Kristan Higgins - Ahora que lo dices

Crítica realizada por ELSA

Bienvenidos a las complicaciones de la vida, a la familia, al amor... Y a la realidad de que, a veces, das un paso adelante... y luego dos atrás.

Un paso adelante. Dos atrás. La beca Tu que puso a Nora Stuart en el camino de convertirse en médico especialista fue un paso adelante. Que la atropellaran y darse cuenta de que su novio flirteaba con la doctora cuando la creyó moribunda fueron dos pasos atrás. Y menudos dos.

Destrozada, Nora siente que su vida, esa vida que ha levantado con tanto cuidado, se agrieta. Solo hay un sitio adonde ir: a casa. Pero la pequeña comunidad de Maine que dejó hace quince años no es que la reciba con los brazos abiertos. En cada esquina se topa con alguien que la culpa de algo sucedido hace años en el pequeño pueblo de la isla Scupper.

Su madre, una isleña dura, siempre ha sido alguien distante; su hermana, una chica rebelde, ahora está en la cárcel y, por eso, no puede ocuparse de su hija, una joven que se muere de ganas por irse de allí, como hizo ella una vez. Nora no lo tiene fácil para aprovechar la que tal vez sea su última oportunidad para unir a la familia.

Pero al tiempo que muchas relaciones a su alrededor se rompen, otras, de manera inesperada, se refuerzan. Valorando lo bueno y lo malo, un oscuro acontecimiento de su pasado aporta esperanza para el futuro y Nora aprenderá que superar el dolor del pasado sirve para empezar de nuevo.

Nora siente que un accidente de coche que la ha dejado herida, es un punto de inflexión en su vida para retornar a la isla donde nació y de la que salió con dieciocho años sin haber vuelto, debido a todo el sufrimiento que padeció.

De niña estuvo muy unida a su padre y a su hermana, pero un buen día su padre se marchó y a partir de ahí Nora se convirtió en una bulímica, siempre tenía hambre, eso hizo que engordara que debido al trastorno su piel se llenara de granos, su pelo de grasa, en definitiva que no era la niña más atractiva del mundo, y crueles como son los niños, le hicieron la vida imposible en el instituto, la llamaban gorda, Troll. Pero no solo sobresalía por eso, sino que en vista de que no tenía amigos, se dedicó a estudiar con ahínco y ganó una beca, que un mecenas donaba todos los años, para una universidad de prestigio, además de un apartamento donde alojarse y dinero para sus gastos. Y Nora aprovechando esta oportunidad se convirtió en una reputada gastroenteróloga.

Soy una adicta a las novelas de esta autora porque escribe bien y lo hace de una forma muy amena, integrándote en la historia de tal manera que parece que estés viviendo las experiencias de la protagonista y respirando su entorno.

En esta novela nos encontramos con una protagonista víctima de acoso escolar, con una madre adusta y seca que no la ayuda en absoluto, una hermana que después de la desaparición de su padre rompió todo lazo afectivo con ella y que tonteando con las drogas acabó en la cárcel, dejando al cuidado de su madre a una hija adolescente de quince años, con la típica rebeldía y descontento de las adolescentes.

Aun así, y para recuperarse del accidente Nora regresa a la isla y poco a poco va descubriendo cosas que le demuestran que todo no es lo que parece.

Decir que me ha encantado esta historia es quedarme corta, no sé si porque está reciente, pero me parece una de las mejores novelas de ella, en mi opinión claro está.

La autora ha creado unos personajes a los que les ha dotado de vida hasta tal punto que se puede palpar la sequedad de la madre, la envidia de aquellos que la acosaron, la calidez de Sullivan, el protagonista, porque aunque no lo haya dicho al principio Nora tiene su oponente, una persona que no formaba parte del coro de acosadores, y que llegó a defenderla en alguna ocasión, Sullivan es un antiguo compañero de clase que el tiempo ha tratado estupendamente y lo ha convertido en un hombre muy atractivo, pero tiene una pega es mellizo de Luke el otro competidor por la famosa beca, esa beca que de alguna manera no sólo cambió la vida de Nora si no de algunos de los habitantes de la isla.

Como decía, la historia está tan, tan bien escrita, la vida en esa pequeña isla del estado de Maine llega a meterse en la piel del lector que parece que estuviéramos viendo las tormentas, los acantilados, los bosques… esa vida de las pequeñas comunidades en la que todo el mundo conoce la vida de otros y en la que Nora debido a su ausencia es la gran desconocedora de muchas cosas. Poco a poco Nora va descubriendo hechos sobre todo lo que le preocupaba y siente que es una persona que se gusta a sí misma, que se acepta con defectos y virtudes, que son muchas porque a pesar de todo lo que pasó ha sabido superar el rencor y reencontrarse con su familia y vecinos. Me ha parecido una protagonista fuerte, hecha a sí misma, que afronta todo con valentía después de su vuelta, sin perder ni un ápice de humanidad

La historia está llena de personajes secundarios, tanto de su vida en Boston donde ejercía, como en la isla, pero no resulta agobiante, al contrario, todos ellos con sus apariciones aportan un granito de arena al desarrollo de esta historia.

En definitiva, me ha encantado y os la recomiendo.

 

 

Comentarios (1)

  • Sonia

    05 Abril 2019 a las 12:03 |
    Muchas gracias, por tu critica, para mí también es una de mis escritoras favoritas.
    Espero que pronto lo publiquen en papel.
    Saludos.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |