Kristi Ann Hunter - La dama de Hawthorne

Redactoras: Críticas de Cynthia HJ, Críticas de Luciago

Valoración:

Crítica realizada por Luciago

Este libro es la continuación de Por fin en Marshington Abbey, aunque la historia de Georgina, hermana de Miranda, empieza antes de que termine el primer libro y así vamos viendo otra versión de los hechos que ocurrieron en la novela de Miranda, hasta que ambas historias se cruzan.

Me ha gustado mucho, pero la primera entrega para mí tiene mucha más intriga, y eso es algo que me encanta en una novela de época. Pero aquí hay otras cosas que compensan esto, por ejemplo el personaje masculino que me ha enamorado desde las primeras páginas: Colin McCrae.

Lady Georgina confunde mucho en un principio con su ambición por conseguir un marido rico, tanto a nosotros los lectores como a Colin. Guarda un secreto que sólo conoce su fiel Harriette y como sólo vemos su comportamiento al comienzo, parece muy desagradable, pero cuando conocemos ese secreto y ella empieza a admitirlo como lo que es, aparece su verdadera personalidad y es cuando encanta como persona y cuando por fin enamora totalmente a Colin.

Colin es magnífico desde el principio. Lleva toda la carga de la historia, por lo menos a mí me lo parece. Es un exitoso hombre de negocios escocés que ha roto con su familia, y el motivo no se sabe al principio. Su padre tiene una naviera. Es íntimo amigo del duque de Marshington y le ha ayudado en la época en la que ejerció de espía. Es por esto que la familia de Georgina lo conoce y le ha acogido de buen grado. Al hermano pequeño de Georgina, Trent le cae muy bien y no lo desaprueba en absoluto.

Toda la trama gira en torno a la presentación en sociedad de Georgina, a la ambición de ella por conseguir un marido con título, el más alto y rico, a los encuentros con Colin, que son frecuentes y con diálogos muy interesantes, ya que él es muy inteligente y la pone en evidencia constantemente, hasta que ella poco a poco se va dando cuenta que lo que persigue es una quimera.

El ritmo de la narración es rápido, ameno y muy natural. No decae en ningún momento, al contrario, nos vamos dando cuenta de la influencia que van teniendo las constantes conversaciones que tienen los protagonistas en la relación, y cómo va apareciendo el verdadero carácter de Georgina. Y la verdad es que me ha gustado mucho.

Los personajes están bien perfilados, la ambientación perfectamente lograda en la época correspondiente y un protagonista fuerte, caballeroso, honrado y maravillosamente leal.

También se ve cómo se resuelve el tema de Miranda y el duque.
Como secundario sobresale bastante el hermano pequeño de Miranda, Trent. Además, las amigas de Georgina Jane y Lavinia que me han encantado y sobre todo Harriette, la fiel compañera y ayudante de Georgina, siempre a su lado desde niñas.

Una preciosa historia donde Dios está continuamente presente y que termina con un bonito epílogo y con un agradecimiento de la autora a este ser divino.

 

Crítica realiazada por Cynthia HJ

“La dama de Hawthorne” es la segunda entrega de la Saga Hawthorne (o tercera si contamos la precuela “Querida Amelia”). Narra la historia de Georgina, la hermana pequeña de la familia. Georgina esconde un vergonzoso secreto: es analfabeta, algo impensable para una dama de la alta sociedad. Durante años ha creado una fachada perfecta con la que engañar a todo el mundo. Esto hace que la gente la vea como una joven engreída y superficial. Su propósito es conseguir el mejor marido en su primera temporada social para así mantener su secreto oculto para siempre. Lo que no esperaba era cruzarse en el camino de Colin McCrae, un escocés que difícilmente podría considerarse un partido adecuado.

Tenía muchas ganas de leer la historia de Georgina y Colin porque me encantó lo que leí de ellos en “Por fin en Marshington Abbey”. De hecho, estos dos me gustaron mucho más que los protagonistas de aquella primera novela.

Georgina es un personaje que me ha encantado. Es de los que ves evolucionar poco a poco, conforme vas pasando las páginas. La llegas a conocer perfectamente y entiendes el porqué de las decisiones que va tomando. Eso es algo que valoro mucho en una novela, el desarrollo de personajes. Colin es encantador. Me enamoró en la primera novela y, en esta segunda, lo ha hecho más si cabe. Es un hombre leal, íntegro y dispuesto a arriesgar cualquier cosa por sus seres queridos.

La relación que hay entre ellos es muy bonita porque se va desarrollando poco a poco y de una forma totalmente natural y creíble. Georgina, que con sus pretensiones para conseguir ser la sensación de la temporada intenta por todos los medios no relacionarse con un hombre de tan baja posición social, no puede evitar sentirse atraída por el hombre bueno que es Colin. Y Colin, que siempre que puede ayudar lo hace, no podrá dejar que Georgina sea infeliz para siempre.

Los personajes secundarios me han gustado mucho. Las amigas de Georgina, tan diferentes y entrañables, le dan un toque de color a la historia. También merece especial mención Harriette, la doncella de Georgina. Ella es su mejor amiga y su confidente, la que le ha guardado el secreto desde que eran pequeñas y la que se encarga de sacarla de cualquier apuro que pueda tener. Además, en esta novela sabemos más de los otros hermanos Hawthorne y, por ejemplo, vemos cómo la relación entre Georgina y Miranda cambia y mejora.

La historia, desde el principio hasta casi la mitad de la novela, corre en paralelo a la de “Por fin en Marshington Abbey”, de modo que puede parecer algo más aburrida porque ya sabes lo que va a pasar. Simplemente, lo ves desde la perspectiva de los nuevos protagonistas. A partir de eso, la trama se vuelve más entretenida y a mí, personalmente, me ha encantado. Porque no había sobresaltos raros ni nada que no fueran las cosas comunes que suceden en una temporada en Londres. He disfrutado mucho leyendo porque he aprendido más cosas sobre cómo las jóvenes preparan sus temporadas, sus agendas, sus ropas… Algo que está tan presente en este tipo de novelas románticas y que, sin embargo, casi ninguna autora se para a contarte en detalle.

La narración es muy buena y hace que leer el libro sea algo muy ameno y distendido. La edición de esta novela, eso sí, está peor cuidada que la de “Por fin en Marshington Abbey”.

El tema religioso es el punto central. No os llevéis a engaño: Dios es el que hila todo. Si no puedes soportar que un hombre se gane el corazón de una mujer leyéndole la Biblia, esta novela no es para ti. Las alusiones religiosas están en prácticamente cada página y eso es algo muy a tener en cuenta si te decantas por esta lectura.

En definitiva, “La dama de Hawthorne” es una novela que recomiendo encarecidamente. Me ha gustado mucho. Mejora con creces a su predecesora y los personajes son de estos que recuerdas cuando ha pasado tiempo de tu lectura. Es una historia dulce, de encontrarse a sí mismo y darse cuenta de que a veces, lo que parece menos apropiado, es lo que nos trae la felicidad de verdad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |