Karen Robards - El ojo del tigre

Valoración:

Crítica realizada por Mariam


La vida de Lady Isabella Saint John sufre un vuelco repentino, la noche en que el carruaje en que viajaba es asaltado por un grupo de bandidos. Después de ser robada, amordazada y finalmente secuestrada, es conducida a un casucha en medio de un bosque, en la que la mantienen cautiva durante días. La fuerte sospecha de que va a ser asesinada, la conduce a perpetrar una alocada huida , la cual la arroja directamente … a los brazos de “El Tigre”, Alec Tyron.

Alec Tyron ha salido directamente de las alcantarillas. Se codea con la gente de peor calaña: timadores, ladrones, asesinos, prostitutas… Ése es el entorno en el que se mueve, y además como pez en el agua. Entre ellos ha vivido durante toda su vida, e incluso… es su rey. El Tigre -como se le conoce- es el rey de los bajos fondos londinenses.
Su aspecto físico, de cabellos dorados y ojos del mismo tono, es el que le ha valido ese sobrenombre. Aunque todo él evoca a la bestia, por su ingenio, elegantes movimientos e instinto.

Isabella pasa de ser la rehén de unos zafios ladrones y asesinos a ser la de El Tigre. Tan sólo sabe que su vida corre un serio peligro: alguien contrató a unos sujetos para acabar con ella. La incógnita es descubrir quién.

Alec Tyron, como líder de los suburbios de Londres, los que regenta y controla con nervios de acero, sabía de antemano que alguien ha sido contratado para asesinar a una aristócrata. Su sorpresa es descubrir que ésta es la flacucha y pecosa Isabella, cuya belleza atípica cala profundamente en su rudo corazón.
El encuentro entre ambos sólo conduce a un inevitable desenlace: estalla una atracción poderosa entre ambos. Dos seres opuestos, que pertenecen a mundos diferentes. Ella es la hija de un duque, casada además con un conde, mientras que él … no es nadie. Tan sólo el hombre que lidera los más bajos fondos. ¿Qué clase de relación pueden entablar dos personas así?

Pese a la infinidad de obstáculos que se oponen entre ellos, ambos establecen una relación, totalmente clandestina, claro está. Isabella fue casada por interés con un frío y despiadado hombre que sólo vio y ve en ella una dote que rellenar sus empobrecidas arcas. Hija de un duque, que no siente por ella el menor cariño, nunca ha conocido de sentimientos cálidos … hasta que irrumpe en su vida Alec. Desde luego los incendiarios efectos que tiene sobre ella, son cuanto menos, cálidos.

Alec, un hombre criado en las calles, acostumbrado a robar, mentir y matar con sus propias manos, jamás pensó en atraer ni verse arrollado en una relación con una altiva aristócrata. Bella, fríamente distante, altiva…pero sólo él es capaz de hacer arder. Una que tampoco a él deja indiferente, al verse empujado a una necesidad constante por proteger, seducir y amar a esa mujer.

No obstante, mientras se fragua esta ardiente relación, persiste el intento de asesinato que pesa sobre Isabella. Alguien desea su muerte, alguien dispuesto a pagar mucho por ello. De modo que las vidas de ambos, Isabella y Alec, se dirigen a un oscuro torbellino de secretos y traiciones.

A medio camino entre los oscuros y húmedos callejones marginales de Londres, y el encumbrado y elegante entorno aristócrata, tiene lugar El ojo del tigre, una novela inolvidable.

Con ocasión de la reedición de El ojo del tigre, no he podido evitar volver a leer esta novela. Se trata de un libro que si bien me encantó la primera vez que lo leí, ahora me ha hecho despertar nuevamente todas las emociones que sentí entonces.
Con unos personajes cautivadores, muy profundamente perfilados y con una trama intensa y apasionante, te envuelve en una historia de amor increíble y atemporal. Sí, atemporal porque por mucho que pase el tiempo y surjan nuevas autoras, en este libro Karen Robards crea una novela que perdura en la mente de aquellas lectoras a las que, como a mí, impresionó.

No se puede negar que el mayor aliciente para leer este libro es Alec Tyron, “El Tigre”. Un protagonista carismático, irreverente y peligrosamente atractivo, como pocos. No creo pueda dejar indiferente. Pero la trama de El ojo del Tigre es apasionante de principio a fin. Repleta de escenas inolvidables e imborrables como el final -entre otras- con escenas eróticas memorables, diálogos impactantes, es una historia que siempre contará entre mis preferidas.
Desde luego recomiendo este libro a toda aquella que no lo haya leído antes. Es una auténtica joya.

-----------------------------------------

Crítica realizada por Soraya

Es un libro estupendo, no tanto ya por la historia sino por los personajes. Él es el rey de los rateros, el que manda en lo más bajo de Londres, un hombre que es temido, respetado, admirado, odiado, perseguido, pero nunca pasado por alto. Ella es una mujer casada a la que han secuestrado y que parece que quieren ver muerta, así se cruzan los caminos de ambos, y aunque admito que pensé en un principio que ella no era mujer para él, ahora que he terminado el libro no podría encontrar otra mejor, y mira que son opuestos. Él es la noche, lo oscuro de la vida, es más todo lo que tiene (y tiene mucho) lo ha conseguido por si mismo y no de una forma honorable. Ella por su parte es inocente aunque esté casada, está indefensa, y no puede volver a su mundo, ni parece haber un lugar en el mundo de él para quedarse.

Es una historia compleja, porque además está el fuerte sentimiento que empieza a sentir ella por él, y la duda de hasta cuando le durará el caprichito de tenerla, al tigre. LA confianza del uno en el otro se va forjando durante el libro, al igual que el amor, porque la pasión salta casi al principio (aunque él diga que no quiere nada con ella).

Lo que más me ha gustado evidentemente han sido los protas, ambos con unas personalidad bien definidas y que si bien mejoran como persona, no cambian. Ella tiene claro sus principios y sabe que no puede encajar en el mundo de él, un hombre que se pasa muchos tiempo a medio vestir.  Él por su parte no es ningun Lord, por mucho que tenga una gran mansión, él sabe que no será más que un simple hombre, que no podrá darle a ella ningún título, pero es que él no quiere dejr de ser el tigre, el acepta su vida, le ha costado mucho conseguirla y nadie le ha dado nunca nada, todo lo que tiene lo ha conseguido a base de robar, pelear, matar ... nada honorable, pero sin embargo él es leal, y es bueno (a su manera). Me ha encantado la personalidad de él, parece que lo conoces cuadno terminas el libro, realmente entiendes porqué es así, más que nada porque la autora narra ambos sentimientos y pensamientos en muchas ocasiones, y llegas a quererlos a ambos, y a comprenderlos.

Otra cosa a destacar es que el es un golfo de principio a fin, no va a cambiar, la ama porque se enamora de verdad y lo vemos realmente enamorado pero él es así y hará las cosas acordes a su forma de ser y de pensar, es decir, que no es poco creíble, la autora nos muestra a un prota que realmente es el mismo al principio y al final del libro, no ha sufrido un cambio radical. Si ella está con él, él es de ella.

Realmente un libro digno de ser recomendado, para mi ha sido un gran descubrimiento porque es lo primero que leo de Karen Robards, y me ha encantado, además por fin he tenido la oportunidad de leer algo que se sale de lo convencional, no es la regencia, sino la otra cara de Londres. Es una constante supervivencia, aquí no hay bailes en salones super decorados y lleno de ¡gente, aquí hay sitios oscuros y que huelen mal, y ella que no está acostumbrada a ese mundo tendrá que confiar en él (que es lo único sólido que tiene) y aprender a ser su compañera y no una carga que les pueda costar la vida, y la verdad es que la muchacha se pone a la altura de lo requerido. Además luego la historia da un giro y es él, el que tiene que aprender de ella, lo cual me encanta. En serio es un libro sin desperdicio, me ha mantenido pegada desde la primera página y ya lo tengo puesto en mi estanteria, un lugar de honor para un libro como él.

------------------------------

Crítica realizada por LADYWILD

¡Lo he releído!   

Pensé que tal vez ahora podía gustarme menos que la primera, pero todo lo contrario, he reparado en más detalles y creo que he entendido mejor a los personajes.

Alec es un libertino adorable, y no es alguien sin principios  y lo demuestra  repetidas veces, otra cosa es que determinados convencionalismos burgueses le parezcan bastante absurdos, que lo son, pero, aún así y por el bien de Isabella los respeta en determinados momentos.

Isabella me parece muy real, hay quien dice que es sosa, yo, particularmente no lo creo. Me encanta que reconozca abiertamente que está enamorada de él, hay protagonistas femeninas que se empeñan en negarlo una y otra vez, pero Isabella sencillamente se da cuenta  y llegado el momento lo dice y ya está. Igualmente me gusta su honestidad cuando él decide realzar su belleza y el peluquero la maquilla, algo que no estaba muy bien visto, y cuando ella, peinada, vestida y maquillada de forma diferente se ve en el espejo, en vez de escandalizarse  se admira de ver como realmente su belleza está ahí  aunque nadie más que el Tigre supo verla.

A mi también me fastidió bastante la escena de la bañera del final la primera vez que lo leí, pero ahora puedo entenderla porque me da la sensación de que el Tigre sigue enamorado de ella pero tiene que seguir viviendo y en ese momento "malvive" ahogando su pena en coñac y buscando "consuelo" físico, pero, como se suele decir "la procesión va por dentro", y su actitud, dada la vida que siempre ha llevado, me parece la más lógica.

Para mí es un libro fundamental en el curriculum romántico.

--------------------------------------

Crítica realizada por Katon

Lady Isabella St. Just es secuestrada cuando se dirigía a Londres, la excitación de visitar la ciudad por primera vez pronto se olvida cuando se encuentra atada y amordazada por un grupo de rufianes. Los días pasan e Isabella cada vez está más nerviosa, es consciente que su marido, el conde de Blakely que se casó con ella por la dote, no va a pagar. Solo le queda su padre, un duque frío y que nunca ha mostrado interés en su hija pero que seguramente pagará el rescate para evitar un escándalo. Tras casi quince días de cautiverio Isabella ve por error la cara a uno de los secuestradores, ante la actitud de él comprende que da igual, su destino ya está fijado. Lo que no sabía Isabella es que en cuanto pudo escapar de estos secuestradores y huía hacia el bosque se dirigía hacia los brazos de otros hombres aún más peligrosos, hasta que una bala perdida la deja inconsciente.

Alec Tyron es más conocido como El Tigre, su pelo rubio, sus ojos de reflejos dorados y su andar felino y silencios ayuda a crecer su fama. Alec se ha criado en las calles, desde muy pequeño tuvo que luchar para conseguir unas migas de pan, pero Alec poseía algo más que el resto de pilluelos que poblaban los barrios deprimidos de Londres, inteligencia. Acompañado siempre por su amigo Paddy se hace respetar cueste lo que cueste. Es informado de todo robo, secuestro, extorsión y asesinato que se produce en Londres, por eso no duda en acudir a esa remota casa para impartir disciplina a un grupo que había secuestrado y quería matar a una joven aristócrata sin su consentimiento.

En la reyerta Alec es herido por uno de sus propios hombres y Paddy lo lleva al único lugar seguro para ambos, El Carrusel dorado, uno de los burdeles más famosos de Londres. Allí, ocultos en dos dependencias de la misma habitación, se recuperarán Alec e Isabella. El Tigre en un principio sentirá curiosidad por la joven condesa, no cree que pueda ser tan inocente como parece, esa curiosidad se convertirá en atracción. Finalmente Alec le propondrá un trato a Isabella, él averiguará quién pagó por su secuestro y asesinato y a cambio Isabella dejará que Alec la convierta en una belleza, solo necesita unos cuantos bonitos vestidos y cambiar su anticuado y sobrio peinado. Los días que pasen en la mansión que posee Alec en el campo serán un inolvidable paréntesis en sus vidas, Isabella es consciente que tarde o temprano tendrá que volver con su marido el conde. Pero la traición y posterior separación llegará de la mano de la persona más insospechada.

La tensión entre la pareja es palpable desde el principio, pero ambos saben que su aventura no durará mucho, Isabella debe volver con su esposo pero Alec es reacio a dejarla marchar hasta que descubra quién atentó contra la vida de la joven. Tras ser traicionados Isabella se verá de nuevo en medio de un matrimonio por conveniencia y donde su propio padre la repudia por haberse abandonado en los brazos de un don nadie. Por el contrario Alec no dejará sola a Isabella, aunque ella no lo sepa.

El personaje de Alec es de los que se hacen querer, duro, frío, cínico, pero también preocupado por la gente a la que quiere y pasional, no puede evitar fijarse en esa tímida y apocada condesita. Lady Isabella ha vivido siempre muy protegida, nunca había visitado Londres hasta ese momento y los peligros y maldades que inundan la ciudad son algo lejanos y casi irreales. Con dos tramas de intriga paralelas, aunque una es bastante evidente, la autora nos muestra lo mejor y lo peor de la sociedad del momento, donde los crímenes cohabitan con los bailes y fiestas. Creo que hubiera esperado a un Alec Taylor algo cruel, más que nada porque la reputación del rey de los bajos fondos no se consigue solo anticipándose al resto de truhanes, de todas formas es un personaje con fuerza y en mi opinión de lo mejor de la novela. Isabella al principio de la novela aparece como un personaje fuerte y decidido, gracias a ese carácter consigue escapar de sus secuestradores, pero luego, en algunos momentos durante su estancia con Alec me pareció más un personaje demasiado dócil y casi sin voz, aunque reconozco que fueron pocas veces. Mejora bastante de la mitad hacia el final del libro, es como si hubiera madurado de repente. Ahora es una mujer adulta y sabe lo que quiere. Alec e Isabella son dos polos opuestos destinados a estar juntos.

Confieso que este libro me ha mantenido pegada a sus páginas desde el principio, mezcla aventuras, intriga, pasión y humor. Con una trama general muy bien hilvanada y con unos personajes carismáticos he pasado muy buen rato con su lectura.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |