Laura Esparza - A contrarreloj

Crítica realizada por Esther Ortiz

Andrea es una mujer joven e independiente que ha conseguido hacerse un hueco en el mundo del deporte, representando a deportistas, pero sin dejar de lado sus principios. Ella odia a los jugadores que solo piensan en el dinero, y solo trabaja con aquellos que de verdad aman su trabajo.

Luc es todo lo contrario a ella, se dedica a representar a las más importantes estrellas del deporte, y ha logrado ser considerado el mejor agente en su campo.

El caprichoso destino hace que sus caminos se crucen cuando la mejor amiga de Andrea acepta la proposición de matrimonio del hermano pequeño de Luc.

Andrea hará todo lo posible para que su amiga tenga la gran boda que siempre ha deseado… aunque solo tenga tres semanas para organizarla.

Marc le pide a su hermano que ayude a Andrea a organizar su boda, pero Luc y Andrea se llevan como el perro y el gato desde que se encuentran por primera vez…

A contrarreloj es una novela romántica actual, con unos toques muy divertidos que te hacen soltar más de una carcajada mientras lees. Desenfadada e hilarante, hay veces que he llegado a llorar de la risa con algunas escenas.

Está muy bien escrita, con un lenguaje sencillo, cercano y a la vez elegante. Me ha llamado la atención que la autora hace uso de una narrativa impecable… Aunque viniendo de Laura Esparza no es de extrañar, pues ya hace años tuve la oportunidad de leer algún relato suyo y son para quitarse el sombrero. Me alegra ver por fin una novela de esta autora publicada.

Si os gustan las historias estilo Rachel Gibson o SEP, creo que este libro os va a encantar, a mí me ha mantenido pegada a sus páginas sin poder soltarlo.

Los personajes secundarios son muchísimos y me resulta muy complicado destacar alguno porque todos son geniales. Podría mencionar en especial a Maxime, el organizador de bodas francés… es brillante, un personaje que os hará reír sin parar. En general todos son personajes reales, creíbles y cercanos.

El protagonista masculino, Luc, es arrogante, ambicioso, muy masculino… pero tiene un corazón tierno y cae completamente enamorado de Andrea en cuanto empieza a conocerla de verdad.

Andrea es un “hueso duro de roer”. Una mujer independiente, orgullosa de haber llegado tan lejos en un mundo de “hombres”. Le cuesta mucho llegar a confiar en Luc, pero resistirse a sus encantos cada vez le resulta más complicado…

La rivalidad entre ellos da mucho juego en la novela, y el tiempo que tienen que pasar juntos para organizar la boda hace que salten chispas entre ambos: se atraen, se gustan, se desean, se cogen cariño... en medio de un montón de escenas divertidas que me recuerdan a las buenas comedias románticas del cine.

Los diálogos entre Andrea y Luc son ágiles y divertidos, pero a veces te emocionan y te ponen la piel de gallina por la intensidad que proyectan. Otras veces se te quedan grabados en la memoria y te hacen reflexionar.

Preparad palomitas, poneos cómodas y disfrutad de esta preciosa y muy entretenida novela.

 

Crítica realizada por Malory

Esta ha sido una de esas novelas que compras porque te suena ligeramente la portada, porque tiene un argumento que pinta bien y la autora (jejeje lo siento Laura), a la que no conoces de nada, es española hay que barrer para casa. Luego cuando llegas a casa y un tanto recelosa, busca información sobre la obra y la escritora, por aquello de saber si has metido la pata hasta el fondo, y descubres que las críticas y comentarios sobre ella son estupendísimos. Entonces no te queda otra que ponerte con ella pero ya.

Y creo que no necesitaría decir más que: ¡Estoy enamorada de esta novela!, para que todas entendáis lo que quiero decir.

Sí, “A contrarreloj” ha sido de esas historias que se te meten bajo la piel, que te llegan al corazón y se quedarán ahí, entre tus favoritas, para los restos y que recomendaras sin dudar cada vez que alguien te pregunte qué puede leer y añadirás a todas las listas y encuestas sobre lo mejor que has leído este año y no estoy exagerando, son muy pocas las novelas que acuden a mí cabeza (la pérdida de memoria también influye, ojo) cuando pienso en mis novelas favoritas, en esas que en su día me hicieron vibrar de emoción y aún al recordarlas me arrancan un suspiro… ahora, entre ellas, también estará “A contrarreloj”.

¿Y por qué esto es así? ¿Por qué me he enamorada de esta novela? Porque cuenta con unos personajes (todos ellos) maravillosos, una trama divertida y trepidante, porque la química entre los protagonistas es increíble y sobre todo, porque está muy muy bien escrita (y es que en este país hay mucho talento).

Iba por la página 78 y hacía rato que ya me había dado cuenta de que esta historia iba a ser la caña. Ya me había enamorado locamente de Luc y estaba alucinando con lo estupendísimos, apropiados, divertidos, ingeniosos e inteligentes que eran los diálogos… El éxito estaba asegurado y continué leyendo, robándole horas al sueño (y algún ratito a mi novela) porque no podía dejar de leer, porque me encanta la combinación e intensidad de las emociones que fluyen a lo largo de toda la historia. La conflictiva, divertida y arrolladora relación que, a la fuerza, surge entre Luc y Andrea; la ternura que transmiten Marc e Irene, el punto divertido que aportan Maxime y las Chicas de Oro (que no me oigan llamarlas así, lo detestan) y la rebeldía preadolescente de Silvia, todo esto, plagado de detalles maravillosos que lograron arrancarme más de una sonrisa, de diálogos maravillosos y reales que me han emocionado o me han hecho estallar en carcajadas.

Sé que se podría decir mucho más, muchísimo más sobre esta preciosa historia, pero entonces me pasaría horas destripando la novela, contando este momentazo o aquel otro y os chafaría la lectura, porque esta es de esas novelas para comentar así, recordando las escenas más memorables que se han quedado grabadas a fuego en tu cabeza, las más impactantes que lograron ponerte el corazón en la garganta, esas emotivas que dibujan una sonrisa en los labios y ponen un nudito en la garganta o las que te atacan los nervios porque nada sale como se supone que debería salir…

En resumen, creo que ha quedado claro que esta historia me ha fascinado, que es perfecta y que os la recomiendo sí o sí.

 

Crítica realizada por Katon

Andrea ha trabajado muy duro para colocar su pequeña agencia de representación entre las grandes del sector. Ahora, uno de sus deportistas ha fichado por la mejor liga de rugby del mundo. Andrea Haas es una mujer a tener en cuenta. Aunque las sorpresas de ese día no han terminado. Su amiga de la infancia y compañera de piso, Irene, le confiesa que lleva unos meses saliendo con un deportista, que se va a casar antes de fin de año y se marchará a Estados Unidos. El vértigo se apodera de Andrea. Hasta que decide enfrentarse a Marc, el futuro esposo de Irene y cambiar esa simple boda en un juzgado por la romántica boda que siempre ha soñado Irene.

Andrea no duda en interrumpir el entrenamiento del equipo y decirle a Marc que Irene se merece mucho más. Lo que Andrea no sabía es que Luc, el hermano de Marc y uno de los representantes deportivos más poderosos también se verá metido de lleno en la organización de la boda.

Juntos contratarán a Maxime, un organizador de boda francés. Pero Andrea y Luc tendrán que viajar hasta el pueblo de Irene y Andrea en el País Vasco para ayudar a Maxime a organizar la boda ya que su ayudante ha sufrido un colapso nervioso. A partir de ese momento Luc y Andrea se verán inmersos en una situación estrambótica tras otra.

Lo cierto es que la sinopsis no me llamaba mucho la atención, pero gracias a los comentarios positivos me he leído esta divertida y romántica histórica.

Andrea y Luc son más de lo que parecen. Ambos tienen un pasado doloroso y están a punto de perder a su mejor amiga, casi hermana y a su hermano. Luc haría cualquier cosa por su hermano Marc, y conforme van pasando los días comprueba que Andrea es mucho más de lo que aparenta. Es fuerte y vulnerable a la vez. Es divertida, decidida, trabajadora y posee mucho tesón. Además de poner el corazón en todo lo que hace. Pero también es muy desconfiada, sobre todo de los deportistas famosos, ¡y de los representantes de deportistas mejor ni hablar!

Luc, por el contrario, es leal, protector, apasionado y divertido. Conseguirá que Andrea confíe en él. Lástima que el trabajo se cruce en sus caminos y se produzca algún que otro malentendido. Hay escenas llenas de tensión, con unos diálogos divertidos y pullas que te hacen soltar más de una carcajada. Luc y Andrea son una pareja estupenda que me ha gustado de principio a fin. Ese epílogo final está a la altura de toda la novela.

En cuanto al resto de personajes, hay que destacar a Maxime, ese organizador francés con el que me he reído a carcajadas, los líos en que mete a los protagonistas. El grupo de ancianitas que incluye a Maria, la abuela de Andrea, es otro grupo a tener en cuenta.

Una novela que me ha sorprendido por lo bien escrita que está, además de ser divertida, romántica, con una ambientación un poco novedosa, por los lugares donde se sitúa, y unos personajes que llegan al lector. Otra autora española a tener en cuenta, yo no pienso perderme su próxima publicación.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |