Karyn Monk - El prisionero

Valoración:

Crítica realizada por Rosita

ÉL ERA UN FUGITIVO DE LA JUSTICIA…
En el pasado fue un hombre poderoso. Ahora es sólo un asesino convicto. Haydon Kent, marqués de Redmond, sabe que no hay forma posible de librase de la soga del verdugo. Pero está equivocado y una misteriosa mujer aparece en su tenebrosa celda y al amparo de las sombras de la noche, consigue escapar. Sólo quiere probar su inocencia, pero ahora que conoce a esa mujer de turbadora belleza, también quiere probar a dejarse llevar por la pasión…

…HASTA QUE ELLA APRISIONÓ SU CORAZÓN
Genevieve MacPhail lleva muchos años dedicando toda su energía a proteger a aquellos niños desamparados a quien la sociedad condena. Ahora un infame asesino ha entrado en su casa y el mundo que ella ha creado está a punto de verse en peligro Sin embargo, Genevieve siente que el prisionero que ha rescatado no es el desalmado asesino que todos temen y está dispuesta a averiguar cuál es el secreto que esconde, aunque para ello tenga que poner en peligro su corazón.

Esta novela está ambientada en una pequeña ciudad de Escocia: Inveraray , en el año 1861, plena época Victoriana.

La joven Genevieve MacPhail cumple una vez más su misión de rescatar niños huérfanos de la cárcel, para llevarlos a vivir a su casa , pero esa noche no sólo se encuentra con un niño , sino también con un marqués acusado de asesinato y condenado a muerte, el es Haydon Kent marqués de Redmond.

Después de una hábil triquiñuela de su compañero de celda, el marqués malherido huye, y terminará en la casa de la joven, así logra salvarse de su destino trágico, pero pondrá en riesgo la libertad de Genevieve.

Así vivirán en constante peligro de ser descubiertos, pero también surgirá entre ellos un amor que desafía la muerte y la violencia.

La novela gira en torno de la lucha de la joven, una antigua aristócrata, que por hacerse cargo de su hermano hijo ilegitimo y sus pobres, ha sido desterrada de la alta sociedad.

La joven debe mantener a su excéntrica familia y proteger a Haydon, para esto pinta retratos, pero su situación se hace insostenible, cuando debe pagar una deuda cuantiosa con el banco y no tiene los recursos necesarios.

Cuando todo parece derrumbarse, Haydon la ayuda y logrará solucionar su problema.

Finalmente se descubrirá, quien quiere incriminar y lograr la muerte del marqués.

Una novela plena de sentimientos, una bonita historia de amor ,con momentos divertidos, como por ejemplo, cuando la familia de Genevieve logra liberar al marqués, con una hábil maniobra.

Aunque la autora también, nos muestra la sociedad inglesa de los excluidos, los pequeños que roban alimentos por necesidad o bien son obligados por sus padres a delinquir o mendigar.

Las injusticias de la ley ,con los menores y los desamparados, la crueldad del sistema carcelario y de los orfanatos.

La doble moral de la época, personificada en el jefe de la cárcel o en el conde que rompió el compromiso con Genevieve, por defender a los marginados.

Una buena novela, con personajes particulares, marginados y ex presidiarios, algunos de los cuales tendrán novelas propias, como Jack o Charlotte.

Para los que quieren leer una novela diferente, es recomendable.

---------------------

Crítica realizada por Mc2

Primera novela de la serie El diamante negro.

Genevieve MacPhail era una mujer singular. Pese a ser hija de un vizconde no había tenido una vida fácil. Con sólo dieciocho años tuvo que tomar la decisión de hacerse cargo de su hermanastro recién nacido. Sin dinero, en la única residencia recibida como herencia, tuvo que aprender lo que su vida entre algodones le impidió conocer antes. Ni tan siquiera su madrasta, o su antiguo prometido, tuvieron piedad con ella. Decidida a luchar de alguna manera contra el futuro incierto de los niños que mendigaban en las calles, o debían vender sus cuerpos por un mendrugo de pan, había decidió alojarles en su vivienda vendiendo sus escasas pertenencias y realizando pequeños trabajos de dibujo. Avisada de la llegada de un nuevo niño a la prisión de Inveraray se presentará allí con la firme resolución de darle una oportunidad. Allí conocerá a Haydon, el hombre con el que comparte celda el joven Jack. Un hecho inesperado y afortunado permitirá a Haydon escapar de la prisión. Enfermo, con graves heridas minando poco a poco sus fuerzas, sin dinero, y un andrajoso uniforme de presidiario, el marqués de Redmond decidirá la única solución posible. Seguir a Genevieve y esperar encontrar la oportunidad precisa para demostrar su inocencia.

Haydon Kent había llevado una vida disipada y lujuriosa, sobre todo a raíz de la muerte de su pequeña hija ilegítima. Los remordimientos le seguían persiguiendo pese al tiempo pasado. Por eso no se consideraba merecedor del cariño y la ayuda de una mujer como Genevieve, tan entregada al prójimo. Aún así quiere que ella crea en su inocencia.

Una visita inesperada a su domicilio llevará a la joven a presentar a Haydon como su esposo Maxwell Blake. Inmersa en importantes dificultades financieras que podrían poner en peligro la labor de Genevieve, ésta no había tenido en cuenta que sus pupilos podían intentar aportar su granito de arena. El desafortunado resultado llevará a uno de los pequeños a prisión. A partir de ese momento Haydon se encontrará en el dilema de intentar ayudar a esta singular familia de la que poco a poco se ha ido enamorando y descubrir al mismo tiempo quien le quiere muerto y porqué.

De esta novela puedo decir sin dudarlo que me ha encantado. No había leído nada con estos personajes tan singulares. Todas las personas acogidas por Genevieve procedían de la prisión en donde estaban encarcelados por delitos menores. He disfrutado con el cariño y las ocurrencias de los tres adultos de la casa: Oliver, Eunice y Doreen. Incluso con la inocencia y la imaginación de todos los niños: Annabelle, Grace, Charlotte, Jamie (hermanastro de la protagonista), Simon y Jack. Esto para mí lo hacía novedoso. Después de leerlo me decidí incluso a buscar algún libro más donde estos niños fueran los protagonistas. Así descubrí Mi ladrón favorito centrado en la “imperfecta” Charlotte, Susurros de pasión con Simon Kent o La rica heredera con Jack Kent. La historia es por lo tanto muy tierna y se aleja del estereotipo de las novelas habituales de la regencia. Genevieve es principalmente el “ángel” que necesita Haydon para perdonarse a sí mismo. En conclusión, una novela que merece la pena con amor, odio, celos, aventuras y un misterio por resolver.

La puntúo con un 5/5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |