Laura Sanz - La chica del pelo azul

8.0/10 Rating (2 votos)

Crítica realizada por RocíoDC

Me apasiona el género de viajes en el tiempo en la novela romántica, pero ya llevaba un tiempo sin leer nada del estilo, hasta que descubrí y leí la sinopsis de La chica del pelo azul, y no pude resistirme a leerla.

Y aunque como digo, he leído varias novelas de este tipo, pienso que es difícil salirse de lo "típico" escrito ya en el género y crear una historia diferente y original.

Pues sí, esto es posible.

En esta ocasión me he vuelto a sorprender porque la autora ha conseguido crear una fantástica novela escrita con sencillez, y a mi opinión muy bien documentada y trabajada.

Una de las características que destacaría de la novela y de la autora, es que es franca y llana y directa en todo momento. Como por ejemplo a la hora de detallar de manera convincente y "real" lo que significaría para una mujer de nuestra época viajar a la Inglaterra medieval. En todos los sentidos. Entre muchas cosas, alguna de lo más evidente, como es el cambio físico; la forma de vestir, de cuidarse hoy día y los cambios que nos hacemos en el cabello. Y es que la prota, tal como señala el titulo tiene un corte de pelo y un mechón algo particular, algo que será una de las cosas que más llame la atención para los personajes que encuentra en la época.

Agradezco personalmente a la autora que se haya tomado la molestia de dejar ver estos detalles en la novela, porque no me refiero solo al cambio de aspecto, si no a ver como Alex se tiene que habituar al cambio tan drástico de su vida con es simple hecho de no tener electricidad, la mismas costumbres de higiene diarias que tan raras era en aquella época. Porque sí, he leído muchas novelas con esta ambientación pero nunca detalladas hasta este punto. El tema de cómo van al baño, algo tan cotidiano, siempre pasa de largo en las novelas y aunque es del todo irrelevante, me ha parecido interesante que la autora escriba todos estos detalles de forma tan natural.

Tengo una opinión bastante buena de la novela, uno de los motivos es que la cogí con muchas ganas y grandes expectativas, y sinceramente desde principio hasta el final, ha mantenido en mi las mismas ganas y el mismo sentimientos. Y no me ha defraudado en ningún momento.

La ambientación me parece excelentemente escrita y acertada, con descripciones muy cuidadas que me han hecho viajar junto con Alex a ese fascinante mundo tan antiguo, lejano y real.

Los personajes son de los que no se olvidan. Tanto Alex por su personalidad, valentía y seguridad con al que se enfrenta a una cuestión tan increíble, como Robert.

Robert es el protagonista masculino medieval por excelencia. De los que te enamora desde el principio y que arranca suspiros.

Un hombre digno de admirar por muchas cosas, una de ella es la forma en la que se enfrenta a la realidad de Alex.

Las escenas y diálogos entre ellos son muy, pero que muy buenos. La autora ha conseguido que me quede sin uñas y que mi ansiedad se dispare con las escenas de tensión y atracción entre ellos, el tira y afloja que se traen en la mayor parte de la novela es adictivo. Y me encanta que sea así, prefiero que se cree el ansiado momento de rendición entre los protagonistas poco a poco, creando esa ansiedad y ganas de querer saber cómo y cuándo pasará.

La evolución de los personajes tanto de forma individual como en pareja, me ha parecido muy coherente y bien llevada. Desde la llegada de Alex a la vida de Robert hasta el final. Con el añado que también la autora me ha hecho sufrir un poquito, aunque es un sufrimiento muy recompensado.

Destacar también los personajes secundarios, que son muchos y varios muy importantes para la trama. Sobre a todo cierto niño que roba el corazón desde el primer instante.

Solo hay un par de detalles que ponerle un "pero".
Uno es que en algunos momentos, según que pensamientos o impresiones de los protagonistas en algún momento me han parecido repetitivas.

Y lo segundo, es que para mi gusto, ya que la novela es tan extensa y detallada me habría gustado ya que estamos, un epílogo. Estoy a favor de los epílogos siempre, pero cuando es una novela y unos personajes que me gustan tanto me cuesta aún más decirles adiós, por lo que he echado de menos ese "último adiós" con un epílogo.

Ésta es la primera novela publicada de la autora, y tengo claro que le esperan muchos éxitos y un largo camino. El cuál yo seguiré de cerca sin dudar ya que me ha parecido muy buena y muy recomendable.

 

Crítica realizada por Marta_11

He leído grandes opiniones de esta novela, quizás lo empecé con grandes expectativas en base a esos comentarios pero tengo que destacar algunos detalles que no me han gustado. En realidad, es una novela amena y entretenida pero creo que podía haber dado más de sí cuidando ciertos detalles.

En más de una ocasión he admitido que los viajes en el tiempo no son mi fuerte, me cuesta mucho meterme en este tipo de novela porque no me las creo. Vale que sí, ya sé que no se puede viajar a otras épocas -que nosotros sepamos- y que hay que dejar volar la imaginación pero creo que ese es el trabajo del autor, y precisamente ahí está la complejidad del género: conciliar siglos totalmente dispares. La magia está en que el lector no se pierda en el túnel del tiempo y que se adapte a esa nueva época.

En este caso, Álex viaja al pasado nada más y nada menos que a la Edad Media, se adapta -demasiado- bien a la época y al poco de llegar conoce a Robert FutzStepehn señor de Black Hole Tower. A priori, todos quedan alucinados con la extranjera: de pelo corto con flequillo azul, extraño vocabulario y costumbres. Por un momento, no la miran con buenos ojos y tampoco se acercan a ella, menos aún después de traer a la vida al hijo de Robert ¿qué tipo de brujería era aquella?

Álex encuentra asilo en las tierras de Robert, protegida y resguardada por sus hombres comienza una rutinaria vida, intentando por todos los medios volver al s. XXI. Pero la serenidad de Álex no durará por mucho tiempo y es que en su corta estancia se gana un enemigo muy temido, quien no durará en ponerle las cosas más que difíciles, será Robert quien le devuelva la tranquilidad y la oportunidad de volver a su verdadera casa.

Ciertamente, la novela es original e incluso divertida -Álex tiene un pequeño problema con la higiene de la época-, pero hay ciertos puntos a mi entender básicos, que oscurecen esta bonita historia.

En primer lugar, el rigor histórico. La autora no se pilla los dedos al contextualizar la novela. Sabemos a qué época viaja y conocemos algunos detalles típicos de dicho siglo: señoríos, vasallos, clases sociales, brujería, etc. Pero se podía enriquecer mucho más la historia, sobre todo en los diálogos, en la forma de dirigirse, describir las vestimentas con más detalle, no sé aprovechar esa documentación previa que supongo que ha hecho antes de escribir la historia.

Otro detalle es el estilo, en general es bueno pero tiene dos defectos: repetición léxica y frases demasiado liosas -a veces nos complicamos más de la cuenta- creo que todo esto empobrece el texto.

Por último, me ha costado conectar con los protagonistas permanecen impávidos en situaciones que a mí me parecen claves: cuando Álex aparece en mitad de la Edad Media, Robert descubre el móvil, y el momento en que Álex confiesa de dónde viene. Creo que podría haber más intensidad, no hace falta llegar a las lágrimas ni a los gritos pero sí cierta incredulidad y miedo. Creo que ambos asumen con demasiada facilidad sus "cambios": él conocer a alguien del futuro y ella vivir en una época más que antigua.

No es una mala historia, no quiero que os quedéis con esta conclusión. Pero sí que da rabia leer una novela con potencial y que quede en el aprobado cuando puede ser de sobresaliente, hay fallos que restan mucho y es una verdadera pena.

Llega el momento de destacar lo que más me gustó del libro. Lo primero es la trama principal, ese contraste de épocas es realmente interesante y original, sobre todo viendo a Álex con su flequillo azul, pelo corto, tatuaje e independencia, es un choque bestial con la época. Por otro, el cómo llega ahí, los primeros capítulos están cargados de misterio, el enigma de la puerta me ponía los pelos de punta. También es bonita la relación entre Álex y Robert, al principio me pareció 'instant love' sobre todo por parte de él, pero bueno a medida que avanzábamos en la historia mejoraba, es una pareja muy tierna y dulce.

En conclusión, una novela interesante y entretenida pero mejorable.

 

Crítica realizada por Sandrayruth

La chica del pelo azul es el primer libro de la autora Laura Sanz y además es un libro que engancha desde la primera página. Tengo que decir que es un libro muy bien escrito y documentado pues se nota que la autora ha trabajado mucho en él y eso es algo que se agradece, sobre todo porque últimamente parece que se escribe con prisa y casi sin cuidado, por lo menos en cuanto a los autopublicados, aunque no generalizo, porque no siempre es así.

Álex es una protagonista con opiniones propias. Es bastante audaz y no se amilana por haber viajado al pasado. Me ha gustado que fuese valiente, aunque en ocasiones pensaba que no iba a salir bien parada, sobre todo en lo concerniente a un personaje malvado que se lo hará pasar muy mal. No nos encontramos frente a una joven inexperta, Álex tiene 36 años y sabe lo que quiere en la vida, aunque a veces me ha parecido que es demasiado impetuosa o cabezota. Entiendo su actitud y sus reticencias con empezar una relación, sobre todo porque no sabe si volverá a su época o no, pero me hubiera gustado que cediese un poco en alguna que otra ocasión.

Robert es el protagonista y la verdad es que es un buenazo, es un personaje que me ha gustado mucho. Es valiente y decidido, lleva mucho a sus espaldas y eso hace que sea un hombre con los pies en la tierra. Me ha gustado que le de su espacio a Álex, aunque sabe que algo esconde, pero no la presiona en ningún momento. Es atento y cariñoso, y su hijo me ha gustado mucho.

Por el contrario, lo que menos me ha gustado del libro es la lentitud del principio. Todo lo referente a la búsqueda de la puerta y la introducción al mundo de Álex se me ha hecho un poco pesado, pero más que nada es porque quería que viajara ya para saber qué iba a suceder. Y he echado de menos más escenas entre los dos protagonistas, pues al principio pasan bastante tiempo separados, aunque la autora lo suple enseñándonos la vida en esa época, sobre todo en el castillo. Pero me gusta que la relación entre los dos sea lentamente y no deprisa como pasa en muchos libros de hoy en día.

Me han gustado mucho los personajes secundarios que podemos encontrar, pues hay muchos y variados. No destaco a nadie en especial, pues todos tienen algo que aportar a la historia. La verdad es que al principio desconfiaba de todos ellos, pero pronto me di cuenta de que solamente eran impresiones y que en realidad son muy buenas personas que aceptan a Álex con mucho cariño. Aunque hay alguno por ahí que no será tan bueno...

En definitiva, La chica del pelo azul es una muy buena opción para leer. No quita que tenga pequeños fallos que seguramente la autora vaya puliendo con el tiempo, sobre todo porque esta es su primera novela, pero creo que tiene mucho potencial y estaré pendiente de sus próximas novelas.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |