Katy Evans - Racer

Valoración:

Crítica realizada por Maribel Moreno

Me sorprendió mucho que la editorial publicara Racer, ya que antes de este hay otro dos libros de la serie cuyos protagonistas ya conocimos en las anteriores entregas. Y ya que han dado un salto en la saga, espero que sigan publicándolos, más cuando aquí nos volvemos a encontrar con ellos unos años más tarde.

Racer, el hijo de Remi y Brooke (Real) es el protagonista de esta nueva entrega y junto a él estará Lana Heywhorth.

Lana forma parte de la escudería HW Racing, su padre la creó cuando fue abandonado por su esposa dejándolo con sus cuatro hijos Drake, Clayton, Adrian y Lana. Ella es la que se encarga de las relaciones públicas, pero la empresa no tiene mucho presupuesto y actualmente no tienen piloto para competir el premio de Fórmula 1. Lana, sabiendo que es el sueño de su padre y que no está en muy buen estado de salud, le promete que encontrará al mejor piloto del mundo, aunque sabe que dado el poco presupuesto que tienen, será harto difícil.

Así pues la joven emprende camino hasta Florida donde sabe que se están celebrando las pruebas del Indy Car, y allí probar suerte. Pero la casualidad hará que se cruce en su camino un joven de profundos ojos azules que la cautivará al instante, y que le asegura que es el mejor piloto del mundo, además puede comprobarlo por si misma porque ese mismo día tiene una carrera.

Race Tate ha heredado muchas cosas de su padre, entre ellas la arrogancia y la seguridad en sí mismo, además de ser un rompecorazones en toda regla, pero no ha seguido sus pasos en cuanto al boxeo, porque a él lo que le encanta es la velocidad, por eso desde muy pequeño su pasión son los coches.

Race se dispone a llevar a cabo una carrera ilegal cuando en su camino se cruza la chica más maravillosa que ha visto en su vida, se queda completamente anonadado con ella y aunque sobre él pesa la dura carga que ha heredado de su padre y sabe que ella estaría mejor sin él y sin sus problemas, no puede dejar de pensar que ha de ser suya, y si algo tienen los Tate es que son persistentes hasta decir basta.

Después de ver el resultado de la carrera y como el joven ha conseguido la victoria, Lana decide que quizá si pueda ser su piloto, y los dos emprenden camino hacia una nueva aventura que no saben cómo terminará, pero Race es mucho Race y no solo irá conquistando su corazón poco a poco sino que también irá escalando puestos en la clasificación de Fórmula 1 y cosechando éxitos que ninguno de ellos esperaba.

Me gustan los personajes que crea esta autora y Race y Lana no iban a ser menos, Lana es una joven sencilla que ha crecido entre hombres, está muy protegida y mimada por ellos, pero también su vida ha sido dura por que ha tenido que sufrir dos perdidas, la de su madre cuando se fue, y la de su primer amor, David, que murió en un accidente. Lana no está dispuesta a volver a arriesgar su corazón para volver a perder, pero Race entra con fuerza en su vida y la pone del revés, conquistándola poco a poco.

Race es, como he dicho antes digno heredero de su padre, temperamental, arrogante, seguro de sí mismo y muy sexy, y al igual que él cuando quiere algo lo consigue. Y eso es lo que le pasa cuando conoce a Lana, que sabe que es la mujer de su vida, e iniciará todo un cortejo para conquistarla y tendrá mucha paciencia hasta que esté preparada para una nueva relación. Pero Race tiene un problema y cuando aparezca aparecerán las dudas de que si es lo suficientemente bueno para ella.

En cuanto a secundarios me ha encantado ver a Remi y Brooke después de veintidós años, lo que se siguen queriendo y como Remi apoya a Race y está a su lado en los momentos difíciles, también conocer a Iris, su hija. Por otra parte la familia de Lana también son muy interesantes, esos cuatro hombres protectores de su hija y hermana, que la adoran y enseguida acogen a Race, no solo como compañero de equipo, si no como alguien de la familia.

Desde que conocí a esta autora, he leído todos sus libros, bueno menos Remy que lo tengo pendiente, y todos me han encantado, porque me gusta su forma de narrar las historias. Race no ha sido menos, aunque he de reconocer que en algunas ocasiones se me ha hecho algo pesado, como monótono, pero a partir de la mitad más o menos se ha arreglado y ha acabado por encantarme y dejarme con ganas de seguir leyendo otros libros de la serie.

Racer es una bonita y pasional historia de amor cargada de adrenalina, ya que transcurre entre carreras y coches, una historia de segundas oportunidades y de superación, donde dos personas tendrán que superar sus miedos y alcanzar su felicidad.

Espero que la editorial no nos deje abandonadas y siga publicando el resto de la serie.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |