Kat Martin - Caminos del corazón

Valoración:

Crítica realizada por paciencia68

Vermillion Lee Durant, una joven bien versada en el arte de la seducción, está dispuesta a permanecer leal al destino para el que ha nacido. Pero, para el capitán Caleb Tanner, que anda a la caza de un espía que ha estado filtrando información, puede que ella sea algo más que la joven coqueta que aparenta.

Con este argumento Kat Martin nos presenta una historia que ha conseguido engancharme cuando no lo esperaba, que me ha gustado y entretenido cuando pensaba que ya no podía pasarme, quizás lo que ocurre es que ni había leído una crítica, ni había visto comentarios y entré al libro sin una idea previa, de forma que es muchísimo más fácil encontrar algo que puede gustarte o no, porque no estás predispuesta a nada.

Vermillion es huérfana y lleva viviendo con su tía desde muy pequeña, le debe todo lo que es. Es por esta razón, que cuando su tía la prepara también para buscarse un “protector” que la mantenga, Vermillion a la que no le gusta esa vida, decide aceptar, es para lo que ha sido preparada y no “puede” ni quiere cambiar de opinión, su tía para ella es tan importante que no podría defraudarla.

Y por otra parte tenemos a Caleb Tanner, un oficial que se encuentra ante una misión importante, y que se hace pasar por caballerizo en la cuadra donde nuestra protagonista tiene sus caballos, con el fin de encontrar al espía que pasa información a los franceses. Y para él, en principio todos son posibles culpables, y cualquiera de las personas a las que vigila puede ser el traidor/a.

Desde el momento que ambos se encuentran, es evidente que la atracción entre ellos es mutua, y aun cuando ambos tienen razones para evitarse, se les hace muy difícil. Caleb no pensaba que una mujer de su “clase”, que en poco tiempo buscará un amante, y que es sobrina de una de las mujeres más libertinas, pueda ser a la vez: cariñosa, tierna, protectora, entregada a sus amigos y con una sencillez que consigue desarmarle, aunque él se resiste todo lo que puede.

Por su parte Lee, como le gusta que la llamen sus amigos, se siente atraída por ese caballerizo, que presenta unos modales demasiado “refinados”, y que la hace preguntarse muchas cosas sobre él. No consigue entender, como es capaz de despertar en ella sensaciones que ninguno de sus “posibles protectores” ha conseguido. Y poco a poco, el tiempo que se ha dado para elegir a su protector, que coincidirá con la fecha de su cumpleaños, comienza a jugar en su contra, porque los sentimientos que van surgiendo por Caleb son demasiado fuertes para ignorarlos.

Me ha gustado que Caleb, a pesar de saber el destino que espera a Lee, consigue tratarla con respeto, y eso que no tienen la misma forma de ver las cosas. Quizás lo que le dicta su corazón es más importante que lo que determina su cabeza.

Nuestros protagonistas van a tener que luchar juntos contra muchas cosas: la desconfianza, la situación personal de cada uno de ellos, los comentarios que surgen sobre Vermillion, las sorpresas que les depara el destino. ¿Serán capaces de tomar la decisión correcta?

Lo peor del libro, que hay situaciones que son difíciles de creer, por la sociedad de la época dudo que pudiesen aceptarse determinadas cosas, también la resolución del encuentro del traidor/a, va demasiado rápido. Pero tiene a favor, la historia, la química entre los protagonistas y también un secundario muy destacable, el hermano de Caleb, que a mi me ha encantado.

Ya digo, un libro interesante y entretenido, quizás no sea lo mejor de Kat Martin, pero a mí me ha recordado alguna de sus mejores historias.


Crítica realizada por Katon

 

Vermillion está a punto de cumplir dieciocho años, en su fiesta de cumpleaños deberá elegir a su "protector". Vermillion ha sido criada por su tía desde que su madre falleció cuando ella tenía cuatro años. Toda su vida ha sabido que su final en la vida era convertirse en la siguiente generación de las cortesanas más famosas de Inglaterra. Vermillion, o Lee, como la llaman sus amigos, aspira a otra cosa. Ella sería feliz viviendo en una pequeña casita y cuidando de sus caballos de carreras, pero se lo debe todo a su tía y está dispuesta a sacrificar sus sueños y seguir los pasos de Gabrielle.

Caleb Tanner, oficial de caballería debe infiltrarse en la casa de las Durant para descubrir al traidor que le está pasando información estratégica a las tropas Napoleónicas. Caleb desconfía de todo el mundo, pero las constantes visitas de Lee a las cuadras, además de la química entre ambos provocan más de una situación que les hará a los dos replantearse muchas cosas. Caleb no quiere creer que Lee esté implicada en la traición, pero las visitas constantes de la casa, los tres pretendientes de la joven y el resto de hombres influyentes que asisten a sus fiestas hacen su misión casi imposible.

Caleb no se comporta como otro caballerizo, sus modales son demasiado refinados y este dato no pasa desapercibido para Lee. Además, Caleb la trata como a cualquier otra joven, no como a la futura cortesana que todos piensan. Es uno de los detalles que más me han gustado de la novela. Ambos se tratan como si fueran dos personas sin pasado, sin pretensiones y sin prejuicios. Él ve a la joven que es dulce, inocente y risueña y ella ve a un joven que tiene un pasado doloroso y que despierta una pasión que no había conocido antes. Ambos son capaces de no creer las habladurías, los comentarios maliciosos o las situaciones que podrían interpretarse de forma errónea.

Me encanta Kat Martin, es una de mis autoras favoritas. Todos sus libros me han gustado, algunos más y otros menos, claro está, pero con todos he disfrutado. Caminos al corazón nos cuenta una bonita historia de amor aderezada con una trama de espionaje muy interesante y bien llevada. Creo que se resuelve un poco rápido al final pero en general es una novela muy entretenida, con unas situaciones algo peculiares, unos personajes muy bien construidos y con la que pasar un rato estupendo.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |