Katy Evans - Pecado

Crítica realizada por Maribel Moreno

Katy Evans es una autora que me gusta y de la que he leído casi todo lo que han publicado, así que una nueva novela para mí es una alegría. He visto que la autora tiene cinco libros publicados de esta saga y espero que la editorial apueste por todos ellos y no nos la deje a medias, por que promete.

Raquel Livingston es una joven periodista de veintitrés años que trabaja en Edge, una revista que está haciendo aguas, necesitan urgentemente un artículo que haga resurgir la revista y han pensado en el hombre de moda, Malcolm Saint. Para ello la jefa de Raquel le propone el artículo a ella, ya que es joven, guapa y no tiene compromiso. Su misión es desenmascarar al joven empresario, mujeriego y enigmático y, al que los hombres envidian y las mujeres desean.

Raquel debe infiltrarse y conocer todos los oscuros secretos que oculta Malcolm y lo hará con la excusa de que está escribiendo un artículo sobre Interface, la nueva empresa que acaba de crear Saint.

Malcom Saint es un joven empresario, a sus veintiocho años ha conseguido un imperio y todo gracias a su esfuerzo y trabajo. Pero Malcolm es un mujeriego empedernido, siempre acompañado de mujeres guapas con las que no se le ve más de cuatro veces, porque para él el número cuatro tiene un significado especial, y es algo que necesita saber Raquel para su artículo igual que otros secretos, como por que se lleva tan mal con su padre, que no ceja en el empeño de menospreciarlo en los medios .

Raquel consigue una corta entrevista, en la que queda impresionada por el carisma de Malcolm, y procura coincidir con él en cualquier sitio para ir ganando su confianza. Poco a poco se van conociendo más, pero para Raquel lo primero es su artículo y no piensa mezclar el placer con el trabajo, aunque la tensión sexual entre ellos es palpable. Sin embargo, llega un momento en el que su corazón y su cerebro van por caminos separados, ella quiere conocer a fondo a Malcolm pero para su propio beneficio y por otra parte está el dichoso artículo que puede ser el salto en su carrera. ¿Tomará la decisión adecuada?

Me han encantado los personajes, sí, los dos, y también los secundarios.

Raquel es una joven fuerte y ambiciosa que quiere triunfar y ascender en su carrera, además su madre está delicada y ella intenta que no le falte de nada, pero también es una joven inocente e insegura a la hora de tratar con un hombre tan carismático como puede ser Malcolm.
Me ha gustado mucho el personaje, sus contradicciones y dudas, porque solo quiere que sea algo profesional y sin embargo cada vez se va implicando más en la relación, pero también su carácter alegre y decidido.

Malcolm es el típico hombre por el que se giran todas las mujeres cuando pasan por su lado, y es que exhala seguridad, además de tener una personalidad aplastante. No es muy amigo del compromiso, igual que no le gusta hacer promesas, pero cuando conoce a Raquel, se queda prendado de ver lo diferente que es a las mujeres a las que está acostumbrado, por eso con ella tiene gestos que nunca se han visto en él. Pero ¿qué pasará cuando se entere de la misión que tiene ella?

En cuanto a secundarios tenemos a Gina y Wynn, esta última ha iniciado hace poco una relación y no se puede dedicar tanto a sus amigas, aunque siempre está para ellas, Gina sufrió un desengaño y no tiene fe en el amor. Espero que uno de los libros de la saga la tengamos como protagonista.

Pero también tenemos a Tahoe y Callan, amigos de siempre de Malcolm y compañeros de juergas y desenfrenos, me han gustado mucho también y si me consta que tienen sus propias historias.

La pluma de la autora como siempre es fresca, sencilla, mucho diálogo, como pega y creo que siempre cae en lo mismo es que la protagonista no para de alabar las cualidades físicas del protagonista, pero aun así sabe cómo atrapar al lector.

En cuanto a la narración corre a cuenta de Raquel y me ha faltado saber lo que piensa Malcolm en algunos momentos.

Pecado: Nadie dijo que fuera un santo es una historia adictiva, romántica y sensual cargada de pasión, con unos personajes fuertes que me han convencido desde el primer momento y que me han dejado con muchas ganas de leer la continuación de la historia.

 

Crítica realizada por Patricia Bonet

La protagonista, Rachel, es una joven periodista que trabaja en una revista que está en sus últimas. Además, siempre le envían cubrir noticias de poca importancia y ella está deseando contar algo importante. Así que cuando su jefa la envía a investigar al último hombre soltero y rico de Chicago, del que tiene que desvelar todos sus secretos, sabe que está es la oportunidad que está buscando. Además de que será la noticia perfecta que salvará a la revista para la que trabaja.

Concertar una cita con Malcom Saint no le resultará fácil. Es un hombro hermético y controlador en lo que a su trabajo respecta. No le concede entrevistas a cualquier y, desde luego, no le gusta ser el centro de atención, aunque lo sea desde que vino al mundo. Muy unido a su madre, fallecida hace ya unos años, la relación con su padre es dura, por no decir inexistente, y confiar en alguien que no sean sus dos mejores amigos, es complicado.

Rachel comparte piso con Gina, una chica que llegó hace poco a su vida pero con la que ha hecho muy buenas migas, que sabe escuchar a Rachel, aconsejarla y llevarla por el mal camino cuando es necesario.

Rachel creo que es el personaje que menos me ha gustado de todo. Se nota una pequeña evolución en la obra, que espero que se incremente en el segundo libro, pero además es que la personalidad y la forma de ser de Malcom se la comen. Ella es buena chica, y se nota que su ambición es positiva y que solo quiere que se la tome en serio en el mundo del periodismo, pero su manera de enfrentarse a los problemas, sus contradicciones y su forma de actuar ante ciertas situaciones, hace que sea el personaje con el que menos empatizas de todos.

Malcom, por el contrario, es el que lleva el peso de la historia. Es un chico seguro de sí mismo, atento, cauto y muy ambicioso en lo que respecta al trabajo. Su relación con Rachel es sana desde el principio. No entra dentro del típico chico con dinero y sin sentimientos. Es una persona segura de sí misma y eso se nota a lo largo de toda la novela, por la forma de enfrentarse ante sus amigos y, sobre todo, sus enemigos.

Tengo ganas de leer la segunda parte porque esta primera te deja con ganas de más. Espero que haya algún capítulo contado por Malcom, porque creo que sería el broche ideal para este tipo de historias. Un libro con una narración fresca, ágil y con la cantidad de erotismo adecuada, por lo que no es nada cargante.

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |