Karen Robards - Pasión en la isla

Valoración:

Crítica realizada por Lady Alana

Lady Catherine Adley, joven y exquisitamente hermosa, había sido educada por las gobernantas más formales de Inglaterra y había asistido a las mejores escuelas, pero Jonathan Hale la trataba de manera grosera y vulgar. El lujurioso pirata había atacado el barco que levaba a Catherine desde Portugal rumbo a Inglaterra y le había perdonado la vida a cambio de una noche salvaje y desatada pasión.

Arrastrada a Las Palmas, una apartada isla habitada por piratas, ella sólo anhelaba la oportunidad de cortarle el cuello a Jonathan. Pero el deseo de él no tenía límites y my pronto la carne de Catherine clamaba por su experto contacto. Cuando los ingleses la rescataron y tomaron prisionero a Hale, la joven se encontró implorando por la vida del hombre al que había prometido matar.


El libro comienza contándonos la niñez y juventud de Lady Catherine Adley, embajador de la reina de Inglaterra en Portugal, que ha sido criada entre algodones y que es una jovencita coqueta y caprichosa.

Su padre decide enviarla tumbo a Inglaterra y embarcarla en el Anna Greer  junto con su dama de compañía. Durante la travesía se ven asaltados por un barco pirata, el Margarita, cuyo capitán es ni más ni menos Jonathan Hale. En su primer encuentro, él la salva de ser violada por otros marineros del Margarita y la hace prisionera, cosa que no es su costumbre, junto con otros viajeros.

A partir de ese momento, el Margarita, pone rumbo a  la costa gaditana, y durante la travesía es donde despierta la pasión entre ambos protagonistas. En Cádiz cuando realmente Catherine consigue escapar de él, aunque sea Jonathan quién le rescate de nuevo de un destino peor que la muerte, y sufriendo graves herida que le hacen estar gravemente herido y enfermo. Durante el tiempo que Jonathan, Jon para los amigos, está enfermo, Cathy se dedica a cuidarle con todo su amor y su cariño hasta que llegan a la isla paradisiaca de Las Palmas dónde sin duda dan rienda suelta a su pasión y a su amor contenido viviendo el mejor momento de sus vidas.

Desgraciadamente, los ingleses no han dejado de buscar a Cathy, y llegan por sorpresa a la isla haciendo prisionero al capitán Jonathan Hale. En su re-encuentro con su padre, y ya sabiendo lo que se aloja en su vientre, Cathy consigue convencerle de que lo mejor es que se case con Jon para evitar las habladurías y porque le ama. Finalmente su padre accede pero en realidad tiene en mente otro plan para Jon.

Tras la boda, convencen a Cathy de que Jon se ha escapado y la ha abandonado y como viuda se aloja en la casa de su tía en Londres, donde tiene que convivir tanto con ella como con su odiado primo, Lord Stanhope. Cathy pasa casi todo su embarazo en esa casa ajena a la situación de Jon, prisionero en la cárcel de Newgate, siendo golpeado y vejado de manera repetida.

Finalmente, Jon escapa de su destino y secuestra a Cathy con la intención de vengarse de ella por lo que él considera que ha sido culpa de Cathy y para cuidar del hijo que viene en camino. El destino del Margarita esta vez será Charlestton, dónde Jon creció y dónde finalmente, tras algunos dimes y diretes, deciden construir su propia vida.

Definiría esta novela como “pasional” desde la primera hasta la última página. Karen Robards nos presenta una novela de piratas, que, junto con los personales protagonistas, nos hace recorrer todo el Océano Atlántico de una punta a otra haciendo varias escalas como Cádiz etc, mostrándonos no solo las costumbres de la época sino también las costumbres de los piratas.

Tanto Jon como Cathy tienen mucho carácter, mucho orgullo y muchos miedos que ninguno de ellos se atreve a enfrentar. Todo lo que hacen y lo que dicen está lleno de sentimientos como el amor, la venganza, la lujuria etc. y esto hace que en algunos momentos el libro contenga escenas duras pero que en mi opinión son totalmente realistas situándonos en la época histórica en la que está narrada la novela.

Catherine va evolucionando a lo largo del libro pasando de ser la señorita remilgada a una mujer fuerte y enamorada que sabe lo que quiere y lucha por ello. Por otro lado, Jon, consigue finalmente darse cuenta de sus sentimientos que tanto temía sacar a flote.

Punto débil: Cierta escena al final que quizás esté algo fuera de lugar..

Curiosidad: Los piratas llevaban la comida justa para sus tripulantes y el tiempo que iban a pasar en alta mar.



 Crítica realizada por Elsa

Este es uno de los libros que tenía pendiente de esta autora junto con la continuación, le tenía cierta prevención por las críticas.

El libro es de 1981, cuando no había que ser tan políticamente correctos, y partiendo de ahí, tengo que decir que me ha gustado, es cierto que hay dudas sobre si el pirata la viola o no, según él no, pero también es verdad que no es normal que una chica virginal con el primer beso, conseguido en esas circunstancias sienta lo que siente Cathy.

A partir de ahí me parece una buena novela de aventuras, con unos protagonistas muy distintos, pero orgullosos y tercos como mulas.

Creo que ha descrito muy bien la vida de los piratas, cómo la pareja se va enamorando poco a poco con muchas dudas por parte de ambos y esas peleas en la que estallan por celos, pasión contenida e interferencias de los demás.

Creo que la actitud de Jon es arrogante y machista, pero ¿qué se puede esperar de un hombre del siglo XIX? Describirlo de otra manera sería faltar al rigor histórico, como hace la autora al describir Las Palmas como una isla tropical llena de papagayos e isleños oscuros, creo que los canarios no se sentirán bien al leerlo, así como los gaditanos al ver a su ciudad convertido en un antro de maleantes, pero esto es casi normal en las autoras americanas.

Por lo demás me ha parecido que la novela entretiene y que si al principio Cathy es una niña mimada y malcriada, poco a poco la autora ha sabido dotarla de madurez, me ha recordado un poco a Scarlet O'Hara, incluso la escena del carruaje tiene un puntito con aquella en que Reth Sube a Scarlet en brazos por las escaleras ¡Y nadie se rasgó las vestiduras por esos! Era otra época.

Resumiendo que encuentro las novelas de antes mucho más intensas.

Eso sí me ha desagradado el lenguaje de Jon a veces en sus insultos a Cathy, pero creo que le traducción tiene algo que ver.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |