he paso un rato muy entretenido.

Los personajes principales están bien descritos aunque carecen de la intensidad que se le presupone a esta autora. Allison es una mujer que tiene las ideas muy claras. Día a día, intenta superar el abandono de su novio y ha decidido blindarse ante cualquier cara bonita. No cuenta con la perseverancia de Rick, sus buenas maneras y su sencillez. ¡Me encanta cómo transcurre su relación! Pasan de camaradas a amantes, casi sin darse cuenta. Allison se deja llevar, pero arrastra consigo la desilusión de su ex novio. Rick, pese a su paciencia, acaba por pagar los platos rotos. Me ha gustado mucho que Rick no se comporte como un pelele enamorado y deje a Allison su espacio, aunque suponga perderla. En cuanto al resto de los personajes, son como una especie de nebulosa sin una presencia real en la historia.

La ambientación de la novela, se resume en unas cuantas explicaciones sobre los cinco lagos que posee la ciudad de Minneapolis (vecina de St. Paul, la capital de Minnesota). De hecho, este estado se conoce cómo la "Tierra de los 10.000 lagos".

Mi puntuación para la señora Spencer, en esta ocasión, es un bueno raspado 3/5

 


Crítica realizada por Crishi

 

Para mí, hablar de LaVyrle Spencer son palabras mayores. Siempre pienso que, cuando leo sus libros (que es como si me hubiese tocado la lotería), no puedo ser objetiva ya que cualquier historia suya me llega hasta la médula, por muy liviana que sea. Es el caso de este libro que siendo una historia muy lineal, sin apenas contratiempos, hace que la relación mantenida por los protagonistas sea natural como la vida misma, y cuya meta está en la superación de un desengaño amoroso para alcanzar un final feliz.

Allison Scott es fotógrafa y necesita un modelo para la portada de una novela romántica. Cuando Rick Lang, el modelo en cuestión, se presenta en el estudio de Allison, queda asombrada pues tenía un concepto bien distinto de él... Rick es un hombre muy guapo pero de aspecto vulgar, trabaja como pintor y hace de modelo para pagar sus facturas. ¡Ay! ¡Qué hombre tan caballeroso! Sus atenciones hacia Allison me han encantado. Es de esos hombres que saben cuándo estar y cuándo retirarse del lado de una mujer. Si es que sólo por toparme con un protagonista así, ya merece la pena leer este libro.

La atracción entre ellos surge desde el primer instante pero Allison no está preparada para iniciar una relación con Rick, ya que su anterior pareja, Jason Ederlie, otro modelo ambicioso y pagado de sí mismo, se había aprovechado de Allison mientras ella lo había amado sin recibir nada a cambio, por lo que me he encontrado con una protagonista dolida y con muchas carencias afectivas en el plano amoroso. Este hecho la ha convertido en una persona desconfiada, de tal manera que su corazón ha creado una firme barrera con respecto a los hombres. Ahora, Allison desea una relación formal en la que ella se sienta el centro del universo pero, antes, la barrera con la que se envuelve deberá ser derribada... ¿Podrá Rick ser el dueño de su corazón?

Como he dicho al principio, no es un libro del otro mundo. Tiene una bonita historia que se lee rápido y no es demasiado intenso, pero la simple calidez que transmite la pluma de esta autora me ha tenido enganchada en ése desazón que te produce el querer saber cómo se desenvuelven los protagonistas durante la historia, y para mí ha sido más que suficiente.

Allison me ha parecido una protagonista confusa, en su mente siempre está presente Jason y cree que Rick también puede dañarla. Pero, por otro lado, a pesar de que él le hace sentir bien y le demuestra que ella puede ser querida, su propio dolor le impide ver que los cumplidos que él le dedica son sinceros. El temor de Allison a otro fracaso le hace ser reticente y egoísta con Rick, del que no tiene en cuenta sus sentimientos. Sin embargo, de Rick no puedo decir gran cosa salvo que es un amor de hombre. Este protagonista me ha parecido poco desarrollado... y es que cuando te encuentras a alguien así, lo quieres saber todo de él. Sólo he podido deducir sus sentimientos a través de los diálogos que mantiene con Allison, pero no porque la autora le otorgue la misma profundidad que le dedica a Allison.

En definitiva, un libro ligero que, aún no estando a la altura de otros más intensos de esta autora, me ha hecho disfrutar como una loca. No lo puedo remediar. La señora Spencer es una de mis debilidades.

Valoración personal: Bueno.

 


Crítica realizada por Soraya

 

Una vez más la señora Spencer ha logrado atraparme, aunque en esta ocasión tengo que admitir que no ha sabido estar a la altura de sus otras novelas, lo cual no significa que sea un mal libro ni mucho menos. La promesa de adorarte es una novela más corta y con menos profundidad que las que hasta ahora había leído de ella, y por lo tanto a las que me tiene acostumbrada, pero ya viendo el grosor del libro me imaginaba que no iba a dar para tanto. He notado que la historia es como más tranquila, sin muchos altercados, centrada en todo momento en la historia de amor de los dos protagonistas.

Allison es una joven que ha sufrido recientemente un desengaño amoroso y lleva como emblema el no dejarse pisar de nuevo por ningún hombre, por mucho que éste le atraiga. Sabe lo que es sentirse utilizada, y está viviendo una etapa de su vida en la que no está preparada para confiar en nadie (del sexo masculino). Pero está claro que en la vida nadie decide cuándo se enamora, o cuándo se está o no preparada para conocer el amor.

Por su parte Rick es el hombre ideal por excelencia, guapo a más no poder, un cuerpo que quita el hipo y encima tiene una personalidad que eclipsa a todo lo anterior. Es amable, bromista, simpático, divertido, trabajador, generoso, humilde, y no teme enamorarse. El muchacho es una joya, y parece que está realmente interesado en ella. Desde el momento en que la conoce la trata con una dulzura que ya quisieran muchas (entre las que me incluyo), pero todo parece en balde con Allison.

Nuestra protagonista no sólo no se lo va a poner nada fácil, sino que además es incapaz de aceptar lo que está empezando a sentir por él, y por lo tanto anula incluso sus propios sentimientos. Para empezar desconfía de él nada más verlo, ese rostro que con otras abre las puertas del paraíso, con Allison las cierra directamente. Y es que a pesar de que intenta dejarse llevar con él y darle una oportunidad (merecida por el muchacho), lo cierto es que no puede olvidad el daño que le causó el anterior (un egoísta enamorado sólo de sí mismo, que la humilló y la dejó abandonada, y que lo único que comparte con Rick es que ambos son despampanantes físicamente hablando).

Quizás este aspecto es el que más flojea de la trama, ella se pasa el 95% del libro intentando apartarlo de su vida, y él queriendo que ella les dé una oportunidad a lo que ambos sienten. Al menos a mí, me ha llegado a cansar un poco. Además el final me ha parecido demasiado precipitado, me hubiese encantado poder leer algo más de ellos cuando por fin se consolidan como pareja, y no que es declararse y acabar el libro, prácticamente en la misma página. Esto para una amante del epílogo como yo soy, ha sido como un jarro de agua fría.

Por lo demás poco más puedo decir de un libro tan cortito, simplemente recomendarlo a las amantes de esta autora porque a pesar de todo se pasa un buen rato leyéndolo, y es entretenido ver cómo el prota lucha por lo que quiere y ella poco a poco va cediendo y entregándose a sus sentimientos.

Mi puntuación es de un 3,5 o 4 sobre 5. Pero porque a mí me gusta el estilo de Spencer, me encantan las novelas en las que todo gira alrededor de ellos dos, y adoro la contemporánea. Sin estos factores, la novela bajaría bastante de puntuación. Así que no la recomiendo a aquellas personas que no hayan leído anteriormente de esta autora, porque tal y como dije al principio, en calidad por delante de ésta la autora tiene muchísimas más que si merecen ser releídas una y otra vez.

Comentarios (1)

  • LadyZarek

    06 Junio 2014 a las 20:11 |
    Un libro sencillo, algo corto para lo que suelo leer, y no es malo. Eso sí, no me terminó de gustar, a pesar de haberlo leído un par de veces. Por lo que sea, no me atrae la forma de escribir de la autora, y la historia no da para mucho.

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.