Katarina Bivald - Déjate de chorradas y búscate una vida

Crítica realizada por Anasy

El verano en que Anette Grankvist cumplió dieciocho años se prometió a sí misma tres cosas: conduciría una moto, se compraría una casa y se valdría por sí misma.
Diecinueve años después, a punto de cumplir los cuarenta, sólo ha conseguido apañárselas como ha podido. Mientras su hija vive en casa, las prioridades han sido otras, pero cuando Emma empieza la universidad, Anette descubre que una cosa es ser madre soltera con hijos, pero serlo sin ellos es energía femenina desaprovechada.
¡Nunca en su vida había tenido tanto tiempo libre! ¿Se apuntará a conocer a hombres por Internet? ¿Le dará por el feng-shui, el punto de cruz? No, Anette retomará su lista de proyectos pendientes (y aparentemente imposibles) y empezará por el primero de ellos: conducir una moto.

OPINIÓN:

Me había gustado mucho el anterior libro publicado por Katarina Bivald así que no dudé en comprarme este libro en cuanto lo vi pese a que ni el título ni el argumento me llamaban demasiado, pero menos mal que lo hice porque éste me ha gustado muchísimo más que el primero y sin duda, mucho más de lo que me esperaba, lo he disfrutado, lo leí del tirón y me hizo pasar un rato estupendo.

Anette vive en su pequeñísima ciudad natal Skogahammar, de donde nunca ha salido a pesar de que siempre ha soñado con dejarla atrás, una ciudad donde todos se conocen y saben de tus errores y meteduras de pata, donde el local de moda se llama la Cocina Etílica y de donde es difícil escapar si no lo haces en los primeros albores de la juventud. Anette tiene treinta y ocho años, es joven, pero ya tiene una hija de diecinueve, Emma, que ha cometido la imperdonable fechoría de irse a la universidad, a otra ciudad ni más ni menos, marchándose de casa y dejando a Anette sola anhelando a su querida hija, el centro de su vida y su razón de ser.

Anette se siente como si la hubieran abandonado, tiene que reprimirse para no llamarla cien mil veces al día, se siente perdida, sin nada que hacer viendo como las horas pasan lentamente, incluso está deseosa de hacer horas extra en su trabajo en la tienda de alimentación, Extra_Alimentación, donde también trabaja su mejor amiga Pia y donde juntas se burlan de su jefe "el pequeño Roger", incluso empieza a visitar más a su madre que vive en una residencia ya que es muy mayor y sufre demencia senil, además nunca han tenido muy buena relación así que las visitas que le hace son casi obligadas y complicadas.

A sus treinta y ocho años ve la marcha de Emma como una nueva etapa en su vida, una que no lleva nada bien, así que decide plantearse nuevos retos o ilusiones a conseguir, como sacarse el carné de moto, ni siquiera tiene carné de coche, ligar (hace muchos años que no lo hace), salir más, ya que las únicas salidas que hace son un par de días a la semana con Pia a tomarse unas cervezas en la Cocina Etílica, y en arrebato o en plena desesperación, hace justamente eso, se apunta a unas clases prácticas de moto, se deja convencer por la alcaldesa para formar parte del comité que organiza la fiesta local de la ciudad, una fiesta en decadencia a la que ya nadie asiste, y en cuanto a ligar, el instructor de moto, Lukas, es atractivo y hace que a Anette le entren cosquilleos en cuanto lo ve, a pesar de ser casi diez años más joven.

Anette es un personaje maravilloso, despierta mucha ternura y simpatía, te hace reír con sus razonamientos y las cosas que se le ocurren, es leal y simpática a veces su comportamiento es de una inocencia irresistible, su amor/obsesivo por Emma y su humor irónico que muy pocos pillan la hacen muy divertida, pero también se deja llevar demasiado por los comentarios cínicos de Pia que aunque sean desde el cariño, suelen ser dolorosos, nunca habla de sí misma si no es en broma, y su inseguridad en algunos momentos la hacen cometer errores con Lukas.

Es una historia divertida sobre una madre joven que lo ha dado todo por su hija, Emma es su eje y la razón de su existencia, parece que sin ella no sabe vivir ni qué hacer, ha sido la madre de Emma la mayor parte de su vida y ya no sabe ser otra cosa, pero tendrá que aprender a ser sólo Anette y buscarse una vida para ella misma.

Además de Anette, este libro cuenta con muy buenos personajes que la acompañan, y son los complementos ideales para esta historia amena, divertida, entretenida con un buen argumento y diálogos ágiles que te harán disfrutar del libro de principio a fin.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |