Kasey Michaels - Cómo cautivar a una doncella

Valoración:

Crítica realizada por LadyZarek

Después de que su amado muriera en la guerra, lady Lydia Daughtry pensó que no volvería a enamorarse, hasta que un guapísimo duque despertó una parte de su alma cuya existencia desconocía. Sin embargo, ¿cómo era posible que sintiera aquello por Tanner Blake, que era un recordatorio constante de todo lo que había perdido?
Tanner Blake, duque de Malvern, le había prometido a su amigo moribundo que cuidaría de su amada Lyddie, así que, ¿cómo se atrevía a aspirar al amor de aquella joven bella y encantadora, y menos cuando estaba prácticamente comprometido con otra? Sólo se le ocurría una solución: encontrar inmediatamente un marido apropiado para Lydia. Pero entonces, cuando sus vidas se vieron inmersas en el misterio y el peligro, la promesa de Tanner a su amigo se volvió muy personal...y su deseo de pasar toda la vida con ella volvió a despertar.


"Cómo cautivar a una doncella" es la historia de Lydia Daughtry, la tercera hermana, y el duque de Malvern Tanner Blake.
Lydia se siente contenta y triste a la vez. Contenta, porque su hermana melliza, Nicole, se v a casar con el hombre al que ama; y triste, porque se queda sin su mejor amiga, la traviesa de las dos. Su hermano Rafe está casado y a punto de ser padre, y Lydia recuerda con tristeza la pérdida de su amado.

Tanner, amigo de los Daughtry, fue el que dio la mala noticia a Lydia, y en ese momento se enamoró de ella. Su buen amigo, el fallecido Fitz, le pidió que cuidara de Lydia, y Tanner así lo iba a hacer.

Tanner decide cuidar de Lydia, pero la muchacha se harta de que la traten con tanta delicadeza, y así se lo hace saber al propio Tanner. No quiere ser una carga, y él le asegura que no es así, que es su amigo de verdad.

Pero Tanner quiere algo más de Lydia, y habla con Rafe para pedirle permiso para llevársela a su casa en el campo. Rafe se lo concede. Todos parecen conspirar para unir a la pareja, eso cree Lydia. Además, a ellos se suman Justin, el mejor amigo de Tanner y un ex repudiado que ha vuelto a Inglaterra con el perdón real, y Jasmine, prima de Tanner, una muchacha egoísta y caprichosa.

Lydia Daughtry es una joven sensata y sencilla que sufre por la muerte de su amado. Es tranquila, y no busca aventuras. No es de las que se arriesgan por nada, y por amor menos aún. Pero está enamorada de Tanner, y no quiere que él la trate como un encargo. Quiere ser su amiga, si no más.

Tanner Blake es un hombre honorable y tranquilo, al igual que Lydia. Es un amigo leal y bondadoso, a la vez que bromista y sincero. Está enamorado de Lydia, pero piensa que ella todavía llora la muerte de su capitán. Quiere que ella le ame como él la ama a ella, y por eso permite que su amigo Justin se acerque a Lydia, para que ella escoja y no se quede con él sólo por falta de elección.

Mencionar las apariciones de Rafe y su esposa, de Justin, que tiene libro propio (me ha encantado este personaje), y de Jasmine, una charlatana egoísta y quejica que no cae bien, insoportable y falsa.

Es el primer libro que leo de esta autora, y me ha dejado un buen sabor de boca. Es muy sencillo, y directo. No tiene una trama maravillosa, pero es un buen Harlequín, y además, está bien desarrollado. Es tierno, porque los dos protagonistas mantienen una relación de amistad y de amor muy entrañable. Nada de pasión. Nada de fuegos artificiales ni discusiones. Todo es... suave.

Lo recomiendo para pasar una agradable tarde.

Nota: 4/5.

-----------------------

Crítica realizada por Katon

Reconozco que las novelas ambientadas tras la batalla de Waterloo tienen un encanto especial. Quizá es porque los personajes están marcados por la guerra y deben superar miedos o deficiencias físicas. En este caso nos encontramos con el duque de Malvern, Tanner Blake, que nada más volver a Inglaterra tuvo que ir a anunciar a la joven Lydia Daughtry que su prometido y amigo de Tanner, Fitz había muerto durante la batalla. Cuando todo el dolor de la joven estalló se encontró rodeada por unos brazos fuertes y un pecho duro que aceptaba sin inmutarse los golpes que el dolor le hacía dar.

Lydia es una joven tranquila y seria, que ha vivido toda su vida tras la impetuosidad de su melliza. Casi un año antes su vida cambió cuando su prometido murió en la guerra, el golpe fue muy duro, pero tenía a su hermana para superarlo. Ahora es Nicole quien la deja, parte hacia la casa del que será en breve su marido. Sin darse cuenta esperará con ganas las visitas casi diarias que hace el duque de Malvern. Desde que le dio la fatídica noticia se ha mostrado atento y amable, convirtiéndose en un buen amigo para la joven. Tanner es amigo desde hace años de Rafe, el hermano de Lydia, intuye lo que siente por su hermana y lo alienta, ya que su objetivo es ver a ambos felizmente casados.

Otro amigo de la infancia, Justin Wilde, llegará a Londres después de vivir durante exiliado algunos años en el continente, el príncipe regente le ha perdonado, pero el escándalo que lo persiguió aún sigue latente. Para completar el círculo, Jasmine, hija de un primo de Tanner, vive gracias a la generosidad del duque. Aunque el padre de la joven repite constantemente que ambos jóvenes están prometidos, Tanner no hace caso y muestra abiertamente su cortejo hacia Lydia. El robo de las joyas de la familia y un brutal asesinato hará que la pacífica vida de Tanner se tambalee y que peligre su futuro con Lydia.

La historia de amor entre Lydia y Tanner me ha gustado, aunque él me ha parecido demasiado dócil, hubiera preferido al protagonista con un poco más de carácter, y la relación de ellos la he visto muy precipitada. Aun así ha sido lo mejor de la historia. Lo que no me ha terminado de encajar es la desaparición de las joyas, el ladrón y los supuestos motivos, es tan irreal y al final no son más que conjeturas, creo que la autora tenía que haberlo desarrollado algo más. Eso me ha chafado un poco el final del libro. El personaje de Justin es un toque de humor y cinismo que ameniza la novela, me apetece leer la historia de este personaje, descubrir la extraña relación que tiene con el príncipe regente. El personaje de Jasmine es algo más complicado, no me ha terminado de gustar, porque no he visto coherencia en su personaje, los motivos para que sea como es y la razón de sus actos, este personaje necesitaba algo más de desarrollo.

A pesar de todo, la historia es sencilla pero he disfrutado de su lectura que ha sido ágil y amena. Una novela para pasar una tarde agradable si no se le exige demasiado a un libro. Valoración: Buena.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |