Kat Martin - Pecado perfecto

Valoración:

Crítica realizada por Mailo

Puede contener spoilers

Esta novela es la segunda entrega de una serie y nos cuenta la historia de Randall Clayton, el duque de Beldon, quien queda fascinado durante un baile, al ver a una belleza de cabello rojo llegada de América.

Libertino, orgulloso y cínico, Clayton es un hombre al que no le importa seducir a una mujer, sobre todo si ese hecho conviene a sus investigaciones, como es el caso. Él está buscando pistas para dar con un asesino y esas pistas conducen directamente hasta el padre de esa bella mujer. Seducirla para encontrar las pruebas es algo que no se plantea demasiado, teniendo en cuenta, además, que la muchacha le ha dejado embelesado.

Caitlin Harmon es la hija de un profesor, un arqueólogo que ha dedicado su vida a buscar un valioso tesoro: un collar que perteneció nada más y nada menos que a la famosa Cleopatra, reina de Egipto. Para llevar a cabo la misión necesitan dinero y por eso han viajado a Inglaterra, para buscar financiación y poder viajar a Santo Amaro, una isla en a costa africana donde se supone que se encuentra el tesoro.

El exotismo en la historia la hace sumamente interesante, para mí al menos, porque eso de buscar tesoros escondidos me parece fabuloso.

Desde el primer momento, la atracción es algo que se palpa entre los dos protagonistas. Pero hay muchos secretos por resolver. Caitlin ni se imagina que el apuesto duque que la ronda está buscando en realidad pruebas de que su padre es un asesino, todo conduce al profesor y él está dispuesto a hacer lo que sea por descubrirlo, aunque para ello tenga que seducir a la hija. No es de caballeros, pero es que él no es un caballero a la antigua usanza, sino un hombre con una misión y siempre acaba sus misiones.

Es una novela estupendamente escrita, ágil, de fácil lectura, con unos protagonistas atrayentes de los que te enamoras al momento. Randall es genial, me quedé fascinada por esa personalidad fuerte y decidida, orgullosa e irónica.

La historia no es la de siempre, chico encuentra a chica y se enamoran. Randall se ve obligado a casarse con Caitlin porque ella ha quedado en estado, pero cuando ella tiene un aborto él, destrozado, vuelve con su antigua amante. Finalmente se da cuenta de que ama a Caitlin, pero ya es tarde, ella no quiere saber nada de él.

La separación de la pareja, cuando Caitlin se marcha con su padre a África para buscar el collar de Cleopatra, me hizo sentir congoja. Vale, que está muy bien que ella le deje con dos palmos de narices al descubrirle con su amante, pero ¿podrán arreglar las cosas?, me preguntaba. A pesar de saber que era una novela romántica y que los protagonistas tenían que acabar unidos, lo he pasado realmente mal.

Randall no desiste, como buen héroe, y va en busca de Caitlin. ¡Bien!, me dije. Pero claro, ahora había otro problema. Ambos están enamorados pero ¿qué pasa con la confianza? No me gusta que en este tipo de novelas uno de los protagonistas le ponga la osamenta al otro y en eso estaba de acuerdo con Cailtin, Randall tenía que pagar su falta, pero pagarla bien.

No quiero contar más que luego se sabe todo y a mí me fastidia que me revienten el final de los libros y de las películas. Lo mejor es leer la novela, para mí tiene un romance precioso que te mantiene pegada al libro. Me he ilusionado, he reído y llorado con esta novela y, sobre todo, he soñado. Los paisajes, el misterio, el tesoro, todo ha ayudado a ello.

Kat Martin ha vuelto a darme un regalo de esos con los que pierdo la noción del tiempo y se lo agradezco.

Comentarios (1)

  • crishi

    28 Agosto 2012 a las 12:46 |
    Me encantó, es una historia intensa, bastante dura, pero a la vez llena de sentimientos. El estilo narrativo de Kat Martin me gusta y con esta novela ha conseguido atraparme.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.