Kat Martin - Sin Corazón

Valoración:

Crítica realizada por Rosita

Ariel Summers estaba dispuesta a pactar con el mismo diablo para escapar de una vida de pobreza como hija de campesinos. Se convertirá en amante del conde de Greville a cambio de recibir la refinada educación de una dama.

Lo que no podía prever era la inoportuna muerte del conde y la perturbadora atracción que sentiría hacia su hijo bastardo y heredero, Justin Ross.

Justin no pretendía reclamar a la joven el cumplimiento del cruel pacto, pero el inocente encanto de ésta despertaba su deseo de conquista, y se prometió que conseguiría atraerla hacia su cama. No podía imaginar que la ingenua pasión de Ariel reviviría en él emociones largo tiempo olvidadas.

Si embargo, la desconfianza y la traición amenazan la frágil felicidad que parecían haber conseguido, y Justin deberá convencer a Ariel de que no es el hombre insensible y sin corazón que aparenta ser. Y llegará al extremo de arriesgar su vida para demostrarle la sinceridad de su amor.

Opinión:

La jovencita Ariel Summers , una  hermosa campesina de 14 años ,decide  hacer un trato con  el  conde de Greville, a cambio de recibir la refinada educación de una dama, se convertirá en su amante, cuando salga del Colegio.

Después de cuatro años, la joven sale de la escuela femenina, hecha una dama,  pero el conde ha muerto, dejando como heredero a su su hijo bastardo, Justin Ross , ahora conde de Greville.. Este debe hacerse cargo de Ariel, primero piensa liberarla de esto, pero cuando sorprende a Ariel en brazos de  su peor enemigo, Phillip Marlin, decide hacerla su amante.

ÉL es, un hombre guapo, de pelo negro y ojos grises, pero desilusionado de la vida y del amor. Que ha creado una coraza para protegerse del dolor, porque ha sido abandonado  y traicionado por sus seres queridos. Por eso trata que todos crean que él ,no tiene corazón.

 Ella,  una  joven dulce, inteligente, con gran sentido del honor, de largo  pelo rubio y grandes ojos azules, que ha sufrido mucho, por eso puede entender el dolor de él.

Justin encuentra a Ariel irresistible y hará todo lo posible para seducirla, y convertirla en su amante, sin embargo no cuenta ,con que la joven lo hará descubrir ,que él puede amar y ser feliz.

Desde el primer momento se iniciará entre ellos, un complejo choque de voluntades, desde que ella tratará de pagar con dinero todo lo que el Conde había invertido en ella, hasta que finalmente terminarán profundamente enamorados. Pero antes ella tendrá que sufrir su desconfianza, deambular por Londres sin dinero, trabajar  para un lord inescrupuloso, y sufrir otras humillaciones más.
Juntos tendrán que enfrentarse, al prejuicio de la sociedad, a la venganza, que pondrá en peligro  la vida de ambos.

Finalmente triunfará el amor y él se da cuenta, que por primera vez es feliz, y eso gracias a la mujer que lo ama intensamente, a que tiene una familia y que tiene un corazón que hasta entonces desconocía.

En la novela aparecen dos personajes secundarios , que serán los protagonistas del segundo libro de la serie, Kassandra  la mejor amiga de Ariel y Clayton., el mejor  amigo del conde.

Una novela donde se conjugan, un gran amor, pasiones fuertes, odio, traición y venganza.

Con escenas románticas y sensuales como nos tiene acostumbrada de esta autora. Una excelente descripción de los personajes, que escapan al estereotipo común de los miembros de la nobleza.

Una buena ambientación. Todos estos elementos hacen que sea una novela atrapante, de ágil lectura, por momentos dramática y también muy romántica.

Recomendable, para todas las lectoras, en especial para las que gustan del subgénero histórico.

Calificación: Muy buena.

----------------------------------

Crítica realizada por Katon

Ariel tenía 14 años cuando se plantó delante del conde de Greville y le hizo una proposición. Él costearía su educación y ella sería su amante cuando creciera. El conde era un viejo libidinoso que disfrutaba acostándose con mujeres casi niñas, solo en su lecho de muerte consintió en nombrar heredero a su hijo bastardo, Justin Ross. Justin vivió sus primeros años junto a su madre, que también le repudió, sus mejores años fueron los dos que pasó junto a su abuela, antes de que unos hombres se presentaran en su casa para llevarlo a la escuela. El conde no lo aceptaba en su presencia pero se preocupó de que tuviera la educación necesaria. El resentimiento de Justin para con su padre era más que justificado, gracias a él y a un hecho desafortunado de su juventud, se convirtió en un hombre sin corazón para el amor.

Ariel pasó los cuatro años siguientes en uno de los mejores colegios para señoritas de Inglaterra, aprendió a leer y se hizo muy amiga de Kassandra Wentworth, hija rebelde de un vizconde. Ariel le escribía regularmente al conde, contándole sus progresos y su vida en el colegio, aunque nunca recibió contestación siguió escribiendo. Dos años después de su ingreso en el colegio el conde de Greville murió repentinamente, desde entonces fue su hijo Justin quien recibía las cartas. Ahora, a los dieciocho años había acabado su formación, poseía los conocimientos y el comportamiento de una dama, pero sin la arrogancia que muchas de ellas poseían. Ariel es una mujer tímida que tiene los conocimientos para comportarse como una auténtica dama pero que se sabe inferior. Al llegar a Londres entabla amistad con un joven muy apuesto, Philip Marlin, del que se creerá enamorada, pero la llegada del nuevo conde trastocará tanto su vida como sus sentimientos. El conde que ella conoció de joven ya no está, ahora es su hijo el que ostenta el título y el que podría reclamar el acuerdo al que llegó con el anterior conde de Greville.

Justin, sin darse cuenta se fue enamorando a través de las cartas de esa joven dulce e inteligente. Ansía el día de su llegada, ha decidido protegerla con su apellido y proporcionarle la vida que tanto ansiaba. Pero sus planes cambian cuando unos sentimientos más poderosos que el cariño y la admiración insuflan su pecho. Justin se debate entre dejarla libre o hacer que desee cumplir el trato que hizo con el anterior conde. Sin proponérselo Justin empieza a mostrarse como es en realidad, un hombre atento, cariñoso y jovial, hasta que descubre la relación entre Ariel y Philip. Un doloroso recuerdo del pasado conseguirá que dude de Ariel.

La desconfianza hará que Justin se porte cruelmente con Ariel, y ella, sola y sin dinero tenga que buscar un empleo. Pocas semanas después Justin coincidirá con la joven en casa de un viejo y despreciable lord. Justin comprobará de la manera más cruel lo equivocado que estaba. En ese momento se planteará sus decisiones pasadas y el arrepentimiento no tardará en llegar, pero Ariel está demasiado dolida para confiar en él.

Este es uno de los libros de Kat Martin que más me ha gustado. Es una historia con intrigas, pasión, celos, viejas enemistades, pero también dulzura, confianza, ternura, en resumen una historia muy completa que es una delicia de leer. Los personajes son perfectos para esta historia; Ariel tímida y un portento con los números, el aparentemente frío Justin, pero leal y protector a quienes respeta y aprecia. Los personajes secundarios también son, en su conjunto, un grupo muy bueno, desde Kit, la amiga de Ariel, Clayton, que le unió a Julian el que ambos fueran hijos bastardos, hasta el desvergonzado Philip y la despectiva hermanastra de Julian, Barbara. Sin olvidar al pequeño Thomas, el sobrino de Julian, a quien adora y protege, sobre todo de su madre.

La ambientación es otro de los aspectos positivos de esta novela. Con un final apasionante, lleno de acción y sobresaltos, la lectura se me ha hecho ágil y rápida. La relación de Ariel y Justin está muy bien descrita, vemos cómo avanza su relación, las dificultades que encuentran en el camino, y la diferente forma de enfrentarlas que tienen ambos. En resumen, he disfrutado enormemente leyendo esta novela.
 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.