Katia Fox - Forjada en cobre

Crítica realizada por Blanca

(Novela titulada también El símbolo del cobre)

Desde niña, Ellenweore destaca manejando la forja de su padre. Y aunque en plena Edad Media a una mujer nunca se le permitiría destacar en tal oficio, las penosas circunstancias que vivirá la acercarán a su sueño. Tendrá que huir a Normandía, haciéndose pasar por chico, y allí aprenderá los secretos de su arte, conocerá el violento mundo de los torneos y las intrigas nobiliarias y hallará al amor de su vida, Guillaume el Mariscal, para quien en el futuro forjará la mítica espada Athanor.

Una historia ambientada en Inglaterra y Normandía en el siglo XII que nos hará vivir las peripecias de una joven que luchará con todas sus fuerzas para poder realizar su sueño: llegar a ser un maestro herrero en un mundo de hombres.

Una novela de aventuras, amor y secretos en la Europa Medieval. La historia de una mujer valiente que perseguirá un sueño y vivirá una gran historia de amor.

PUEDE CONTENER SPOILERS

Siempre he sacado buena nota en Historia, y no he dejado de leer temas relacionados con ella. por eso esta novela me ha gustado y mucho. Se puede considerar como romántica, claro, pero para mí es más histórica.

Que no os asuste lo gordo del formato, merece la pena tenerlo en las manos y disfrutar de él. Está realmente bien ambientada en el siglo XII, que no es una de las épocas más fáciles de elegir para una novela.No, no es la Regencia, con la que estamos más familiarizadas y en ese siglo las cosas se hacían de otro modo. Aunque eso sí, había oficios que, en una y otra, estaban vedados a las féminas.

Sin embargo nuestra protagonista, Ellenweore, a la que llamaré Ellen porque es muy largo, quiere ser herrero. Nada menos. Ha deseado serlo desde que era una criatura de pocos años. Es su sueño y lucha por conseguir que la acepten no solo como herrero, sino como maestro herrero. Espadas, puñales y otras armas no tienen secretos para su hábil mano.

Ellen no ha tenido una vida fácil. Nadie que fuera del pueblo la tenía en esos tiempos. Su padre la admite a su lado, la deja que le ayude en la herrería, pero su madre no le tiene cariño y ella ha sentido siempre su animadversión. Y el motivo que da pie a que ella se vaya de su casa es que encuentra a su madre engañando a su padre. Temiendo represalias, se escapa del pueblo haciéndose pasar por un muchacho.

Llewyn, un herrero, la acepta bajo su mandato y acaba por enviarla a casa de Donovan, un conocido maestro que, dánmdose cuenta de la valía de Ellen, la ayuda. Donovan, su esposa Glenna y Ellen se marchan a Normandía.

Nunca me han gustado los abusos en las novelas y en este libro los hay. No por eso lo he dejado de lado, ya que me estaba interesando muchísimo. Pero un desgraciado, al enterarse de que Ellen no es un chico, abusa de ella. por suerte o desgracia, pierde a la criatura y tiene que volver a huir para encontrar su destino.

El libro, como he dicho antes, está ambientado estupendamente, nos da a conocer las vicisitudes de la protagonista mientras que nos pone al día sobre lo que es la forja de armas, los problemas para hacerse camino en un mundo exclusivamente de hombres.

Su vida parece que va a cambiar cuando conoce a un hombre del que se enamora: Guillaume. Sin embargo, él se marcha y ella encuentra la serenidad junto a un orfebre. Aparentemente, su vida está centrada. Pero vuelve a tener que escapar, perseguida por Thibault, un personaje despiadado que mata a su compañero y solo piensa en conseguirla.

En un torneo, vuelve a encontrar a Guillaume.

No me gustaría contar mucho más de la historia, aunque sí me gustaría adelantar que los problemas de Ellen no terminan aquí. Quedándose de nuevo embarazada, tiene un hijo con malformación.

Como se puede apreciar, no estamos ante la clásica historia de amor en que los protagonistas se encuentra, se conocen, pasan sus cuitas y acaban juntos. Se trata de una historia más densa, la historia de toda una vida de dificultades, de violaciones, de embarazos, de hijos no tan estupendos como sus padres querrían aunque no por eso menos válidos y maravillosos.

Si os estáis preguntando si Ellen consigue hacerse maestro forjador, pues sí. Y no solo lo consigue sino que el pripio rey le encarga una espada especial. O eso piensa ella.

El villano vuelve a aparecer. Sigue queriendo su mejor espada y sigue queriéndola a ella.

La verdad es que me hubiera gustado que la cosa acabase muriendo el bandido, pero la historia sigue aunque no voy a desvelarla más.

En cuanto a los personajes:

Ellen. Es es mujer a la que nos gustaría parecernos, el menos en algunos momentos, por su fuerza y su valentía, por no renunciar nunca a su sueño y luchar por conseguirlo. Una mujer de su tiempo que se saltó las normas.

Guillaume, sin embargo, no me ha dado la talla y ha pasado por delante de mí sin detenerse y sin aportarme demasiado.

Simon. Anda, si a éste no le había nombrado. Bueno, pues es el hombre con el que vuelve a casarse Ellen tras el desencuentro con Guillaume. Y él sí que me ha llenado porque es un personaje extraordinario, paciente, buena persona, todo corazón. Me hubiera gustado tenerlo más presente durante el libro, pero se le ha dado menos protagonismo del que creo que merece.

Sinceramente, me ha encantado su lectura.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |